¿Qué es la blefaroplastia y cuál es su recuperación?

Las personas que se practiquen una blefaroplastia deben ser conscientes de que la apariencia de su rostro no cambiará drásticamente, sino que solo mejorará un poco.

Muchos se preguntan qué es la blefaroplastia, ya que esta palabra ha comenzado a popularizarse. Pues bien, simplemente se trata de una cirugía de párpados, que tiene una finalidad casi siempre estética.

Actualmente este procedimiento es bastante sencillo. Por lo general, se realiza de manera ambulatoria y exige un corto tiempo de recuperación. Lo habitual es que sean las personas mayores quienes se practiquen la blefaroplastia, para tener una apariencia más juvenil.

Con el paso de los años, aparecen bolsas de grasa en el párpado superior y en el inferior. Esto le da una apariencia de cansancio envejecimiento a todo el rostro. Con la cirugía de párpados se corrige el problema, dando un aspecto muy natural. Veamos con mayor detalle qué es la blefaroplastia.

Qué es la blefaroplastia

Una buena manera de definir qué es la blefaroplastia es la siguiente: se trata de un procedimiento quirúrgico para corregir los párpados flácidos o caídos. Permite eliminar el exceso de piel y de grasa. También tensa los músculos y tejidos de esa área.

remedio con perejil para párpados hinchados

Recordemos que la piel de los párpados es mucho más delgada que la de otras áreas de la cara. De ahí que esa sea la zona donde aparecen los primeros signos de envejecimiento. Específicamente, las primeras arrugas y las bolsas de grasa y piel.

Así mismo, hay ocasiones en las que los párpados caídos afectan la visión periférica. Esta es la que permite captar objetos circundantes, próximos al enfoque visual. En esos casos la blefaroplastia también permite ampliar el campo de visión.

Tipos de blefaroplastia

Ahora que ya tenemos una definición más concreta acerca de qué es la blefaroplastia, pasemos a mirar los diferentes tipos de procedimientos que comprende esta cirugía. Según su objetivo, se clasifica en funcional y cosmética.

La blefaroplastia funcional tiene como propósito principal corregir una deficiencia de los párpados que ocasiona disminución en la visual periférica. La blefaroplastia cosmética busca mejorar la apariencia del rostro para hacerlo más juvenil. De acuerdo al punto en donde se realiza el procedimiento, se clasifica en:

  • Párpado superior. Básicamente implica el retiro de la piel sobrante y la restauración de la tensión normal del músculo.
  • Párpado inferior. Comprende la corrección de las bolsas de grasa, la restauración de la tensión muscular y, a veces, el retiro del exceso de piel.

Procedimiento

La blefaroplastia es un procedimiento habitualmente ambulatorio, que se realiza en un tiempo de entre 45 minutos y 2 horas. Por lo general, la cirugía del párpado superior es más rápida que la del párpado inferior. En todo caso, esta intervención siempre exige sedación y anestesia local.

Consigue esponjas cosméticas

El procedimiento cambia, dependiendo de cuál sea el párpado que se intervenga. En el párpado superior las incisiones se hacen a lo largo de la línea del pliegue del mismo. Luego se reposicionan o eliminan los depósitos de grasa. Finalmente se tensan los músculos y se elimina el exceso de piel. En el párpado inferior la intervención puede llevarse a cabo de dos maneras:

  • Por vía externa. La incisión se hace bajo las pestañas. Por allí se retira la grasa y la piel de sobra. Luego se tensan los músculos. Este método se emplea cuando el principal objetivo es aportar tensión al párpado.
  • Por vía interna o transconjuntival. La incisión se hace en el interior del párpado y no hay herida externa. No requiere sutura. Se realiza cuando el propósito es extraer grasa y no piel. Es indicado para personas menores de 45 años.

Recuperación

Como toda cirugía, la blefaroplastia demanda un tiempo de recuperación, requiere cuidados y no está exenta de complicaciones. El proceso varía de persona a persona, pero en la mayoría de los casos la fase básica de recuperación tarda dos semanas.

Lo usual es que después de la operación haya dolor, inflamación y enrojecimiento en el área intervenida. También puede haber una sequedad molesta en los ojos. Con los días, todos los síntomas comienzan a disminuir hasta que desaparecen. Las principales recomendaciones para tener una recuperación adecuada son:

  • Contar con la ayuda de alguien. Un paciente no puede valerse plenamente por sí mismo después de una blefaroplastia.
  • El área de las incisiones debe mantenerse lubricada para evitar irritaciones y resequedad.
  • Aplicar hielo y compresas frías para disminuir la inflamación y el dolor.
  • No leer, ver televisión, o utilizar el computador. Tampoco someterse a fuertes corrientes de aire.

Lo mejor es utilizar gafas de sol hasta tres semanas después de la cirugía. Esto evita que se formen cicatrices notorias. De otro lado, cualquier síntoma anormal debe ser reportado de inmediato.