Receta de bizcocho de miel y especias

En caso de que haya niños entre los comensales deberemos evitar la receta con Glühwein, ya que tiene alcohol. No obstante, el bizcocho de miel y especias se puede comer también solo.

Te presentamos una deliciosa receta de bizcocho de miel y especias, un postre con una apariencia dorada y suave que puede disfrutarse en cualquier momento. Bien sea a la hora del té o en una ocasión especial, como la navidad, lo cierto es que este rico bizcocho queda muy bien, puesto que no necesita una decoración muy elaborada. Evidentemente, en la sencillez está su magia.

A pesar de que se puede reducir el uso de ingredientes de origen animal en esta receta, resulta necesario conservar la miel, ya que se trata del ingrediente principal. La gran ventaja de utilizar, por ejemplo, bebida vegetal en lugar de leche es que el bizcocho nos quedará mucho más ligero y el sabor de la miel será mucho más notable.

En lo que respecta a las especias, la variedad que utilizaremos es muy aromática. Cabe destacar que hay quien añade un poco más de jengibre para reforzar el toque picante en el bizcocho de miel y especias, pero esto ya dependerá de nuestro gusto. Recordemos que no es necesario ser demasiado tímidos a la hora de experimentar con las especias y los postres, porque el resultado puede ser verdaderamente exquisito.

Bizcocho de miel y especias

Ingredientes

  • 1 naranja
  • 1 taza de miel (335 g)
  • ½ cucharadita de sal (2,5 g)
  • 1 pizca de nuez moscada molida
  • 1 cucharadita de clavo molido (5 g)
  • 4 tazas de harina de repostería (unos 500 g)
  • 4 cucharaditas de canela molida (20 g)
  • 1 cucharadita de jengibre molido (5 g)
  • 2 cucharadas de bicarbonato de sodio (18 g)
  • 1 ½ vaso de bebida vegetal o leche desnatada (300 ml)
  • ½ cucharadita de anís molido o semillas de anís (2, 5 g)
  • Opcional: zumo de naranja natural, uvas pasas, frutos secos (enteros o pulverizados)
  • Aceite vegetal (cantidad necesaria)

Descubre: Las 8 mejores especias medicinales

Preparación

  1. Precalentamos el horno a 180ºC.
  2. Rallamos la naranja y reservamos.
  3. Colocamos todos los ingredientes secos en un bol (a excepción de la ralladura de naranja) y removemos con una cuchara varias veces para que se integren.
  4. Formamos un hueco en el centro del bol para verter allí los ingredientes líquidos; es decir, la leche y la miel.
  5. Agregamos la ralladura de naranja y procedemos a mezclar todos los ingredientes con ayuda de una batidora de mano. La finalidad es conseguir una masa homogénea, sin grumos.
  6. Dejamos reposar la masa durante 15 minutos a temperatura ambiente. De esta manera se asentarán los ingredientes y la masa comenzará a tener un aroma intenso y agradable.
  7. Engrasamos ligeramente un molde refractario con un poco de aceite vegetal y procedemos a verter la masa allí. Con ayuda de una cuchara o espátula, alisamos la superficie para distribuir bien la masa.
  8. Llevamos al horno durante 30 minutos, aproximadamente. Una vez que la superficie esté bien dorada, pinchamos con un palillo para comprobar si la masa ya está lista o si aún le falta tiempo. En caso de que aún no esté lista, la llevamos al horno otros 10 minutos o bien, hasta que el palillo salga completamente limpio.
  9. Una vez listo el bizcocho, lo dejamos enfriar a temperatura ambiente con un paño de tela seco y limpio por encima. Cuando esté tibio, procedemos a desmoldar con cuidado y dejamos enfriar otros 10 minutos.
  10. Antes de servir, podemos rociarle un poco de zumo de naranja natural por encima a nuestro bizcocho de miel y especias, o bien, podemos añadirle algunas rodajas de naranja.

Una receta alemana muy especial

El bizcocho de miel y especias tiene una variante muy especial en la época navideña. Y aunque se trata de una receta alemana, también se disfruta en otros países como Francia y Bélgica. Se prepara con Glühwein, que en español se traduce como “vino caliente” y contiene una serie de especias y un toque dulce.

Ingredientes para el Glühwein

  • 2 hojas de laurel
  • 5 clavos de olor
  • 2 ramas de canela
  • 1 limón (solo la piel)
  • 1 naranja (solo la piel)
  • 5 cucharadas de azúcar (75 g)
  • ½cucharadita de jengibre (2,5 g)
  • 3 tazas de vino tinto (750 ml)

Te interesa leer: 9 cosas que sucederán cuando empieces a comer miel a diario

Preparación

  1. En una olla a fuego bajo, ponemos el vino a calentar a fuego bajo. No hay que dejar que el vino alcance el punto de ebullición.
  2. Añadimos las especias y removemos todo con una cuchara.
  3. Agregamos el azúcar y removemos, poco a poco, hasta conseguir que se disuelva del todo.
  4. Colamos y reservamos en un recipiente.
  5. Prepararmos el bizcocho de miel y especias de la misma forma que en la receta anterior, solo que vamos a incorporar el Glühwein después del paso número cuatro.

El bizcocho de miel y especias es un postre que llama mucho la atención por su exquisito sabor a pesar de su apariencia sencilla. Por lo general, no se decora, aunque podemos hacerlo con una capa de chocolate oscuro (preferiblemente mayor al 70 %) o bien, un poco de azúcar glas, frutos secos o semillas. ¡Anímate a probarlo! ¡Te encantará!