Bolitas fritas de queso y macarrones

Gracias a la pasta conseguiremos la consistencia necesaria para que nuestras bolitas de queso no se deshagan. Los macarrones apenas le aportarán sabor al resultado final

¿Estás buscando un aperitivo diferente, delicioso y original? En este artículo te contaremos cómo preparar unas riquísimas bolitas fritas de queso y macarrones. ¡Impresiona a todos tus invitados y déjalos sin palabras cuando prueben esta genialidad!

Receta de bolitas fritas de queso y macarrones

Una delicia con todas las letras. Y sobre todo muy fáciles de preparar. ¿Estás listo para conocer más sobre esta receta? ¡Entonces sigue leyendo!

Ingredientes:

  • 400 g de macarrones
  • 400 g de queso Cheddar
  • 300 ml de leche
  • 65 g de harina
  • 50 g de mantequilla
  • 2 huevos
  • Cantidad necesaria de pan rallado
  • Sal y pimienta al gusto
  • Cantidad necesaria de aceite de oliva

Para la salsa de queso Cheddar:

  • 150 g de queso Cheddar
  • 1 cucharada de harina
  • 1 cucharada de mantequilla
  • 240 ml de leche
  • 1 pizca de pimentón
  • 1 pizca de sal

Utensilios:

  • Cazo
  • Cuchara de madera
  • Rallador
  • Olla
  • Escurridor
  • Recipientes
  • Sartenes
  • Batidora
  • Cuchara
  • Varillas eléctricas
  • Bandejas
  • Papel de cocina
  • Plato para servir

Preparación:

croquetas de patata rellenas de queso

  • Lo primero que se debe hacer es la salsa de queso Cheddar. Pon la mantequilla en un cazo y derrite a fuego lento. Agrega poco a poco la harina sin dejar de remover, para evitar que se formen grumos. Incorpora la leche a chorritos.
  • Ralla el queso Cheddar (si no lo has comprado así) y añade a la mezcla. Sala y condimenta con el pimentón. Retira del fuego y deja reposar.
  • En una olla con agua y un puñado de sal, cocina los macarrones (tardarán aproximadamente unos 10 minutos una vez que rompan a hervir). Escurre y reserva. Ralla el queso Cheddar y también aparta.
  • Derrite la mantequilla en una sartén grande a fuego medio. Incorpora la harina y la leche. Mezcla con espátula de madera hasta que espese. Pon en la batidora junto al queso Cheddar rallado. Echa los macarrones y tritura también. Salpimenta al gusto. Deja enfriar y con la ayuda de una cuchara y las manos, arma las bolitas de más o menos el mismo tamaño. En una bandeja coloca los huevos y bátelos. En otra el pan rallado. Pasa las bolitas por ambas bandejas en ese orden.
  • En una sartén pon cantidad suficiente de aceite y fríe hasta que se doren por ambos lados. Escurre con papel absorbente. Esparce por encima la salsa Cheddar… ¡Y todos a la mesa!

Datos útiles:

  • Nivel de dificultad: Fácil
  • Tiempo de preparación: 45 minutos
  • Consejos: Si no tienes varillas eléctricas, puedes usar un tenedor para batir los huevos.

Otra opción para preparar bolitas fritas de queso y macarrones

A los niños (y a los adultos también) les encantan los macarrones con queso. Nadie puede negar que son muy ricos. Sin embargo, a veces podemos aburrirnos de comerlos siempre como pasta. ¿Qué os parece una segunda manera de armar estas deliciosas bolitas fritas de queso y macarrones?

Ingredientes:

  • 2 tazas de macarrones
  • ½ taza de leche
  • 3 cucharadas de harina
  • 1 pote de queso para untar
  • 1 taza de queso mozzarella rallado
  • 1 pizca de pimienta negra
  • 4 huevos
  • 2 tazas de pan rallado
  • ½ taza de harina de maíz amarillo
  • Cantidad necesaria de aceite vegetal

Utensilios:

  • Molde para horno
  • Olla
  • Escurridor
  • Cuchara
  • Rallador
  • Papel Film
  • Batidor
  • Recipientes
  • Sartén
  • Bandeja
  • Papel de cocina
Croquetas

Preparación:

  • Engrasa un molde para horno y reserva. En una olla pon agua y una pizca de sal. Cocina la pasta durante 8 minutos o hasta que estén al dente. Escurre bien y coloca en un recipiente. Echa la leche, el queso para untar y el queso mozzarella rallado. Salpimenta a gusto y mezcla bien. Los queso se derretirán por la temperatura de los macarrones.
  • Vierte sobre el molde, cubre con papel film y lleva a la nevera por 8 horas. Pasado ese tiempo forma bolitas de aproximadamente el mismo tamaño. En un recipiente bate los huevos y en otro mezcla el pan rallado y la harina de maíz. Pasa las bolitas por ambos platos y fríe con abundante aceite hasta que se doren por completo. Escurre con papel de cocina. Deja que se enfríen un poco y listo.

Datos útiles:

  • Nivel de dificultad: Fácil
  • Tiempo de preparación: 40 minutos + 8 horas de nevera
  • Consejos: Al pan rallado y a los huevos batidos les puedes añadir especias y condimentos a tu gusto. Puedes acompañar con una rica ensalada de verduras frescas.