Más de 10 bondades de las cerezas

21 junio, 2014
Este artículo fue redactado y avalado por la pedagoga en educación física y nutricionista Elisa Morales Lupayante
Las cerezas tienen pocas calorías, pero son ricas en vitaminas y antioxidantes. Además, nos ayudan a liberarnos de las toxinas acumuladas en el organismo.

Se trata de una de las frutas más “poderosas” que existen. Nos aporta excelentes beneficios nutricionales y además es baja en calorías. Conoce un poco más sobre las bondades de las cerezas en el siguiente artículo.


Cerezas, ricas en antioxidantes

La cereza es una de las mejores frutas para depurar el organismo, liberándolo de las toxinas. Es así gracias a las antocianinas, las que le dan ese pigmento de color morado. Estas son capaces de neutralizar radicales libres responsables de enfermedades degenerativas como el alzhéimer, el cáncer o la artritis.

A su vez, ayudan a prevenir las complicaciones cardíacas. Esto se debe a que ayudan a proteger el corazón y favorecen la circulación de la sangre.

Por otra parte, la cereza contiene vitamina C y aminoácidos. Estos participan en la síntesis del colágeno por lo que son ideales para la prevención del envejecimiento de la piel, el cuidado del cabello y de las uñas.

Cereza, aliada en las dietas depurativas

Cerezas frescas

Las cerezas pueden ayudarnos a aliviar la retención de líquidos. Esto se debe a su contenido de potasio, un compuesto maravilloso para las dietas depurativas.

Se recomienda consumir cerezas en personas que necesitan de una eliminación periódica de toxinas o líquidos para sentirse mejor. Por ejemplo, casos de artritis, gota, obesidad, edemas, celulitis, cálculos en el riñón o en la vesícula.

Te puede interesar: ¿Por qué sufrimos de retención de líquidos?

La cereza, para huesos más fuertes
Caja de cerezas frescas

La ingesta de esta fruta ayuda a combatir los síntomas y problemas relacionados a la osteoporosis, sobre todo en las mujeres en la etapa de la menopausia. Esto se debe a que contienen isoflavonas, las cuales participan en la formación y mineralización del hueso.

Además, también contiene hierro y calcio. Por eso, puede servir para combatir y prevenir la anemia ferropénica.

No te pierdas: Cómo debe ser la alimentación para combatir la anemia

¿Quiénes no deberían consumir cerezas?

No se aconseja en pacientes con insuficiencia hepática o renal, dado que en estos casos se suele reducir la ingesta de potasio. La cereza, como hemos visto, contiene cantidades elevadas de este mineral.

Asimismo, las personas que sufren diabetes deben tener cuidado. Estas tienen un alto contenido de azúcar e hidratos de carbono.

Las grandes bondades de las cerezas

Cerezas en recipiente de ceramica

Los beneficios anteriormente mencionados son de los más importantes. Sin embargo, no son los únicos. A continuación, te presentamos otras bondades de las cerezas:

  • Son una de las pocas fuentes en contener melatonina. Esta hormona se encarga de los ciclos del sueño. Así, las cerezas pueden ser ideales para los que padecen de insomnio o cansancio crónico.
  • Se trata de una excelente fuente de betacarotenos o vitamina A. Esta vitamina es muy beneficiosa para nuestra salud visual.
  • Popularmente hablando, se dice que son el “alimento para el cerebro”. Esto se debe a que pueden ser buenas aliadas para prevenir enfermedades como el alzhéimer. Esto se debe a los famosos antioxidantes de los que ya hemos hablado.
  • Son muy buenas para la salud digestiva, ya que son fuente inmejorable de fibra.
  • Aportan poca cantidad de calorías. Por eso, pueden ser una elección maravillosa para las dietas, las meriendas o los postres al querer bajar de peso.
  • Las cerezas actúan para reducir el dolor por sus beneficios antiinflamatorios. Se aconsejan en el caso de dolores en los músculos o tendones.
  • Ayudan a eliminar el ácido úrico de la sangre debido a un tipo específico de antioxidantes: los hidroxicinamatos. Una investigación del Journal of Nutrition, encontró que comer 2 porciones de cerezas dulces (280 gramos), redujo el ácido úrico de forma significativa 5 horas después de su consumo.
  • Se recomiendan en los pacientes con hipertensión debido a su contenido en potasio. Además, cabe destacar que también aportan antocianinas, flavonoles y catequinas, los cuales mejoran la salud del corazón.

Ahora que has visto todas las bondades de las cerezas, no dudes en incluirlas en tu dieta. Puedes hacerlo de muchas maneras, comiéndolas frescas o también en postres caseros.

Con todo, recuerda que cualquier alimento en exceso puede llegar a ser malo. Por eso, inclúyelas siempre dentro de un plan de dieta equilibrado.

Imágenes cortesía de Benson Kua, jayneandd, Ed Ivanushkin, liz west, bm.iphone, penreyes y AnneCN.

  • Castañeda-Sánchez A, Guerrero-Beltrán J. Pigmentos en frutas y hortalizas rojas: antocianinas. Temas Selectos de Ingeniería de Alimentos 2015; 9: 25-33. Available at: http://web.udlap.mx/tsia/files/2016/05/TSIA-9-Castaneda-Sanchez-et-al-2015.pdf. Accessed 01/31, 2019.
  • Garrido Álvarez M. Valoración del efecto antioxidante, potenciador del descanso nocturno y favorecedor del estado anímico de un producto elaborado a base de cerezas del Valle del Jerte. Extremadura: Universidad de Extremadura, 2013. Available at: http://hdl.handle.net/10662/416. Accessed 01/31, 2019.
  • Lima LCRD, Assumpção CDO, Prestes J, Denadai BS. El consumo de cerezas como estrategia de mitigación del daño muscular y la inflamación en seres humanos. Nutrición Hospitalaria 2015; 32 (5): 1885-1893. Available at: http://dx.doi.org/10.3305/nh.2015.32.5.9709. Accessed 01/31, 2019.
  • Martín Jiménez JA, Consuegra Moya B, Martín Jiménez MT. Factores nutricionales en la prevención de la osteoporosis. Nutrición Hospitalaria 2015; 32 (1).Available at: https://www.redalyc.org/html/3092/309243316010/. Accessed 01/31, 2019.
  • Zhang Y, Neogi T, Chen C, Chaisson C, Hunter DJ, Choi HK. Cherry consumption and decreased risk of recurrent gout attacks. Arthritis & Rheumatism 2012; 64 (12): 4004-4011. Available at: https://doi.org/10.1002/art.34677. Accessed 01/31, 2019.