Bollo de calabaza glaseado

Aunque la receta original incluye calabaza también podemos realizar este postre con zanahoria y conseguir un pastel igual de sano y nutritivo, pero con un toque de sabor diferente

El bollo de calabaza con glaseado es un delicioso postre muy sencillo de hacer. Se trata de un bizcocho, cuyo ingrediente principal es la calabaza, por lo que se convierte en un imprescindible para Halloween o en otoño. Además su crujiente glaseado de azúcar de la cobertura, crean un contraste de texturas: esponjoso y crujiente, realmente único.

En este artículo vamos a mostrarte cómo hacer un bollo de calabaza glaseado, además de distintas variantes de glaseados.

 Bollo de calabaza glaseado clásico

Ingredientes:

  • 300 g de calabaza
  • 300 g de harina
  • 100 g de almendras molidas
  • 250 g de azúcar
  • 4 huevos
  • 80 g de harina
  • 1 pizca de sal
  • 1 cucharadita de levadura en polvo

Para el glaseado:

  • 1 sobre de azúcar de vainilla (125 g)
  • Media clara de huevo
  • 1 cucharadita de jugo de limón
bizcocho de coco

Utensilios:

  • Batidora de pie o procesador de alimentos
  • Molde para horno
  • Varillas eléctricas
  • Termómetro de repostería

Preparación:

  • Precalienta el horno a 170 ºC.
  • Si dispones de procesador de alimentos, añade la calabaza lavada y cortada en cubos, los huevos y el azúcar. Bate
  • A continuación agrega la harina, las almendras, una pizca de sal y el azúcar. Después añade la levadura. Bate todo hasta que quede una masa homogénea.
  • Unta de mantequilla un molde en forma de anillo y hornea durante 40 minutos.
  • Mezcla los ingredientes del glaseado en un bol y vierte encima del bizcocho.
  • Deja enfriar el bollo y desmolda. Deja reposar en un plato.

Nota: esta receta la puedes hacer con zanahoria en vez de calabaza. ¡Espectacular!

A continuación te damos otras variantes de glaseado.

Glaseado de naranja

¿Te atreves a hacer un delicioso glaseado de naranja en vez del glaseado de azúcar tradicional? El resultado es asombroso.

Ingredientes:

  • 1 clara de huevo
  • 150 g de azúcar glas
  • 1 cucharada de zumo de naranja.
  • Agua caliente
  • Aroma de naranja (opcional)
  • Colorante naranja (opcional)

Preparación:

  • Con las varillas eléctricas montamos la clara de huevo a punto de nieve.
  • Sin dejar de batir, añadimos el azúcar glas hasta lograr una mezcla más espesa.
  • Sin dejar de batir vertemos la cucharada de zumo de naranja.
  • Se puede añadir un poco de colorante para repostería de color naranja y también unas gotas de aroma de naranja si lo deseas.
  • Si la mezcla está demasiado espesa, podemos agregarle un poco de agua caliente.
  • Por último vertemos poco a poco el glaseado de naranja sobre el bizcocho y esperamos hasta que se endurezca para comerlo.

Glaseado de chocolate

cheesecake de chocolate

Y si eres amante del chocolate, como la mayoría de los mortales, ¿por qué no cubrir nuestro bollo de calabaza con un glaseado de chocolate en vez del tradicional de azúcar?

Ingredientes:

  • 50 g de chocolate con leche
  • 50 g de chocolate negro
  • 2 cucharaditas de aceite de nuez o de aceite de girasol

Preparación

  • Al baño María colocaremos un recipiente e introduciremos los dos chocolates cortados en trozos pequeños y el aceite de nuez. Dejaremos que se derrita lentamente y mezclaremos para unificar los dos chocolates con el aceite.
  • Una vez frío el bollo de calabaza, lo bañaremos con el glaseado que debe estar a una temperatura de 31-32 ºC. Esto se mide con un termómetro de repostería.
  • Podemos decorar con nueces y dejamos que el chocolate se acabe de enfriar.

Decoración:

  • Además puedes probar a decorar tu bollo de calabaza glaseado con nueces, almendras fileteadas, virutas de chocolate, trozos de chocolate, un Kit Kat hecho en trocitos, bombones, etc.
  • Su forma redondeada con agujero en el centro permitirá servirlo fácilmente. 

En el interior del bollo de calabaza glaseado, y antes de meterlo en el horno, puedes añadir trocitos de chocolate o pepitas, o bien unas gotas mermelada de fresa…

Imagen cortesía de

Te puede gustar