La blastoestimulina: ¿qué es y cómo actúa?

9 octubre, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por el médico Nelton Abdon Ramos Rojas
La blastoestimulina es uno de los medicamentos más utilizados para ayudar a cicatrizar heridas. Permite acelerar el proceso de cicatrización y además contiene una acción antibiótica.

La blastoestimulina es un medicamento cicatrizante con acción antibiótica que se utiliza en el tratamiento de heridas, úlceras, llagas, escaras y quemaduras de la piel. Además, se usa como tratamiento de apoyo en heridas quirúrgicas y en implantes de injertos cutáneos.

El extracto de centella asiática presente en su composición es uno de los responsables de que tenga un efecto cicatrizante.

La centella asiática es una planta que pertenece al género Apiaceae, y se utiliza en la medicina tradicional china y en la medicina ayurvédica en la India para el tratar las cicatrices. Tiene propiedades antibióticas, antifúngicas y tiene un efecto citostático.

Esta planta acelera la cicatrización cutánea debido a que fija al colágeno y dos aminoácidos importantes, la alanina y la prolamina. De esta manera, estimula el tejido de granulación y facilita la reconstrucción de los tejidos dañados de la dermis.

Además del extracto de centella asiática, otro componente de este medicamento es la neomicina, un antibiótico que permite cubrir la herida para aislarla de gérmenes y que suele prescribirse para:

  • Llagas.
  • Eccemas.
  • Escaras.
  • Úlceras.
  • Intertrigos.
  • Heridas quirúrgicas.
  • Heridas no cicatrizadas.
  • Ciertos tipos de quemaduras.

Además, este componente tiene una acción antiinflamatoria y es efectivo contra los hongos.

Tipos de presentación del medicamento

La blastoestimulina viene en diferentes tipos de presentación, cada una adaptada a un uso específico:

  • Pomada.
  • Polvos.
  • Formato tipo óvulo.
La blastoestimulina en pomada

Blastoestimulina en pomada

Este es el principal medio de aplicación, además de la presentación más común y recomendada debido a su fácil manipulación. Este tratamiento ayuda a que el paciente mejore rápidamente debido a que la crema crea una capa protectora sobre la zona afectada.

Formato tipo óvulo

Este formato de blastoestimulina se prescribe especialmente para el tratamiento de infecciones vaginales, en especial aquellas que afectan a las paredes internas de la vagina.

Asimismo, se suele recetar para tratar enfermedades como la candidiasis o vaginitis. Sus propiedades antibacterianas favorecen un alivio rápido, y protegen y regeneran zonas afectadas. Además, crea una barrera para prevenir el crecimiento bacteriano en la mucosa vulvovaginal.

Blastoestimulina en polvo

La blastoestimulina en polvo se suele utilizar en casos en los que se busque un efecto más rápido que con los anteriores formatos. Generalmente se utiliza en casos quirúrgicos.

Usos

La blastoestimulina tiene tres funciones principales:

  • En primer lugar, se utiliza para acelerar la cicatrización de heridas, úlceras externas, llagas, escaras, eccemas, y quemaduras. Por otro lado, ayuda a mejorar el aspecto de la piel en heridas cicatrizadas.
  • En segundo lugar, la blastoestimulina sirve de apoyo en el caso de haber pasado por alguna cirugía. Esto se debe a que ayuda a acelerar la cicatrización, impidiendo que se produzca infección durante el proceso de curación.
  • Finalmente, efecto antinflamatorio de la blastoestimulina previene que las heridas se inflamen. También tiene un efecto antibiótico, que evita que la herida se infecte como consecuencia de las bacterias a las que se ve expuesta.

Descubre: Los antibióticos de amplio espectro: funciones y resistencias

Consideraciones previas

Como cualquier medicamento, la blastoestimulina debe usarse con precaución. Para ello, este medicamento debe aplicarse bajo la supervisión médica. Además, su uso dependerá del tipo de dolencia tratada, y habrá ciertos casos en los que no será recomendada.

Cuándo usar la blastoestimulina: eccemas

Contraindicaciones

  • No se aconseja en casos de alergias (hipersensible) a alguno de sus componentes.
  • No recomienda para tratar quemaduras o úlceras graves, o que afecten a superficies muy amplias, a menos que su médico así lo indique.
  • A pesar de que no se ha demostrado la peligrosidad de la blastoestimulina, durante el primer trismestre del embarazo se recomienda no utilizar el medicamento.
  • Tampoco se aconseja utilizar este medicamento durante en periodo de lactancia.

Precauciones

  • No utilizarla sobre heridas infectadas.
  • Evitar ingerir bebidas alcohólicas durante el tratamiento.
  • No combinar el uso de la blastoestimulina en óvulos con los lavados vaginales.
  • Evitar usar el medicamento durante periodos prolongados, sin supervisión médica.
  • Informar a su médico si está utilizando o ha utilizado recientemente otros medicamentos, incluso los adquiridos sin receta.

Además, hay que evitar utilizar el medicamento junto con uno o varios remedios naturales sin la autorización del médico, ya que se pueden producir interacciones varias.

Efectos secundarios

Los posibles efectos secundarios son picor, escozor, enrojecimiento o irritación en la piel. En caso de que su uso provoque alguna reacción adversa, es muy importante consultar de inmediato a un médico.