Blanquea tus prendas favoritas con estos 5 tips de lavado - Mejor con Salud

Blanquea tus prendas favoritas con estos 5 tips de lavado

Puesto que algunos productos químicos, aunque blanqueen, pueden dañar nuestras prendas, es conveniente recurrir a alternativas naturales que nos ayuden a conservar o recuperar el color original sin perjudicar los tejidos

Uno de los principales defectos de las prendas de vestir blancas es que, con el paso de los días, van adquiriendo una tonalidad amarillenta que las hace lucir envejecidas.

Si bien muchos las prefieren porque se combinan muy bien con otros colores y lucen con cualquier estilo, siempre es necesario saber cómo tratarlas durante el lavado para que se conserven en buen estado.

Y es que, aunque algunos no lo notan, el sudor, el polvo y los detergentes van generando alteraciones en los tejidos hasta hacerlos ver deteriorados.

Debido a esto, es bueno conocer algunos trucos caseros que, a partir de ingredientes naturales, ayudan a mantenerlas blancas sin necesidad de químicos agresivos y dañinos para el ambiente.

¡Descúbrelos!

1. Bicarbonato de sodio

bicarbonato-prenda

El bicarbonato de sodio es un producto natural que se ha utilizado como complemento de la limpieza durante muchos años.

Sus propiedades blanqueadoras, antibacterianas y astringentes facilitan la eliminación de la mugre y posibles manchas de sudor o comida.

Muchos consideran que es el detergente natural por excelencia ya que, a su vez, deja los tejidos suaves y libres de percudido.

¿Cómo utilizarlo?

  • Agrega una cantidad generosa de bicarbonato de sodio en un balde con agua y, a continuación, sumerge la prenda blanca.
  • Déjala en remojo durante 30 o 40 minutos y enjuágala con tu jabón de uso habitual.
  • Ponla a secar al sol y repite el mismo procedimiento para evitar manchas futuras.
  • En caso de manchas de sudor, humedece las áreas afectadas, aplícales bicarbonato y frótalas con un cepillo.

2. Limón

El jugo de limón fresco es uno de los agentes blanqueadores que más se recomiendan para el mantenimiento de las prendas blancas.

Sus ácidos naturales penetran los tejidos y facilitan la eliminación de restos de alimentos, sudor y otras sustancias que generan manchas.

A su vez, su aroma cítrico neutraliza los olores desagradables que suelen originarse por las bacterias y la humedad.

¿Cómo utilizarlo?

  • Exprime el zumo de varios limones frescos y mézclalo con agua tibia en un balde.
  • A continuación, pon en remojo la prenda que deseas blanquear y déjala durante 40 minutos.
  • Lava como de costumbre y pon a secar a la luz directa del sol.

3. Sal

blanquear-sal

La sal que se utiliza en la cocina puede ser un gran complemento para remover el percudido que suele alterar los tonos de las prendas blancas.

Su poder absorbente remueve las marcas de sudor y otras sustancias que se adhieren de la tela.

¿Cómo utilizarla?

  • Agrega 3 o 4 cucharadas de sal en un balde con agua tibia y sumerge la ropa blanca durante 2 o 3 horas.
  • Pasado este tiempo, enjuaga con detergente y pon a secar al sol.
  • Para las manchas de sudor en las axilas o cuellos, frota la sal de forma directa sobre la tela y espera que repose 30 minutos.

4. Peróxido de hidrógeno

El peróxido de hidrógeno, conocido por muchos como agua oxigenada, es un ingrediente natural que puede ayudar a mejorar el tono de las prendas blancas.

Sus compuestos eliminan el percudido y dejan un blanco más brillante.

¿Cómo utilizarlo?

  • Agrega una parte de peróxido de hidrógeno por cada 3 partes de agua y sumerge la ropa durante 2 horas.
  • Pasado este tiempo, enjuaga en la lavadora con tu detergente favorito.
  • Si las manchas son muy difíciles, humedece las zonas afectadas y aplica el peróxido de hidrógeno de forma directa.

5. Vinagre blanco

vinagre blanco

El vinagre blanco es uno de los productos que no pueden faltar dentro del hogar, ya que es uno de los mejores agentes de limpieza ecológicos que podemos encontrar.

Sus compuestos ácidos limpian los tejidos de las prendas blancas y ayudan a evitar las manchas amarillas o el percudido.

De paso, actúa como un suavizante natural, y deja las telas con una sensación más agradable.

¿Cómo utilizarlo?

  • Combina el vinagre blanco con tu detergente de uso habitual y añádelo en uno de los compartimientos de la cajetilla de la lavadora.
  • Lava la ropa como de costumbre y sécala al sol.
  • De forma opcional, aplica el vinagre sobre las prendas manchadas y déjalo actuar 30 minutos antes de enjuagar.

¿Ya probaste estos trucos? Ahora que sabes cómo darle un mejor trato a tu ropa blanca, pon en práctica estos consejos y comprueba que puedes mantenerlas como nuevas sin exponerte a los químicos fuertes.