Bizcocho de vainilla y yogur sin huevo

Mariela Ibarra Piedrahita · 18 enero, 2019
Si deseas comer un postre delicioso y sin mucha grasa, aquí te traemos un bizcocho de vainilla y yogur sin huevo. No te lo pierdas.

Muchas personas están interesadas en tratar de disminuir el contenido calórico, graso o de colesterol de las recetas. Desafortunadamente, los postres están llenos de estos. Por eso, podemos remplazar o eliminar algunos ingredientes para hacerlos más saludables y ligeros. Para la muestra te traemos este delicioso bizcocho de vainilla y yogur.

Lo llamativo de esta receta es que no lleva huevos. Además, la preparación es bastante fácil, sigue casi el mismo proceso de los bizcochos tradicionales.

Solo ten en cuenta que la unidad de medida que usaremos en esta receta es la del vaso del yogur que vas a utilizar, por lo demás no tiene mayores complicaciones.

Receta del bizcocho de vainilla y yogur

Harina de trigo para el bizcocho de vainilla y yogur sin huevo

Ingredientes

  • 1 cucharada de mantequilla (15 g)
  • 1 sobre de levadura (16 g)
  • Chocolate en trozos (cantidad deseada)
  • 1 yogur de vainilla

Con la medida del vaso de yogur:

  • 1 vaso de leche
  • 2 vasos de azúcar
  • 1 vaso de aceite de oliva
  • 4 vasos de harina

Preparación

Yogur para la receta de  bizcocho de vainilla y yogur

  • Primero, divide el chocolate en dos recipientes, uno lo usarás para decorar y el otro formará parte de la mezcla que irá en el bizcocho de vainilla y yogur sin huevos.
  • Vierte el yogur en un bol hondo y ve agregándole poco a poco la harina tamizada.
  • En otro recipiente, entibia la leche en el microondas durante unos 30 segundos. No es necesario que se caliente demasiado.
  • A continuación, disuelve el azúcar en la leche y después vierte al yogur.
  • Agrega también el aceite y la mantequilla. Revuelve todo generosamente hasta que tengas una mezcla de apariencia suave y homogénea, sin grumos.
  • Cuando tengas todo bien mezclado, procede a adicionar una parte del chocolate troceado, el que separaste para que formara parte del bizcocho. Mézclalo bien hasta que todo esté bien integrado.
  • Precalienta el horno a 150°C, procede a enmantecar y enharinar un molde para horno.
  • Una vez que hemos cubierto la parte interna del molde, vertemos la mezcla y lo llevamos al horno durante aproximadamente 40 minutos.
  • Mientras se va horneando nuestro bizcocho, podemos proceder a preparar el decorado del bizcocho de vainilla y yogur. Pon a calentar el chocolate al baño María hasta que se funda.
  • Cuando esté perfectamente fundido, estará listo. Te recomendamos hacer esto faltando unos minutos para que el bizcocho esté listo.

Consejos adicionales

Bizcocho de vainilla y yogur

  • Ten presente que la temperatura y el tiempo de horneado del bizcocho de vainilla y yogur dependen en gran parte del horno. Así que deberás estar muy atento para evitar incidentes.
  • Puedes agregar un poco de mantequilla al decorado mientras lo bates. Sin embargo, esto le proporcionará grasa, así que cuidado.
  • Una vez horneado, deja que se enfríe. Recuerda que no es prudente desmoldar cuando el bizcocho está todavía caliente.
  • Cuando tu bizcocho de vainilla y yogur esté a temperatura ambiente, retíralo del molde y procede a decorar. Hazlo cubriendo la superficie del bizcocho con el chocolate ayudándote de una cuchara o espátula.
  • Las propuestas sobre esta clase de postres son muy variadas, las puedes encontrar con sustitutos de leche, sin harina o sin azúcar.
  • También puedes obviar el chocolate y preparar un bizcocho completamente de vainilla.
  • Para esta receta, la mantequilla debe estar a temperatura ambiente.
  • Te recomendamos usar un yogur que tenga un sabor a vainilla fuerte, esto le dará además un aroma exquisito. En caso de que no encuentres el yogur apropiado, puedes usar azúcar de vainilla o algún extracto.
  • Una buena forma de saber que tu masa está perfectamente mezclada es que esta no se encuentra demasiado líquida. Además, al girarla con una cuchara, se enrolla en ella.

Para finalizar, mete tu postre a la nevera durante algunos minutos para que el chocolate se endurezca. Una vez has completado esto, tendrás listo un manjar que podrás disfrutar en cualquier momento del día.