Bondades de la salvia

Yamila Papa 18 septiembre, 2013
Una de las cualidades menos conocidas de la salvia es que tiene la capacidad de regular la producción de sudor, por lo que es muy recomendable para aquellos que padecen transpiración excesiva

Es una planta muy conocida en Europa, aunque en todo el mundo hay variedades de ella. Se trata de un pequeño arbusto con flores de color violeta, que puede usarse para tratar ciertas dolencias y a su vez, para ornamentar el jardín.

Algunos beneficios de la salvia

  • Esta planta se puede utilizar por las mujeres, para aliviar problemas menstruales, gracias a su actividad estrogénica dentro de su aceite natural.
  • A su vez, la salvia es buena como astringente, al tratarse de una especie vulneraria sirve para cicatrizar llagas y úlceras de manera interna y como enjuague bucal, para curar faringitis o gingivitis.
  • Para el aparato digestivo, esta planta tiene una acción colerética, que permite reducir las flatulencias y aliviar los dolores que se producen por la gastritis.
  • Se recomienda a su vez en el tratamiento de la diabetes, ya que puede ser un buen hipoglucemiante.
  • Tiene capacidad diurética, ideal para los pacientes con cistitis o infección urinaria.
  • La salvia tiene una acción antisudorífica: usando su aceite esencial se paralizan las terminaciones nerviosas de las glándulas sudoríparas, por lo que es una buena opción para los que sufren de transpiración excesiva, además de controlar las secreciones salivares y lácteas.
  • Los que sufren de halitosis, pueden frotar sus dientes con las hojas frescas de salvia, porque además de blanquearlos, refresca y fortifica las encías.
  • Por otra parte, durante el último mes de gestación, puede ayudar a sobrellevar un mejor parto. Sirve para atenuar los efectos de la menopausia, siendo una alternativa saludable para los tratamientos de sustitución de hormonas con estrógenos sintéticos (peligrosos para la salud).

Esta planta está contraindicada para mujeres que están amamantando, para las que están embarazadas (porque posee una cierta capacidad abortiva) y en pacientes con insuficiencia renal e inestabilidad neurvegetativa, ya que posee altas cantidades de thuyona, una toxina que puede ocasionar convulsiones.

Bondades de la salvia: cómo consumirla

En el caso de tratamiento para quemaduras, llagas, úlceras y edemas, se aconseja el uso de cataplasmas, para elevar las propiedades astringentes y antisépticas. Para tratar enfermedades como la leucorrea, se indican lavados vaginales con salvia.

Para su uso interno (a nivel digestivo, ginecológico, urinario, endócrino y nervioso) es preciso consumir la salvia como infusión, añadiendo 4 gramos de sus flores maceradas por taza. Se puede conseguir en forma de extractos o de aceite esencial.

valeriana

Cultivo de la salvia

Al ser un arbusto de alrededor de 70 cm de alto, se puede plantar en cualquier jardín. Requiere de riego frecuente y pleno sol, es muy ornamental y puede ser una excelente opción para cubrir canteros o en los bordes de las macetas. Se planta en la primavera mediante semillas o bien en el otoño por esquejes.

Imágenes cortesía de Leonor Enking, Khairil Zhafri y Philippe Semanaz

te

Te puede gustar