Buenas razones para comer mantequilla (natural)

Si queremos consumir una mantequilla más sana y con menos calorías podemos clarificarla en casa. De esta forma le quitamos toxinas, lactosa y consumimos menos grasas saturadas

La mantequilla, antiguamente considerada un alimento muy nutritivo y saludable, ha sido muy criticada en los últimos años. Sin embargo, en este artículo presentamos los múltiples beneficios de este alimento tan natural, especialmente si lo consumimos ecológico, procedente de leche cruda de vacas alimentadas con pasto.

También explicamos por qué es mucho más dañiña la margarina y una receta sencilla para hacer que nuestra mantequilla habitual sea todavía más ligera, digestiva y sana.

Rica en vitaminas

La mantequilla contiene todas las grasas liposolubles: la A, la D, la E y la K.

  • Vitamina A: interviene en el crecimiento, mejora la hidratación (piel, mucosas, pelo, uñas, dientes y huesos), mejora la visión y es un antioxidante natural.
  • Vitamina D: regula el metabolismo del calcio y el del fósforo.
  • Vitamina E: es un antioxidante natural. Mejora el sistema inmunitario y es antiinflamatoria
  • Vitamina K2: previene la caries y fortalece los huesos

mantequilla derempath

Rica en minerales

La mantequilla contiene sobre todo selenio y yodo, pero también manganeso, cromo, zinc y cobre, entre otros.

  • Selenio: protege contra las enfermedades del corazón y el cáncer
  • Yodo: necesario para un buen funcionamiento de la tiroides.

Contiene ácidos grasos

Estos ácidos grasos, entre los que destacamos los omega-3, los omega-6 y el ácido araquidónico, son imprescindibles para nuestro organismo. Refuerzan el sistema inmunológico, impulsan el metabolismo, mejoran el funcionamiento cerebral, nutren la piel, etc.

No aumenta la grasa corporal

La mantequilla, consumida con moderación, no aumenta la grasas corporal, ya que los ácidos grasos que contiene no se almacenan y además da sensación de saciedad.

Es muy nutritiva

Es un alimento que nos nutre muchísimo tomando poquita cantidad, lo que lo hace ideal para niños, deportistas, personas con poco apetito, en épocas de frío, etc.

Es muy sabrosa

El intenso sabor de la mantequilla nos ayuda a enriquecer muchas recetas, sobre todo en respostería.

galletas Muy Yum

Cuidado con la margarina

Curiosamente la mantequilla ha sido criticada a la vez que se daban a conocer las bondades de la margarina. Sin embargo, mientras que la mantequilla es un alimento natural, procedente de las vacas, y consumido a lo largo de la historia, la margarina es una creación artificial de las últimas décadas a base de aceites vegetales de dudosa calidad que han pasado varios procesos para obtener una textura sólida, para blanquear los aceites, para darle un color más amarillo, para darle sabor, para conservarla, etc. Además, cualquier vitamina que pueda llevar ha sido añadida también artificialmente.

La margarina es tan calórica o más que la mantequilla y contiene grasas trans, que son altamente dañinas para nuestro organismo, y se ha demostrado que elevan el riesgo de sufrir enfermedades coronarias. Aunque la margarina no debería contener colesterol por ser de origen vegetal, lo cierto es que estas grasas trans también causan un aumento del colesterol malo.

Cómo hacer una mantequilla más saludable

El ghee o mantequilla clarificada es una receta de la cultura ayurvédica de la India que podemos comprar o preparar nosotros mismos con nuestra mantequilla habitual. El proceso de elaboración permite que la mantequilla quede libre de toxinas, sin lactosa y con menos grasas saturadas, por lo que es más ligera y digestiva.

Una vez elaborado lo podremos usar igual que la mantequilla, pero también para cocinar, ya que puede usarse a altas temperaturas sin peligro de toxicidad.

Además, se usa para hidratar la piel y los ojos, y en la India es considerado un alimento altamente terapéutico.

Se prepara con mantequilla sin sal, preferiblemente ecológica. Se pone en un cazo a hervir a fuego suave, sin tapa, removiendo de vez en cuando con una cuchara de madera. Podemos retirar la espuma que va saliendo con una espumadera. Cuando empiecen a salir burbujas, esperaremos a que salga de nuevo una espuma donde podremos ver también restos sólidos. Entonces apaguaremos el fuego y lo filtraremos con un colador de tela. El proceso dura una media hora.

ghee I Believe I Can Fry

Aunque sea una versión más saludable de la mantequilla conviene comer el ghee con moderación. Lo podemos conservar fuera de la nevera y se mantiene durante varios meses.

Si preferimos comprar el ghee, lo encontraremos en dietéticas o en tiendas especializadas en productos de la India.

 

Imágenes por cortesía de derempath, madlyinlovewithlife, Muy Yum, I Believe I Can Fry

Te puede gustar