Bizcocho de limón glaseado

Mariela Ibarra · 13 julio, 2015
Si observamos que la mezcla de ingredientes nos queda demasiado líquida podemos añadir un poco más de harina, siempre tamizada para evitar la formación de grumos

El bizcocho de limón glaseado es uno de los postres más populares que existen. Además de tener una textura suave y un olor penetrante, es muy fácil de preparar, además de ser muy apetecido.

La fuerza del sabor que tiene el limón contrastará muy bien con las nueces, que le darán a tu postre mucha textura. De modo que te invitamos a preparar esta receta.

Ingredientes

  • 2 huevos grandes
  • 90 ml zumo de limón
  • 100 g de azúcar para glasear
  • 100 g de nueces tostadas
  • 60 g de azúcar morena
  • 100 ml gramos de aceite de girasol
  • 25 g pequeña de bicarbonato
  • 50 g de mantequilla
  • 15 g de sal
  • 15 g de extracto de vainilla (opcional)
  • Ralladura de cáscara de limón
bizcocho de limon

Preparación

  • Comienza triturando las nueces en un bol y reserva para añadir después.
  • En un recipiente hondo revuelve los huevos hasta que se integren la clara y la yema.
  • Incorpora el azúcar a los huevos y con ayuda de la batidora, disuelve los cristales de azúcar.
  • En un bol aparte tamiza la harina y el bicarbonato.
  • Agrega los polvos a los huevos y continua batiendo hasta que no queden grumos.
  • Incorpora lentamente el zumo de limón sin dejar de batir.
  • Añade el aceite de girasol, la ralladura de limón y el extracto de vainilla en caso de que desees usarlo. Bate todo un buen rato, hasta que tengas una mezcla homogénea.
  • Puedes adicionar una cucharada de sal para destacar lo dulce del bizcocho.
  • Precalienta el horno a 170 grados.
  • Enmanteca y enharina un recipiente vertiendo posteriormente la mezcla en él.
  • Llévalo al horno y déjalo horneando durante unos 45 minutos.
  • Pasado este tiempo, retira del horno tu tarta y deja enfriar durante 15 ó 20 minutos, después dale la vuelta y deja que se enfríe completamente. Haciéndolo de esta manera evitarás que, una vez retires el molde, la tarta se deforme.
  • Cuando hayas desmoldado, espolvorea toda la superficie del bizcocho con azúcar glas y ralladura de limón, recuerda ser generoso para que quede bien cubierto.
  • Ten presente que debes esperar a que se enfríe por completo antes de servir.
  • Ahora ya puedes llevarlo a la mesa para acompañar una cena, servirlo como merienda acompañado de te o café o simplemente reservarlo en la nevera para ser consumido después.
Autor: Javier García
Autor: Javier García

Consejos adicionales

  • Los ingredientes sugeridos serán suficientes para hacer un postre para siete personas, usando normalmente un molde de 23 centímetros.
  • Recuerda que los huevos y la mantequilla deben estar a temperatura ambiente.
  • Ten presente que, cuando viertas la mezcla, no debe llegar hasta el tope del molde, solo debe cubrir la mitad, pues crecerá el doble.
  • Para asegurarte de que tu bizcocho está perfectamente horneado, no dudes en hacer la prueba del cuchillo. Introduce la punta de este en el bizcocho y si sale limpio significa que ya está listo.
  • Si lo prefieres puedes desmoldar pasados los quince minutos de haberse enfriado, pues acelera este proceso, aunque dependiendo del tamaño del bizcocho, corres el riesgo de que se deforme.
  • Otra forma que existe para preparar esta receta es poner por mitades zumo de limón y zumo de naranja.
  • Debido a la cantidad de líquido que tiene esta receta es posible que te quede un poco aguada la masa. Lo que puedes hacer es, en caso de que observes que no está lo suficientemente consistente, adicionar un poco más de harina.
  • Del molde que selecciones depende mucho la apariencia final del bizcocho, busca alguno atractivo para que se vea mejor.
  • Los tiempos de cocción son complicados de estimar, así que no te desanimes si tu bizcocho no queda bien la primera vez, sigue intentando hasta que logres aprender los tiempos apropiados de acuerdo al horno que poseas.