¿Es bueno comer fruta después de la cena? - Mejor con Salud

¿Es bueno comer fruta después de la cena?

¿Sabías que el mejor momento del día para comer fruta es por las mañanas? Nos aportan toda la energía que necesitamos para afrontar la jornada

Existen voces a favor y otras en contra en relación a este tema. Algunos indican que no es recomendable que el postre sea una fruta, mientras que otros dicen que mejor se come antes de la cena; también están los que aprueban sin miramientos la ingesta de una rica manzana, pera o plátano después de comer.

En el siguiente artículo desvelaremos el misterio. ¡No te lo puedes perder!

Comer frutas antes de la cena

Nos han enseñado que primero se come lo salado y después lo dulce. Sin embargo, hay personas que indican que, para evitar problemas digestivos, el postre frutal ha de consumirse antes que la cena.

¿Por qué? Porque te aportará más saciedad. Eso es muy bueno si estás haciendo dieta pero también si no quieres irte a la cama con 2 kilos de más. En ocasiones comemos mucho en la cena, y eso no es bueno para nuestra salud.

Si por el contrario, comes la fruta después de cenar, estarás sumando las pocas calorías de estos alimentos y no podrás bajar de peso ni mantener tus kilos. A nivel nutricional, comer frutas por las noches no permite que conservemos la línea en comparación con lo que ocurre durante el día.

Esto es así porque tienen propiedades energéticas que aceleran el metabolismo y esto solo es bueno cuando estamos en actividad. Ahora bien, si estamos tumbados en el sofá o en la cama durmiendo, el metabolismo trabaja con mayor lentitud.

Las frutas nos aportan:

  • Calcio
  • Fósforo
  • Hierro
  • Antioxidantes
  • Azúcares
  • Grasas (en poca cantidad)
  • Hidratos de carbono
  • Vitaminas

Comer-frutas-antes-de-la-cena

Por lo general, comemos (con suerte) una fruta después de cenar, al considerarla un postre. Ese es el peor momento para consumirlas.

La mayoría de todos los nutrientes nombrados anteriormente se pierden durante el proceso de la digestión por causa de la fermentación de los azúcares que contienen. Es por ello por lo que a muchas personas les caen mal las frutas después de comer.

No es aconsejable tampoco comerlas en cualquier momento del día, ya que tienen una sustancia llamada fructosa que en nuestro cuerpo se convierte en glucosa y energía. Si no la gastamos de alguna manera, se acumula en el organismo en forma de grasa.

Lee también: Las 5 mejores frutas antiinflamatorias

Ventajas y desventajas de comer fruta por la noche

Primero haremos una lista con los pros de elegir esta opción de postre:

  • Pueden ser un rico y saludable aperitivo si no se consumen en exceso.
  • Están llenas de vitaminas, nutrientes y minerales que tu cuerpo necesita.
  • Reducen el riesgo de padecer enfermedades graves.
  • Permiten mantener el peso ideal.
  • Son una mejor alternativa a un postre repleto de azúcar, dulce, etc.
  • Pueden saciar el apetito para no comer tanto por las noches.

Comer frutas

Los contras de comer frutas por la noche son:

  • Ya que la mayoría de las frutas tienen azúcar, esta aumentará en la sangre (no aconsejado para personas con diabetes).
  • Pueden interferir en tus objetivos de bajar de peso si reemplazas con frutas cualquier otro alimento.

No olvides leer: Jugos para reducir la diabetes tipo 2 en una semana

¿Cuándo es el mejor momento para comer fruta?

De los datos anteriores nos surge una duda (que seguro también tendréis): ¿Cuándo puedo comer fruta? Ya sabemos que se trata de un alimento benéfico para nuestra salud, pero la teoría de no poder consumirlas de postre nos ha dejado algo extrañados.

He aquí la respuesta: Por las mañanas. Por supuesto que te daremos las suficientes razones para tal afirmación.

Comer fruta en el desayuno es bueno para comenzar el día con una buena dosis de energía natural. El metabolismo trabaja más deprisa hasta el mediodía porque seguramente es en las horas donde estás más cargado de actividades.

¿Cuándo-es-el-mejor-momento-para-comer-fruta

Si comes una manzana, una naranja, unas fresas o una pera para desayunar (junto a otros ingredientes, claro está), podrás quemar más calorías que si solo consumes un café.

No te olvides que las frutas tienen un aporte bajo en grasas por lo tanto no es aconsejable que sean el único alimento de toda la mañana. Tienes que añadir a tu dieta matinal hidratos de carbono y fibras, sobre todo.

Pero además de comer frutas en la mañana, podemos elegirlas para que sean un tentempié o snack a media tarde. Sí, justo cuando te estás quedando “sin baterías” y todavía te quedan muchas cosas por hacer, sobre todo si al salir de la oficina vas al gimnasio, a la universidad, tu familia te espera en casa, etc.

Las frutas no pueden faltar en nuestra dieta, siempre y cuando las consumamos como corresponde. Todo dependerá también del organismo de cada persona y de las cantidades que ingiramos.

Si después de la cena quieres comer 2 o 3 uvas, no hay problema, pero no consumas un plátano, por ejemplo, porque es probable que te caiga pesado.

Ten a mano siempre diversas opciones naturales y saludables para comer cuando lo desees y cuando tus fuerzas se estén acabando. Recuerda entonces las máximas:

  • Come fruta antes de la cena.
  • Consume frutas en el desayuno.
  • Ingiere una fruta por la tarde.
  • Y añadimos una más: Cómelas solas, sin ningún otro alimento.

De esta manera, aprovecharás todos los nutrientes que estos riquísimos regalos de la naturaleza tienen para nosotros. Evitarás así:

  • La indigestión
  • La pesadez estomacal
  • El aumento de peso
  • La acidez
  • La gastritis
  • La falta de nutrientes

Como último consejo: No mezcles los tipos de frutas, es decir, no comas ácidas con dulces. Prefiere únicamente una especie a la vez. Y siempre come frutas frescas, ni en conserva, ni procesadas, ni congeladas, ni enlatadas, ni como zumos industriales. En lo posible, que sean orgánicas.

Cuando comer fruta