Borrar tatuajes: ¿es posible?

14 octubre, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por el médico Leonardo Biolatto
Mucha gente se pregunta si es posible borrar tatuajes. Tras habérselo realizado en algún momento de su vida, luego puede ocurrir un cambio de opinión al respecto. En este artículo te contamos si es posible borrarlos y cómo.

Borrar tatuajes es más frecuente de lo que puede parecer en una primera impresión. Aunque, cuando una persona se tatúa, se asume que es algo para toda la vida, con el paso del tiempo puede haber un arrepentimiento o un deseo de cambiar.

Según algunas estadísticas recogidas entre personas con tatuajes, tras cinco años de haberse realizado uno, casi el 60 % está arrepentido. De ese grupo arrepentido, no todos proceden a borrar el tatuaje, pero sí una gran parte.

Los dermatólogos han visto en aumento las consultas para borrar tatuajes en todo el mundo. Esto, por supuesto, se asocia también a que más personas se realizan tatuajes. De todos modos, desde el año 2012 a la actualidad, los procedimientos de eliminación de tatuajes se duplicaron en su promedio anual.

El procedimiento no es fácil, porque el tatuaje es una tinta que se ubica en la dermis, la capa intermedia de la piel que está debajo de la superficie. La aguja para realizar tatuajes penetra la epidermis, que es la capa superficial, y deposita gotas que se impregnan en las células.

Además de dificultoso, el procedimiento se vuelve costoso, y eso hace que borrar tatuajes no sea accesible a todos. Hay que tener en cuenta también que, una vez concretado el procedimiento, pueden quedar algunas marcas de cicatriz y cambios en la coloración de la piel.

Técnicas para borrar tatuajes

Para borrar tatuajes hay tres técnicas médicas básicas. Cada una posee su indicación y su paciente ideal para aplicar. Será el médico dermatólogo quien decida cuál es la técnica de elección en cada caso. Veamos más en detenimiento cada una:

Láser

La técnica más utilizada es el láser conocido como Q-switched. Se trata de un láser de pulso muy potente, con algunas variaciones de acuerdo al tipo de piel a tratar.

No es posible la eliminación de una sola vez. Los tratamientos de láser para borrar tatuajes constan de varias sesiones que dependen del tamaño del tatuaje a eliminar, los colores del mismo, el tiempo que lleva en la piel del paciente y el tipo de piel.

Algunos tatuajes requieren hasta ocho sesiones de láser. Cada sesión tiene una duración aproximada de veinte minutos, pero las sesiones no pueden realizarse día a día. Entre cada aplicación debe pasar un tiempo, a veces de hasta un mes. Consideremos entonces que un tratamiento puede durar casi un año.

El láser se aplica en consultorios ambulatorios, no en quirófanos. Se utiliza anestesia local para disminuir el dolor del pulso de láser. Tras la aplicación, aparecen algunos efectos adversos en la región pulsada, como inflamación y, quizás, sangrado. El médico a cargo del tratamiento será el que indique los cuidados a tener en cuenta.

Cirugía convencional

Se pueden borrar tatuajes a través de la cirugía clásica. Es posible realizar este procedimiento en tatuajes pequeños, ya que, de lo contrario, sería imposible volver a cerrar la piel.

Esta técnica es una extirpación, sencilla y llanamente. Se coloca anestesia, se definen los bordes a extirpar con un bisturí, se retira el trozo de piel con el tatuaje y se cierra con sutura. Obviamente, queda una cicatriz.

La técnica es totalmente eficaz para el objetivo que persigue. Sin embargo, lógicamente, es para tatuajes pequeños, que no afectan la estética con la cicatriz.

Terapia Láser fotodinámica

Sigue leyendo: Cómo disminuir las cicatrices de tu piel de forma natural

Dermoabrasión

La tercera técnica existente para borrar tatuajes es la dermoabrasión. Como su nombre deja traslucir, con la técnica de dermoabrasión se lija la piel para eliminar las células con tinta y permitir que parte de esa tinta salga hacia el exterior en forma líquida.

El procedimiento comienza con el enfriamiento de la piel para insensibilizarla, como si de anestesia se tratase. Luego, se aplica sobre la piel tatuada un aparato que gira a muchas revoluciones, con un cepillo capaz de provocar la abrasión de la piel.

Se trata de un procedimiento doloroso que se aplica en una sola sesión. La inflamación del área tratada dura varias semanas. Se calcula que los efectos adversos pueden durar hasta un mes.

Es una técnica menos efectiva que el láser, por ejemplo, pero menos costosa. Este factor hace que algunas personas la elijan, aunque actualmente constituye una porción mínima de los tratamientos.

cicatriz de primera intención
Algunas técnicas para borrar tatuajes dejan cicatriz

Sigue descubriendo: Tratamientos para acabar con las estrías

Cuidados posteriores al borrar tatuajes

Sea cual fuere la técnica utilizada para borrar tatuajes, será necesario tener unos cuidados especiales posteriormente. Los efectos adversos se hacen presentes con cualquiera de los tres procedimientos.

Entre las medidas generales a tomar tras haber asistido a una sesión para borrar un tatuaje, tenemos:

Recuerda: es posible borrar tatuajes, pero el proceso para lograrlo tiene sus dificultades. No solo hay que pensar en las técnicas existentes, sino también en estos efectos adversos posteriores que requieren cuidados especiales.

Si estás pensando en borrar un tatuaje que tienes, lo ideal es consultar a un profesional dermatólogo que te pueda asesorar. Él evaluará tu tatuaje y tu piel para sugerirte la mejor técnica para tu caso concreto.

  • Flores, Antonio, et al. "Remoción de tatuajes con diferentes métodos." Revista de Sanidad Militar 54.6 (2018): 285-296.
  • Mora, Franco, et al. "Aplicación del concentrado de plaquetas en la exéresis de tatuajes." MediSan 19.5 (2015): 571-579.
  • Vásquez-Chirinos, Mariaesther, et al. "Tatuajes: de la tinta a la dermatología." Dermatología Venezolana 55.1 (2017).