Bizcocho de manzana y canela

La manzana es rica en vitaminas y minerales y es ideal para postres. Con ella pueden prepararse desde compotas y macedonias hasta diversas tartas, pasteles y bizcochos.

La manzana es una fruta comestible que presenta distintas variedades y que tiene usos medicinales, además de utilizarse para comer de postre o para hacer sidra. La manzana es rica en carbohidratos, proteínas, agua y contiene vitaminas y minerales como la Riboflavina (B2), la Tiamina (B1), la vitamina B6, el Ácido Fólico, Vitamina C, Vitamina E, Hierro, Magnesio y potasio, entre otros componentes. Esta fruta es ideal para postres, aparte de consumirse cruda, pueden realizarse con ella diversas tartas, pasteles y bizcochos. Aquí te enseñamos a preparar un bizcocho de manzana y canela.

Opción 1: bizcocho de manzana y canela

Ingredientes:

  • 2 huevos
  • ¼ kg de azúcar
  • 50 g aceite
  • 145 ml leche
  • 175 g harina
  • ½ cucharadita levadura
  • 2 cucharaditas pequeñas de azúcar vainillada
  • 2 manzanas Golden grandes
  • Canela en polvo

Preparación:

  • Engrasar un molde de bizcocho para horno con mantequilla y espolvorear con harina.
  • Precalentar el horno a 185ºC.
  • Batir en un bol el aceite, los huevos, el azúcar, la vainilla y la canela hasta obtener una masa cremosa.
  • Añadir la levadura y la harina y seguir batiendo.
  • Echar la masa en el molde.
  • Pelar y cortar las manzanas en trocitos de media luna y colocarlas encima de la masa cubriéndola por completo.
  • Espolvorear azúcar vainillada y canela por encima.
  • Hornear durante tres cuartos de hora aproximadamente o hasta que al pinchar un palillo este salga limpio.

Opción 2: bizcocho de manzana

bizcocho manzana canela

Ingredientes:

  • 1 yogur natural
  • 350 g de harina de repostería
  • 4 huevos grandes
  • 125 g de mantequilla
  • 1 cucharada de azúcar vainillada
  • 3 manzanas Golden grandes
  • 275 g de azúcar blanco
  • 1 sobre levadura
  • 1 cucharada grande de canela molida
  • 1 pizca de sal

Procedimiento:

  • Precalentar el horno a 185-190ºC.
  • Batir en un recipiente los huevos junto con el azúcar de forma continuada.
  • Sin dejar de batir, añadir el yogur y seguir mezclando.
  • Poner a la mezcla la harina y la levadura. Batir muy bien para que quede todo  homogéneo.
  • Agregar la mantequilla ablandada y la pizca de sal. La masa debe quedar uniforme y sin grumos.
  • Pelar las manzanas y quitarles el corazón.
  • Rallar una de las manzanas y mezclarla con la masa.
  • Cortar las otras dos manzanas en gajos muy finitos. Como esta fruta tarda muy poco en estropearse, es mejor hacer este paso en el último minuto.
  • Engrasar el molde con mantequilla y espolvorearlo con harina.
  • Llenar el molde con la masa y cubrirlo con los gajos de manzana.
  • Repartir por encima la canela y el azúcar vainillada.
  • Hornear el bizcocho durante una media hora o hasta que al pinchar un palillo este salga limpio.
  • Dejar enfriar el bizcocho antes de desmoldarlo para que no se desmorone.

Opción 3: bizcocho de manzana y nuez al aroma de canela

canela ion-bogdan dumitrescu

Ingredientes:

  • 2 manzanas pequeñas
  • 100 g azúcar
  • 2 huevos grandes
  • 125 g de mantequilla a temperatura ambiente
  • 100 g de harina de repostería
  • 1 cucharadita de canela en polvo
  • 2 cucharaditas de levadura química
  • 1 puñado de nueces troceadas

Procedimiento:

  • Precalentar el horno a 180ºC.
  • Pelar y cortar las manzanas en dados medianos y reservar (si se les echa un chorrito de limón, no se ponen negras tan rápido).
  • Mezclar la harina con la canela, la levadura y la sal.
  • En un bol aparte, batir el azúcar con los huevos hasta que la mezcla blanquee.
  • Añadir la mantequilla y volver a mezclar hasta que quede una masa homogénea.
  • Agregar la mezcla de harina y remover muy bien para que no queden grumos.
  • Cuando esté todo integrado, añadir los dados de manzana, las nueces y mezclar de nuevo con la espátula.
  • Verter la masa en un molde previamente engrasado con mantequilla y hornear durante 30 minutos aproximadamente o hasta que al pinchar un palillo este salga limpio.
  • Dejar templar el bizcocho antes de desmoldarlo para que no se desmorone.
Categorías: Recetas Etiquetas:
Te puede gustar