¿Cómo tener buen sexo después de la menopausia?

Para tener buen sexo después de la menopausia es imprescindible que nos mentalicemos de que nuestro cuerpo ha cambiado. Las relaciones no son iguales pero no tienen porqué ser peores.

¿Crees que no podrás tener buen sexo después de la menopausia? Este es un temor muy común en las mujeres que ya se aproximan a cierta edad o que ya llegaron a esa etapa en la vida de la mujer.

Es un hecho que muchas cosas cambian en tu anatomía y que ahora debes adaptarte a eso. Sin embargo, esto no significa que debas olvidarte de tu vida sexual.

Aquí te hemos recopilado los mejores consejos para tener buen sexo después de la menopausia. Eso sí, recuerda que no hay una receta mágica y debes buscar lo que mejor te funcione.

Además, siempre es buena idea hablar con tu pareja sobre tus dudas y temores. De esta manera, podréis trabajar en conjunto para mejorar vuestra vida sexual.

Olvida la idea de que tu vida sexual ha terminado

Seguro que has escuchado eso de que la mente es muy poderosa y que hace realidad mucho de lo que pensamos. Si al llegar a la menopausia te concentras en la idea de que tu vida sexual terminó y que ya no podrás disfrutar, eso pasará.

Claro que hay cambios hormonales que afectarán tu libido y te dificultarán el inicio del deseo, pero no por eso debes renunciar a tu disfrute. Para tener buen sexo después de la menopausia comienza por aceptar que tus ritmos han cambiado y prueba para encontrar cómo y qué te excita ahora.

Una buena opción para reavivar la llama y recuperar parte de la emoción en la pareja son las fantasías. Evocar escenarios, encuentros e incluso roles puede ser un disparador del deseo sexual. Experimenta con tu pareja y descubrirás que sigues siendo la misma.

Lee también: Aumentar tu libido con estos 11 alimentos

Invierte en un buen lubricante

Invierte en un buen lubricante

Para tener buen sexo después de la menopausia necesitas lidiar con la sequedad vaginal causada por los cambios hormonales. Muchas mujeres intentan mantener relaciones de la forma habitual pero se dan cuenta de que puede resultar doloroso o molesto.

Si es tu caso recuerda que no hay culpables, simplemente tu cuerpo necesita algo de ayuda extra. Quizá es el momento de buscar un lubricante que os guste a los dos.

Es muy probable que antes ya hayas usado alguno. De no ser así, recuerda:

  • Pregunta a tu médico si necesitas algún tipo de lubricante en especial. Evita riesgos hablando con tu ginecólogo y pidiéndole que te dé algunas recomendaciones. Deberá ser compatible con tus características, pues algunas mujeres desarrollan reacciones alérgicas a ciertos componentes. 
  • Escoge la calidad. Aunque nunca hayas comprado estos productos, te recomendamos escoger uno de calidad y prevenir problemas de irritación.
  • Elige uno que sea a base de agua para evitar infecciones. En el mercado hay lubricantes a base de agua y también a base de aceite. Los segundos serían menos recomendables ya que además pueden interferir con los preservativos.

Una vez que tengas el lubricante, usa tanto como necesites. No tengas miedo ni vergüenza, seguro que tu pareja está dispuesta a incorporar este nuevo elemento para asegurar la satisfacción de ambos.

Evita el estrés

Tener buen sexo después de la menopausia requiere de mucha calma y tranquilidad. Así que, en ese momento, olvídate de cualquier situación estresante y concéntrate en tus sensaciones.

A veces es necesario escoger un entorno relajante y que propiecie la intimidad. Así que juega con los elementos que tienes a mano. Prepara una cena romántica, ponte en situación con tu pareja y deja que las cosas fluyan.

Trata de combatir los focos de estrés en tu vida a través de la práctica de deportes, planificando tiempo para relajarte o aplicando estrategias para desconectar del trabajo.

Tómate tu tiempo

Toma tu tiempo

Durante tus años de juventud quizás lograbas alcanzar el orgasmo con rapidez. Parte de tener buen sexo después de la menopausia es entender que tus tiempos cambian.

No es que ya no vayan a llegar los orgasmos pero si necesitarás más tiempo y atención. Esto no es nada malo, tan solo es una consecuencia natural. Tu pareja y tú debéis daros todo el tiempo que sea necesario para el juego previo.

Es importante que os deis una oportunidad para llevar vuestra relación a un nuevo nivel y reaprender sobre vuestra sexualidad. Pasar tiempo de calidad con la pareja es necesario para seguir fortaleciendo el vínculo y alimentar la complicidad en la cama.

Algunas cosas que funcionan son:

  • Usar la tecnología. Id preparando el ambiente con algunos mensajes sugerentes o con una charla sexy.
  • Concentraos en los besos y caricias previos. No tengáis prisa, mejor tomaos vuestro tiempo.
  • Preparad el momento. Tener buen sexo después de la menopausia requiere de cierta preparación. Prepara el lugar, elegid ropa sugerente y alejaos de toda obligación durante el encuentro íntimo.

Visita este artículo: Controla los sofocos de la menopausia con estos 8 remedios caseros

Acepta los cambios para tener buen sexo después de la menopausia

En lugar de luchar contra la edad, la menopausia y los cambios que esta conlleva, acepta tu nueva realidad. Algunas mujeres se niegan completamente a los cambios y lo único que logran es sentirse frustradas.

Así que, si vas por ese camino, da un paso atrás y acéptate.  Ahora tienes experiencia y conocimiento sobre tu cuerpo que te ayudarán a tener una mejor experiencia si te lo permites.

No pienses que una edad o circunstancias son mejores que otras. Es posible que todo lo que necesites sea aceptarte y dejar que las cosas fluyan.