Brioché casero

Además de pintarlo con huevo para darle un acabado brillante, es fundamental que esperemos a que el brioche se enfríe antes de desmoldarlo. De lo contrario podría romperse

Si eres fanático de cocinar en casa y usarlo como una excusa para consentir a tu familia, te invitamos a probar este delicioso brioché casero. Este bollo de leche de origen francés es un pan ligero y muy sabroso.

Debido a que el pan es fundamental para muchas recetas, en especial cuando se trata de desayunos o meriendas. Es una preparación que puedes lograr de manera muy sencilla, lo que es muy positivo, en especial porque con el brioché contarás con un pan ligeramente exquisito y dulce. Así que te dejamos con la receta:

Ingredientes

  • 250 gramos de harina de fuerza
  • 1 pizca de sal
  • 100 gramos de mantequilla en daditos
  • 2 cucharadas de azúcar
  • 1 cucharadita de levadura
  • 3 huevos
  • 1 yema de huevo batida
harina-y-huevos

Preparación

Contrario a lo que pueda parecer, preparar el brioché es bastante fácil, mucho más si tienes experiencia haciendo pan. Aun así no se requiere grandes cualidades culinarias para obtener un resultado excelente.

En un bol tamiza la harina, el azúcar y la levadura, haciendo un volcán. En el agujero ponemos la mantequilla y amasamos hasta tener una textura similar a la miga de pan. Cuando tengas la textura adecuada, agrega los tres huevos incorporándolos uno a uno. Continúa amasando hasta que tengas una masa suave y blanda.

Cubre el bol con un paño y deja reposar la masa durante veinte minutos en la nevera, mientras tanto, puedes ir enmantecando los moldes. Cuando esté lista la masa, sobre una superficie ligeramente enharinada, vuelve a amasar durante algunos minutos, la textura ahora deberá ser un poco esponjosa.

Pon la masa en el molde previamente engrasado, recuerda que la parte más lisa debe quedar en la parte de arriba, y cubre todo con un film transparente. Deja el molde en un lugar cálido para que fermente durante dos horas. Pasado este tiempo notarás que tu masa habrá duplicado su volumen. Faltando unos 10 minutos para terminar de fermentar, puedes poner a precalentar el horno a 200 grados centígrados.

Ayudado con una brocha de cocina, pinta la superficie del pan con la yema de huevo batida y mételo en el horno durante 20 minutos, o hasta que el huevo le de al pan una textura dorada y brillante.

Retira del horno y déjalo enfriar. Ten en cuenta que siempre que hornees debes dejar que primero se enfríe un poco en el molde, pues tu preparación puede deformarse si lo desmoldas cuando está muy caliente.

El pan brioché es una excelente opción para acompañar a un té o al café, así que ya solo te falta servirlo y disfrutar de este exquisito pan.

pan brioche

Consejos adicionales

  • Recuerda que una de las características del brioché es tener un ligero brillo, así que no olvides pintarlo con el huevo.
  • Dependiendo del molde que uses, será la forma que tomará tu brioché.
  • Procura usar levadura seca, que es la de los gránulos pequeños. Si usas la de otro tipo debes diluirla primero en un poco de agua tibia.
  • Puedes incorporarle chispas de chocolate para darle más sabor.