¿Es bueno o malo usar sostén?

Aunque el uso del sostén vendrá determinado por el tamaño de los senos, lo cierto es que no debemos abusar de esta prenda, para permitir también que el pecho se relaje

Sin dudas, esta pregunta genera polémica.

Están aquellos que defienden el uso del sostén a capa y espada, los que dicen que únicamente hay que llevarlo en ciertos momentos del día y otros indican que esta prenda femenina no sirve, sino todo lo contrario.

En este artículo te contamos más sobre la duda de si es bueno o malo usar sostén.

Estudio sobre los efectos del sostén en los senos

Estudio sobre los efectos del sostén en los senos

El médico Jean Denis Rouillon, de la Universidad De Franche-Comté, lleva años estudiando los efectos el sostén en las mujeres.

Sus investigaciones se basan en analizar, observar y medir los pechos de las voluntarias, así como también permitir a cada una que cuente su experiencia al llevar o no sujetador.

Algunas de ellas han aceptado quitarse el sostén en determinadas situaciones (como, por ejemplo, hacer deporte) y otras han accedido a no llevarlo nunca.

Según las primeras conclusiones, cuando no se lleva esta prenda íntima los pezones suben un promedio de 7 mm al año. ¿El motivo? Los pechos se fortalecen.

Para varias de las voluntarias del proyecto hacer deporte sin sostén no es un problema, así como tampoco ir al trabajo, estar en casa o asistir a una fiesta. No les duelen los pechos al terminar la jornada, ni sienten presiones o incomodidad durante el día.

Ver también: ¿Usar sostén influye en el desarrollo de cáncer de mama?

Lo único “malo” para destacar es la reacción de las personas a su alrededor, quienes las miran de forma extraña o le dicen que debe usar sostén.

En todo caso para evitar miradas o comentarios desafortunados optan por llevar un modelo sin varillas.

Lo cierto es que este estudio podría dejar de lado a una gran parte de la población femenina: aquellas mayores de 30 años, con senos grandes, sobrepeso o que hayan sido madres.

Todo puede cambiar entonces si se cumple con estos requisitos. Por ejemplo, durante el embarazo los pechos crecen y las glándulas mamarias se desplazan hacia abajo. En ese caso si sería bueno emplear sujetador.

Mitos y verdades sobre el uso de sostén

Si bien podemos pensar que desde siempre las mujeres llevaron sujetador eso no es verdad. Es prácticamente un invento moderno basado en la moda.

Algunos de los mitos y realidades que giran en torno al uso de sostén son:

“Llevar sujetador es algo necesario”

Nuevamente tenemos que citar al profesor Rouillon para responder a esta idea. Según este profesional, el sostén podría causar estrías, flacidez y pérdida de firmeza en los senos.

Por lo tanto, son una “falsa necesidad”.

“Son imprescindibles para luchar contra la ley de gravedad “

No sabemos qué diría Isaac Newton al respecto, pero la mayoría de las mujeres creen que usar sostén ayuda a evitar o reducir que los senos se caigan.

Si bien esto parece ser una ley femenina, lo cierto es que la prenda limita el crecimiento de los tejidos que soportan los pechos. Por lo tanto, no presentaría un beneficio anatómico o fisiológico.

“Son mejores los modelos con varillas”

Sosten

Es verdad que enmarcan los senos de otra manera y quedan muy elegante. Sin embargo, también tienen sus contraindicaciones.

El uso excesivo de sostenes con aros o varillas metálicas causa lesiones o heridas tanto internas como externas. Incluso se relaciona con un aumento del riesgo de padecer cáncer de mama.

“El sostén también se lleva de noche”

Algunas mujeres no se quitan el sostén cuando van a dormir por miedo a la ley de gravedad o porque creen que al llevarlo se sentirán más cómodas al acostarse boca abajo. Lo primero es un mito y lo segundo tiene que ver con las creencias o hábitos.

Según la Sociedad Americana de Cirujanos Plásticos y Reconstructivos, los ligamentos microscópicos mantienen los pechos en su lugar.

Cuando están “acostumbrados” a que otro haga el trabajo por ellos (es decir el sostén) se debilitan y es más probable que aparezca la flacidez en la zona.

“Cuánto más grandes los senos, más ajustados los tirantes”

Más allá de tener en cuenta el ajuste, sería mejor comprar un modelo cuyos tirantes sean acordes al tamaño y peso del busto. Si se tiene pechos grandes los tirantes han de ser más anchos (y viceversa en mujeres con senos pequeños).

También hay que saber que, cuanta más “tensión” hay en las tiras, más trabajo inverso hacen los ligamentos.

Por lo tanto, al quitarnos el sostén los pechos bajarían más que de costumbre, como si se tratase de un elástico que se suelta tras estar tensado durante horas.

Te recomendamos leer: 5 razones por las que duelen los senos

“El sostén es necesario al hacer deporte y en el embarazo”

Sosten

Eso es totalmente cierto, ya que en esos momentos los pechos, o bien hacen esfuerzos y movimientos diferente,s o crecen más de lo habitual.

Por supuesto que en cada caso se debe usar un modelo especial y siempre recordar quitarlo por las noches o tras el ejercicio por estar transpirados.

Otras circunstancias que llevan a necesitar más el sostén son:

  • Sobrepeso.
  • Senos grandes en proporción del cuerpo.
  •  Mujeres que amamantan o ya pasaron la menopausia.

Por último, la cantidad de horas que se debe llevar el sostén no debería superar las 7 u 8. Podemos usarlo cuando estamos en el trabajo o fuera de casa y, apenas llegamos, quitarlo.

De esta manera los senos se relajan y se reducen los riesgos relacionados a esta prenda. ¡Y por supuesto no tenerlo puesto para dormir!