Bondades y usos del agua oxigenada

¿Sabías que el agua oxigenada puede ayudarte a acabar con el molesto acné? Solo tienes que lavarte la cara con agua y jabón y aplicar agua oxigenada en las zonas afectadas

Seguramente pienses que el agua oxigenada es un elemento para el botiquín de primeros auxilios y que solamente sirve para desinfectar heridas. Nada más alejado de la realidad. Los múltiples usos del peróxido de hidrógeno te dejarán asombrado. Lee más en el siguiente artículo.

Virtudes del agua oxigenada

El H2O2 (peróxido de hidrógeno) es el único agente germicida que está compuesto solamente por agua y oxígeno, matando a los microorganismos patógenos. Por ello se considera el desinfectante natural más seguro y eficaz. Sin embargo, son muchas más las aplicaciones del “agua oxigenada” como la conocemos popularmente, que seguro no estabas enterado.

  • Para blanquear la ropa: añade una taza de agua oxigenada a la ropa blanca para evitar que quede amarilla por el paso del tiempo. También sirve para eliminar manchas de sangre en las alfombras. Vierte directamente, deja reposar un minuto y frota con cepillo, luego aclara con agua fría.
  • Para un baño desintoxicante y rejuvenecedor: utiliza unas cucharadas de peróxido de hidrógeno al 3% en una tina con agua tibia. Sumérgete por media hora, si es necesario añade agua caliente para mantener una temperatura más cómoda. Eliminarás los microorganismos que se acumulan en tu piel y pueden producir enfermedades.

Bano relajante

  • Para tratar hongos en los pies: rocía una mezcla realizada en partes iguales con agua oxigenada y agua del grifo. Aplica entre los dedos o en las uñas todas las noches y deja que se seque solo. Si hay infecciones crónicas, coloca dos medidas de peróxido de hidrógeno en agua destilada caliente y aplica una o dos veces por semana.
  • Para hacer irrigaciones colónicas o enemas: añade una taza de H2O2 a unos 15 litros de agua (para irrigaciones colónicas). Y una cucharada de H2O2 a un litro de agua destilada caliente para enemas.
  • Para evitar infecciones: Vierte unas gotas de agua oxigenada en una infección, herida o corte varias veces al día. En el caso de que haya inicio de gangrena, se sumerge directamente en H2O2 puro.
  • Para curar infecciones por ácaros: si tienes este problema, puedes colocar con un atomizador de gua oxigenada pura cada una hora en la piel.

Acaros

  • Para aliviar las infecciones en los senos paranasales: Mezcla una cucharada de peróxido de hidrógeno en una taza de agua sin cloro y vierte en un recipiente para utilizar como un aerosol nasal.
  • Para enjuagar y cuidar de la boca: Coloca una tapita de agua oxigenada en la boca y manten durante 10 minutos, sin tragar. Así eliminarás y evitarás aftas y llagas; tus dientes estarán más blancos y disminuirán las posibilidades de tener caries. Muchos usan también como enjuague bucal luego de cepillarse los dientes. Se puede realizar un dentífrico casero con bicarbonato de sodio y H2O2 y hasta sumerger el cepillo en el agua oxigenada para mantenerlo libre de gérmenes. Al tener propiedades anti bacterianas, anti virales y anti hongos, puede ayudar en algunos casos de dolor de muelas.
  • Para aclarar el cabello: el peróxido de hidrógeno sirve para tener el pelo unos tonos más claros. Diluye en agua (50/50) y rocía en el pelo luego de la ducha. Peina después. El resultado es tenue, por lo que no hay problema de quedar “platinada”.

Aclarar el cabello

  • Para desinfectar lentes de contacto: Si te has quedado sin la solución que compras en la óptica, no te preocupes, puedes aprovechar las ventajas del H2O2 que sirve para descomponer las proteínas que se van acumulando en la lentilla. Es ideal para los que tienen ojos sensibles a los líquidos.
  • Para limpiar en la casa: Eliminarás los gérmenes y dejarás un aroma fresco. Coloca un poco en el trapo o rejilla al limpiar, vierte en el líquido limpiador que usas habitualmente. Puedes usar también el agua oxigenada para dejar sin manchas los vidrios y los espejos. A su vez, si aplicas una cucharada en el lavavajillas tus platos quedarán más brillantes; es muy bueno para mantener desinfectados los baños (para no usar lejía o desinfectantes dañinos) y para enjuagar la tabla de madera luego de cortar carne o vegetales. Si combinas peróxido de hidrógeno con vinagre obtendrás un potente desinfectante, económico, natural y eficaz. Sirve para desinfectar desde frutas hasta juguetes, pasando por calzado, toallas o pisos. También es muy bueno para eliminar el moho del techo o las paredes del baño.
  • Para combatir el acné: es un remedio casero muy efectivo para los que tienen granitos en el rostro. Una vez que te lavas la cara con agua y jabón neutro, aplica con un algodón un poco de agua oxigenada sobre las espinillas o el rostro en su totalidad, aunque debes tener cuidado porque puede ser irritante o resecar un poco la piel. Aplica hasta dos veces por semana.

Remedios naturales para combatir el acné

  • Para curar el dolor de garganta: si realizas gárgaras con peróxido de hidrógeno aliviarás las molestias en la garganta. Mezcla ¼ taza de agua tibia con ¼ taza de agua oxigenada y realiza buches o gárgaras sin tragar. Te servirá a su vez para prevenir la gripe o los resfriados, porque mata bacterias que pueden provocar enfermedades.
  • Para quitar el paño: un problema que afecta a muchas mujeres. Aplica en las partes infectadas con un algodón y deja actuar algunas horas. Enjuaga y luego coloca una buena crema hidratante. No dudes en usar bloqueador o factor alto de protección cuando sales a la calle como medida preventiva.
  • Para lavar los oídos: mezcla una gotita de agua oxigenada con una poco de agua tibia y quita la cera de los oídos más fácilmente.
Categorías: Curiosidades Etiquetas:
Te puede gustar