Bombones nutritivos de algarroba, avellana y coco

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Fabián Avila el 17 enero, 2019
Elena Martínez · 5 diciembre, 2016
Gracias a sus ingredientes vamos a poder disfrutar de unos bombones nutritivos y mucho más sanos que los convencionales, ya que no incluyen grasas perjudiciales ni azúcares

En este artículo te proponemos elaborar unos bombones nutritivos y saludables. Estos se elaboran con ingredientes que nos aportan una buena cantidad de vitaminas, minerales, ácidos grasos esenciales y fibra.

Y es que… ¿A quién no le gustan los bombones? Son un dulce caprichoso y exquisito que alegra el paladar, soluciona esa ansia momentánea o nos completa una buena comida.

No obstante, solemos comerlos con remordimiento, ya que también suelen ser ricos en grasas y azúcar. Con esta receta se acabó ese problema. ¡Descúbrela!

Bombones sin chocolate

bombones sin chocolate

¿Es posible hacer bombones sin cacao? Sí que es posible si usamos algarroba, que es el ingrediente más parecido.

Su sabor es tan similar que muchas personas lo comen sin darse cuenta de que es otro alimento.

Aunque el cacao tiene muchas propiedades beneficiosas para la salud, la algarroba tiene la ventaja de que no es estimulante. Por eso, la podemos consumir sin riesgo de padecer nerviosismo o insomnio.

La algarroba, que es una legumbre, contiene vitaminas A, B, C y E, y minerales como el potasio, el magnesio o el hierro. Además, es una buena fuente de ácidos grasos, proteína y fibra.

Ver también: 3 batidos ricos en magnesio para cuidar de tu salud: ¡Espectaculares!

Un toque de avellana

avellanas

La avellana es un fruto seco que nos permite dar un toque de sabor delicioso y aromático a cualquier tipo de dulce.

Su combinación con el cacao o, en este caso, la algarroba, potencia el sabor de estos bombones. Además, aporta muchas virtudes medicinales.

La avellana, rica en nutrientes, nos ayuda a prevenir enfermedades cardiovasculares, combatir la anemia y subir las defensas. Esto se debe a su contenido en ácidos grasos esenciales y vitaminas como la E, con fuertes propiedades antioxidantes.

Además, como son ricas en fibra y proteínas, pueden ser excelentes para evitar o saciar los antojos de manera saludable.

Aceite de coco, una grasa saludable

La grasa es necesaria para una buena salud. No obstante, si queremos que nos beneficie, debemos elegir grasas saludables, como los aceites vegetales de primera extracción en frío, los frutos secos o el aguacate.

Estos contienen ácidos grasos omega 3 y 6 con numerosos beneficios para la salud, por ejemplo a nivel celular y cardiovascular.

Por eso, para que los bombones nutritivos tengan una textura suave y cremosa usaremos aceite de coco virgen extra.

Endulzar sin azúcar

El problema de los bombones es, en muchos casos, la cantidad excesiva de azúcar que llevan. Por lo tanto, para que nuestra receta sea saludable, elegiremos un endulzante natural como la estevia.

Para estos bombones nutritivos usaremos extracto de estevia refinada. Este ingrediente no nos aporta propiedades medicinales, ni tiene sabor ni color, pero tampoco es perjudicial como el azúcar.

También podríamos usar miel de abeja o de caña, sirope de agave o azúcar moreno de caña.

Te recomendamos leer: Stevia, el edulcorante de los diabéticos

Bombones nutritivos

bombones nutritivos

Estos bombones nutritivos y sanos son un capricho ideal que podemos comer sin remordimientos en cualquier momento del día. Además, son muy sencillos de preparar, tal como detallamos a continuación.

Ingredientes (para 15 o 20 unidades)

  • 8 cucharadas de aceite de coco virgen extra (120 g)
  • 6 cucharadas de algarroba en polvo (60 g)
  • 3 ½ cucharadas de avellanas tostadas picadas (50 g)
  • 2 cucharadas de extracto de estevia refinada (de color transparente) (20 ml)

Nota: recomendamos utilizar un molde de silicona para bombones, ya que los tendremos que meter en la nevera. Si no tenemos ninguno, también podemos usar una cubitera.

Elaboración

  • Si el aceite de coco está a una temperatura inferior a los 23 ºC  estará sólido y deberemos calentarlo al baño maría para que se derrita. Si ya está líquido, podremos saltarnos este paso.
  • Luego, añadiremos el extracto de estevia y la algarroba en polvo. Después mezclaremos bien los ingredientes.
  • En el molde que vayamos a usar, pondremos un poco de avellana picada en cada hueco.
  • A continuación, añadiremos la mezcla líquida de aceite, algarroba y estevia hasta llenar cada espacio.
  • Después, meteremos el molde en la nevera y lo dejaremos enfriarse, por lo menos, una hora.
  • Cuando se enfríe, la mezcla se solidificará. Tendremos que mantener los bombones siempre en la nevera para que no se derritan.

Podemos variar esta receta y preparar bombones diferentes con otros frutos secos (sésamo, nueces, pistachos, etc.), especias (jengibre, canela, etc.), licores, frutas secas o confitadas, etc.

Asimismo, también podemos variar y hacer la receta original con cacao en polvo en lugar de algarroba.

Ahora que ya sabes cómo prepararlos no dudes en hacerlos en tu casa y experimentar. Te encantarán y no podrás dejar de hacerlos. ¡Anímate!