Bolitas de garbanzo: una receta vegana sin gluten

El garbanzo es quizás la mejor legumbre que existe. Es tan maleable y recomendado para salud que pueden usarse sin preocuparse con el contenido en gluten.

En muchos países, las bolitas de garbanzo son muy poco conocidas bajo este nombre. Es más común que se le llame “falafel” o albóndigas de garbanzo. Y aunque gozan de una fama detrás y una rica historia cultural, esta preparación destaca por ser completamente vegana y sin un ápice de gluten.

De manera, que si estás emprendiendo un nuevo sistema de dieta especial o cambiando de hábitos alimentarios para obtener mejor nutrición y dejar atrás lo concerniente con las proteínas de origen animal, esta preparación te ha caído del cielo. Verás que es más que solo un platillo.

Y es que los aportes de los ingredientes que la componen son más que fabulosos. La mayoría de sus beneficios provienen de esta legumbre maravillosa:

  • Es rico en proteínas, almidón y lípidos.
  • Contieneácido oléico y linoléico
  • Contiene ácido fólico, vitamina B1 y tiamina.
  • Es bajo en sodio y recomendado para la hipertensión.
  • Gran sustituto de la papa y una legumbre recomendada para todo el año, sin importar la estación.

Tan solo son algunas de las implicaciones que obtienes con este particular ingrediente. Es más, con respecto a la importancia de cambiar los hábitos nocivos de alimentación por uno como el vegano (y sin gluten), las bolitas de garbanzo son una preparación perfecta para saciar el hambre sin consecuencias negativas.

Sigue estas sencillas instrucciones y aprende cómo hacer esta saludable y libre de gluten receta de bolitas de garbanzo. Un plato que luego puedes popularizar y hacer todo tuyo sin necesidad de mencionar que es completamente vegano. Ideal para los pequeños en casa.

Aprende a hacer bolitas de garbanzo veganas y sin gluten

Primero, empieza con la salsa

Lo primero que debes hacer antes de dar inicio con las bolitas de garbanzo es preparar un pequeño aderezo con el que acompañarás untando un poco en cada bocado. Esto le dará un sabor espectacular y hará que la receta destaque más por el sabor.

Ingredientes

  • ½ taza de perejil (60 g)
  • 4 cucharadas de aceite de oliva (60 ml)
  • 2 dientes de ajo sin piel
  • 1 cucharada de sal (15 g)
  • 1 pizca de pimienta
  • 3 cucharadas de mayonesa de soja (60 g)

Preparación

  1. Corta finamente las ramas de perejil. Asegúrate de usar todo el ingrediente, ya que su aporte en la salsa es importante.
  2. En un triturador o batidor eléctrico, coloca los demás ingredientes y comienza a batir hasta que logres la textura que mejor te guste.
  3. Si notas que ha quedado un poco líquida, agrega un poco más de mayonesa de soja y de ajo.

Descubre Cambios en los hábitos alimenticios a los 30, 40, 50 y 60

Bolitas de garbanzo

Recuerda, las proporciones pueden variar siempre. En este caso, está ideada la receta para dos personas, pero si tienes invitados puedes calcular las cantidades tú mismo.

Ingredientes

  • 3 tazas con garbanzos remojados de la noche anterior (660 g)
  • 1 taza de pan rallado (120 g)
  • 2 cebollas grandes
  • 1 cucharada de aceite de oliva (15 ml)
  • 4 dientes de ajo sin piel
  • 1 cucharada de comino en polvo (15 g)
  • 1 pizca de pimienta negra

¿Lo sabías? Veganos y vegetarianos, dos mundos distintos

Preparación

  1. Primero, procederás con los garbanzos. Es importante comenzar la receta con los garbanzos remojados de la noche anterior.
  2. Vierte las tazas de garbanzos en un bol grande y escurre el exceso de agua.
  3. Deja que sequen un momento, pero no completamente.
  4. Si tienes un procesador de alimentos te ahorrarás bastante tiempo. De no ser así, tendrás que aplastarlos hasta formar un puré o masa uniforme.
  5. Luego, procede a condimentar. Para esto tendrás que rociar todas las especias en un taza pequeña y combinarlas.
  6. Añade las especias a la masa y asegúrate de que cubran toda el área del puré de garbanzo.
  7. En una sartén con un chorro de aceite de oliva, sofríe la cebolla con el perejil y los dientes de ajo hasta que doren. Te tomará unos 3 minutos.
  8. Casi para terminar, vierte un poco de aceite en otra sartén y deja que caliente. Reserva.
  9. A continuación, darás forma con las manos bien lavadas a las bolitas con el puré de garbanzo.
  10. Pásalas por pan rallado y asegúrate de que cubran bien toda la superficie.
  11. Incorpóralas al aceite caliente y dóralas bien por todos lados. Sirve y disfruta tus bolitas de garbanzo sin gluten.