Bronquiectasia: tratamientos naturales para combatirla

Cualquier enfermedad que afecte las vías respiratorias nos van a llenar de molestias y dificultades, por lo que lo más recomendado es tratarlas a tiempo, con ayuda de ingredientes naturales

La bronquiectasia se presenta cuando los tubos bronquiales de tamaño mediano y los más pequeños, generalmente de la parte inferior de uno o de ambos pulmones, se dilatan y forman bolsas infectadas que producen grandes cantidades de esputos, más o menos purulentos.

En este artículo queremos enseñarte todo lo que necesitas saber sobre esta enfermedad y la manera de calmar sus síntomas con remedios de origen natural.

Síntomas

La enfermedad se caracteriza por ataques de tos y mucha expectoración, especialmente durante las dos primeras horas después de levantarse.

Los esputos tienen una peculiaridad, tienden a formar tres capas al dejarlos asentar. La capa inferior es purulenta, la segunda acuosa y la superior espumosa.

El color puede ser amarillento, verduzco, marrón o sanguinolento porque las hemorragias son bastante frecuentes.

Los signos y síntomas son muy parecidos a los de la tuberculosis y se necesita un examen cuidadoso para distinguir una enfermedad de la otra. Estos pueden incluir:

  • Halitosis o mal aliento
  • Infecciones bronquiales repetidas
  • Dedos de la mano hinchados
  • Fiebre
  • Fatiga, debilidad y cansancio
  • Palidez
  • Reducción de peso
  • Pérdida de apetito
  • Dolor en el pecho

Consejos 

Si se puede mantener un drenaje libre de los sacos bronquiales, la enfermedad se transforma más en una molestia que en un peligro; el problema es que este drenaje no es siempre fácil de realizar, aun con la ayuda de un médico. 

¿Qué debe hacerse?

  • Procura fortalecer la salud general asegurándote de tomar los debidos descansos.
  • Respira mucho aire fresco.
  • Exponte un poco a la luz del sol.
  • Se debe llevar una dieta adecuada y rica en vitaminas.
  • También se debe hacer un examen médico cabal que incluya una radiografía.

Remedios naturales para tratar la bronquiectasia

Por sus excelentes propiedades y beneficios, las plantas medicinales han sido siempre de gran ayuda para tratar diferentes enfermedades. A continuación te hablamos de algunas que pueden favorecer el tratamiento de la bronquiectasia.

Saúco

Por sus grandes propiedades antiinflamatorias, laxantes y antivirales, esta planta es de gran ayuda a los síntomas de la bronquiectasia. Previene la fiebre, disminuye la inflamación y alivia la irritación de los tubos bronquiales.

Ingredientes

  • 1 cucharada de flores de saúco (15 g)
  • 1 taza de agua (250 ml)

Preparación

  • Calentamos el agua y, antes de que comience a hervir, agregamos la cucharada de sauco.
  • Cuando hierva la retiramos del fuego y dejamos reposar.
  • Tomamos dos veces al día, en la mañana y la noche.
  • Se recomienda tomar cuando la preparación aún este tibia.

Caléndula

calendula

Es una de las plantas que no debe faltar en casa por sus excelentes beneficios curativos. Gracias a sus propiedades antisépticas y antiinflamatorias puede ser una gran aliada para tratar algunos de los síntomas de esta enfermedad.

Ingredientes

  • 2 cucharadas de flores de caléndula (30 g)
  • 4 tazas de agua (1 litro)

Preparación

  • Calentamos el agua y, cuando llegue a ebullición, agregamos las cucharadas de caléndula.
  • Dejamos reposar durante 10 minutos.
  • Colamos y tomamos la preparación durante todo el día.

Malva

Esta planta es muy reconocida por sus excelentes propiedades curativas. Las hojas y las flores son las partes que aportan las sustancias más beneficiosas para la salud.

Es antiinflamatoria, emoliente, expectorante, por lo que ayuda al tratamiento de la bronquiectasia.

Ingredientes

  • 1 cucharada de malva (15 g)
  • 1 taza de agua (250 ml)

Preparación

  • Calentamos el agua y cuando hierva, añadimos la cucharada de malva y dejamos reposar 10 minutos.
  • Tomamos tres veces al día, hasta obtener mejoría.

Menta

Qué es la menta.

Por sus propiedades antibacterianas, esta planta es de gran beneficio, ya que se encarga de bajar la fiebre  y la infección, que son unos de los síntomas de esta enfermedad.

Ingredientes

  • 1 cucharada de menta (15 g)
  • 1 taza de agua (250 ml)

Preparación

  • Hervimos el agua.
  • Cuando llegue a ebullición, agregamos la cucharada de menta, tapamos, retiramos y dejamos reposar.
  • Tomamos tres veces al día, preferiblemente media hora antes de cada comida.

Manzanilla y tomillo

Por sus excelentes propiedades, antiinflamatorias y también antisépticas estos dos remedios naturales son de gran beneficio para combatir la fiebre y el malestar causado por la bronquiectasia.

Ingredientes

  • 2 cucharadas de manzanilla (30 g)
  • 1 cucharada de tomillo (15 g)
  • 4 tazas de agua (1 litro)

Preparación

  • En un recipiente ponemos a hervir el agua y agregamos las dos cucharadas de manzanilla y la de tomillo.
  • Dejamos por 5 minutos más a fuego lento.
  • Retiramos y tomamos durante todo el día.

Escancel (Aerva sanguinolenta)

Esta planta es una gran alternativa para tratar los problemas, pulmonares, resfriados, catarros y dolor en el pecho. Por sus propiedades antibióticas, antiinflamatorias y además antibacterianas entre otras,  ayuda a contrarrestar los síntomas de esta enfermedad.

Ingredientes

  • 1 cucharada de hojas de escancel (15 g)
  • 1 taza de agua (250 ml)

Preparación

  • Ponemos a hervir la taza de agua.
  • Agregamos las hojas de escancel (Aerva sanguinolenta).
  • Después de que haya hervido, dejamos reposar 5 minutos.
  • Tomamos dos veces al día, en la mañana y la noche.
Te puede gustar