Brócoli: el vegetal para prevenir el cáncer hepático

Cada vez son más los estudios que secundan las propiedades de este vegetal y los beneficios que puede aportar su consumo regular a nuestra salud.

La buena fama del brócoli es real y merecida. Este vegetal con aspecto de bonsái y tan polivalente en la cocina encierra grandes beneficios por los que vale la pena incluirlo en nuestra dieta. La propia Organización Mundial de la Salud (OMS) habla de él como un alimento que ayuda a prevenir diversos tipos de enfermedades potencialmente mortales.

Además, los continuos estudios que se realizan sobre sus propiedades anticancerígenas no dejan de sorprendernos. Los nutricionistas nos recomiendan consumirlo de forma equilibrada, combinándolo con alimentos que potencien aún más sus virtudes como el limón o el ajo.

El brócoli: un buen protector frente al cáncer de hígado

¿Tienes brócoli en casa? Cuando lo compres en los mercados no dudes en adquirir uno de intenso color verde. Este color es debido a dos pigmentos naturales, la clorofila y los carotenoides. Ambas sustancias presentan multitud de propiedades beneficiosas para la salud.

Descubre: 4 buenas razones por las que el ajo es bueno para tu hígado

El estudio sobre las propiedades preventivas del brócoli frente cáncer de hígado fue dirigido por la doctora Elizabeth Jeffery, de la Universidad de Illinois (Estados Unidos), y se publicó en la revista especializada Journal of Nutrition.

Uno de los posibles desencadenantes asociados al cáncer de hígado es una alimentación poco saludable, rica en grasas o tóxicos como el alcohol. Este vegetal tiene la capacidad de regular la absorción de grasas, a la vez que depura el tejido hepático gracias a su capacidad para filtrar determinadas sustancias tóxicas.

Brocoli

El brócoli también es rico en antioxidantes, capaces evitar los efectos perjudiciales de los radicales libres. Gracias a su riqueza en vitaminas E, B, A, K y C, es muy beneficioso para todo el aparato digestivo, especialmente para el hígado, donde se median muchos procesos metabólicos.

El brócoli es rico en fibra

Una parte importante de la dieta que en ocasiones descuidamos es la necesidad de consumir fibra. Este nutriente es esencial para arrastrar productos nocivos y limpiar nuestro organismo. El brócoli es muy rico en fibra, lo que facilita la depuración del colon y de los intestinos, facilitando la tarea del hígado.

Importancia del brócoli en la dieta

El estudio que hemos citado al inicio sirvió para dilucidar varios de los interrogantes que había en torno a este vegetal.

En primer lugar, las personas que consumen brócoli entre 2 y 3 veces a la semana logran controlar de manera más eficiente los niveles de grasa. Además, este vegetal es bueno para reducir los niveles de colesterol.

El brócoli era especialmente positivo en el caso de los hombres. Su salud mejoraba de forma general, y ello se debía sobre todo al buen funcionamiento del hígado. A nivel de laboratorio los resultados también fueron muy esperanzadores: el brócoli detiene la acumulación de grasa en el hígado, facilitando el proceso de curación de aquellos pacientes que sufren esteatosis hepática.

La mejor forma de consumir brócoli

En primer lugar, es necesario destacar que en caso de padecer hipotiroidismo no es aconsejable consumir brócoli en exceso. Este vegetal al igual que la coliflor, el repollo o la col, del grupo de las crucíferas, contiene un tipo de compuestos que pueden bloquear la utilización y absorción del yodo, con lo que frenan la actividad de la glándula tiroidea. Bastaría con consumirlo una vez por semana.

brocoli y limon

Si no tenemos problemas de hipotiroidismo, lo más adecuado sería incluirlo entre 2 y 3 veces por semana. Lo ideal es cocinarlo al vapor. De ese modo conservamos gran parte de sus propiedades. Una vez cocinado, puedes ponerlo unos instantes al horno con unos ajos por encima y con un poco de aceite de oliva virgen extra.

Cuando lo vayas a servir en la fuente, no dudes en añadirle también un poco de jugo de limón. Estos tres ingredientes, el limón, el ajo y el aceite de oliva virgen extra, potencian aún más las propiedades de este vegetal. ¿Te animas a probarlo?