Bomba helada de chocolate y naranja

Procura retirar toda la parte blanca que hay entre los gajos de la naranja para que no amargue el resultado final. Haremos lo mismo con el limón.

La bomba helada de chocolate y naranja es un postre que está elaborado por capas. A diferencia de lo que se pueda pensar, no se trata solamente de un helado ni de una tarta, sino de una combinación de ambos postres. Por ende, el resultado viene a ser una delicia cargada de sabor.

La combinación de la naranja y el chocolate viene a ser muy agradable para quienes gustan de los altos contrastes. Y según el tipo de chocolate, esto puede resaltarse aún más o menos. Por ejemplo, si el chocolate tiene menos del 60% de cacao, el contraste de lo ácido de la naranja con lo dulce del chocolate, será mucho más notorio que si el último tuviese 70% o más de cacao.

Bomba helada de chocolate y naranja

Ingredientes

Para el bizcocho

ingredientes dulce

  • 4 huevos (240 g).
  • 2 tazas de harina (200 g).
  • 1 taza y media de azúcar (150 g).
  • 2 barras de mantequilla (200 g).
  • 1 taza de zumo de naranja (110 ml).
  • 1 sobre de levadura Royal (10 g).

Para el relleno

  • 1 limón.
  • ½ litro de sorbete de naranja.
  • 1 litro de helado de chocolate.
  • ½ kg de gajos de naranja limpios.
  • 1 taza y 1/4 de azúcar glas (125 g).

Te puede interesar: Bondades que debes conocer del limón para la salud

Para el glaseado

  • 1 taza y media de chocolate para postres (150 g).
  • 1 taza y media de nata para montar (150 g).
  • 3 cucharadas de mantequilla (30 g).

Preparación

Del bizcocho

  • Precalentar el horno a 180ºC.
  • En un bol, añadir los huevos cascados y el azúcar. Batir hasta conseguir una mezcla espumosa y blanquecina.
  • Añadir la mantequilla previamente ablandada a temperatura ambiente y seguir batiendo hasta que quede una mezcla homogénea.
  • Tamizar y añadir, poco a poco, la harina y la levadura. Mezclar con el resto de los ingredientes mediante movimientos envolventes.
  • Forrar una fuente de horno con papel vegetal o engrasarla con mantequilla.
  • Verter la mezcla y alisarla con una espátula.
  • Hornear a 180ºC durante 15 minutos o hasta que al pinchar con un cuchillo, este salga limpio. Sacar del horno y dejar enfriar.
  • Una vez frío, cortar el bizcocho con un cuchillo en planchas de 1 cm de grosor.

Del glaseado

  • Poner la nata en un cazo y calentarla hasta que empiece a hervir. Retirar inmediatamente antes de que se salga del cazo, añadir el chocolate troceado y mezclar con una espátula hasta que esté totalmente derretido.
  • Añadir la mantequilla en trocitos pequeños y remover hasta que se derrita y quede una mezcla homogénea.

Del sorbete de naranja

Helado de limon

  • Pelar las naranjas y separar los gajos retirando toda la piel blanca.
  • Pelar el limón y retirarle todo lo blanco y las semillas.
  • Con la batidora eléctrica, triturar los gajos, el azúcar glas y el limón pelado hasta conseguir un puré muy fino.
  • Poner este puré en un recipiente y meter en el congelador removiendo cada media hora hasta que cristalice.

Del montaje de la bomba

  • Media hora antes de comenzar a montar la bomba helada de chocolate y naranja, sacar el helado del congelador.
  • Forrar un recipiente redondo con un film transparente.
  • De una de las planchas del bizcocho, sacar un círculo y varias tiras y colocarlas de forma que forren todo el fondo y las paredes del molde.
  • Presionar bien el bizcocho para que queden unidos los cortes y colocar un vaso boca abajo en el centro del bizcocho.
  • Batir el helado hasta que se forme una crema y rellenar el bizcocho con el helado, de manera que sobresalga 1 cm del bizcocho del borde y algo del vaso. Meter en el congelador durante un par de horas.
  • Sacar la mezcla del congelador y retirar el vaso.
  • Rellenar el hueco que queda con el sorbete de naranja y alisarlo con una espátula.
  • Del bizcocho que queda, recortar otro círculo y tapar la bomba.
  • Volver a congelarlo durante al menos 4 horas.
  • Una vez congelado, desmoldarlo sobre un plato y cubrirlo con el glaseado caliente. Alisar con una espátula.

Si no se va a consumir la bomba helada de chocolate y naranja inmediatamente, llevarla a congelar de nuevo. Cuando se quiera servir, sacarla del congelador una media hora antes.