Brócoli en la dieta infantil: descubre por qué es tan recomendado

2 agosto, 2018
El brócoli es una fuente importante de vitaminas, minerales, fibra y otros nutrientes claves para el desarrollo de los niños. Te contamos por qué incluir el brócoli en la dieta infantil.

Muchos padres aún no conocen los beneficios del brócoli en la dieta infantil. Aunque algunos creen que es desagradable para los menores, se trata de uno de los alimentos más recomendables para complementar su nutrición. ¿Por qué es tan popular?

El brócoli se ha destacado desde la antigüedad por ser un ingrediente de alta calidad nutricional. Se trata de una fuente importante de vitaminas, minerales y fibra dietética que, una vez se asimilan en el cuerpo, intervienen en funciones importantes.

A pesar de que sus propiedades inciden de forma positiva a cualquier edad, se aconseja dentro de la dieta de los niños porque apoya su proceso de desarrollo. También es un gran aliado de su sistema inmunitario, pues ayuda a reforzar las defensas para evitar enfermedades.

Propiedades nutricionales del brócoli

Sarén y brócoli listo para coninar.

El brócoli en la dieta infantil sobresale porque aporta más nutrientes en comparación con otras verduras crucíferas como las coles, la coliflor o el repollo. Se recomienda como preventivo de la anemia ferropénica, ya que es una fuente importante de hierro.

Para ser más específicos, cada 100 gramos de brócoli puede aportar:

  • Calorías: 32 Kcal.
  • Proteínas: 5,5 gramos.
  • Lípidos: 0,3 g
  • Glúcidos: 4,86 g
  • Vitamina A: 3500 UI.
  • Vitamina B1: 100 mg.
  • Riboflavina o vitamina B2: 210 mg.
  • Vitamina C: 118 mg.
  • Calcio: 130 mg.
  • Fósforo: 76 mg.
  • Hierro: 1,3 mg.

Lee también: Mis hijos no comen pescado: ¿qué puedo hacer?

Beneficios del brócoli en la dieta infantil

Debido a su interesante aporte de nutrientes, el brócoli en la dieta infantil puede aportar muchos beneficios. No solo contribuye a un óptimo desarrollo físico del menor, sino que interviene de forma positiva en su estado de ánimo y habilidades cerebrales.

Ayuda a prevenir enfermedades

Propiedades nutricionales del brócoli

La concentración de vitaminas, minerales y compuestos antioxidantes que caracterizan al brócoli ayudan a cuidar la salud de los niños. Al ayudar a cumplir sus requerimientos nutricionales, mejora sus defensas y permite hacerle frente a muchas enfermedades.

Por ejemplo, su contenido de hierro y ácido fólico mantiene una buena producción de glóbulos rojos para evitar la anemia. Además, su fibra alimentaria mejora la utilización de la glucosa y previene problemas como la anemia y obesidad.

Combate el estreñimiento

Una de las razones para añadir brócoli en la dieta infantil es la prevención y tratamiento del estreñimiento. Como algunos ya lo saben, este trastorno es habitual en los menores debido a sus continuos cambios alimentarios y bajo consumo de agua.

El brócoli, al hacer un aporte significativo de fibra, optimiza la motilidad intestinal y favorece la eliminación de las heces. Aunque espuede causar flatulencias, como ocurre con otros vegetales crucíferos, es muy recomendado para cuidar la salud digestiva.

Reduce el riesgo de obesidad

Obesidad infantil.

La obesidad infantil es uno de los trastornos que puede disminuir la calidad de vida de los menores. Si bien puede ser de origen genético, a veces se desarrolla por los hábitos alimentarios. Sin embargo, elegir ingredientes sanos como el brócoli disminuye los riesgos.

Su bajo aporte calórico permite disfrutar recetas más ligeras. Además, gracias a sus proteínas, vitaminas y minerales apoya las funciones metabólicas para una mejor utilización de los azúcares y grasas.

Fortalece los huesos

Añadir brócoli en la dieta infantil puede apoyar el proceso de crecimiento y fortalecimiento de los huesos. La combinación de calcio, magnesio y zinc que aporta este vegetal actúa de forma directa sobre la estructura ósea, lo que disminuye el riesgo de fracturas.

Ver también: Recetas de helado de limón para sorprender a tus hijos

Protege la salud cardiovascular

La fibra dietética que contiene el brócoli ayuda a descomponer el colesterol para evitar su acumulación en la sangre. Por su parte, el magnesio regula el ritmo cardíaco y disminuye el riesgo de enfermedades del corazón y las arterias.

¿Cómo incorporar brócoli en la dieta infantil?

Una niña pequeña come brócoli.

Como lo habíamos comentado, el brócoli produce gases, por lo que es mejor retrasar su inclusión en la alimentación del bebé hasta que su sistema digestivo esté más maduro. Más tarde, se puede empezar a incorporar a través de deliciosas recetas.

Los niños pueden rechazar el vegetal por su aspecto o porque han visto en televisión que ‘no es agradable’. Sin embargo, hay estrategias simples para que lo coman con más facilidad. A continuación repasamos algunas:

  • Dar ejemplo: no puedes pedir a tu hijo que coma brócoli si tú no lo haces.
  • Trabajar en su presentación: la manera en cómo les presentas la comida y su forma de cocción incide en que les apetezca comerla.
  • Acompañarlo con otros alimentos: no tiene por qué estar solo en una ensalada. De hecho, pues añadirlo a la pasta o hacer una pizza.
  • No abusar de las cantidades: un niño no tiene la misma capacidad de asimilar la comida que un adulto. Además, el exceso de brócoli le puede causar indigestión y gases.
  • Hacer purés o papillas: son formas efectivas de que lo coman sin problema.

¿Ya incluyes brócoli en la dieta infantil? Como te acabas de dar cuenta, es un alimento con muchos beneficios. No dudes en hablarle a tu hijo de lo importante que es comerlo y, por supuesto, prepáralo varias veces a la semana.

Te puede gustar