Bullying emocional: cómo reconocerlo y combatirlo

El bullying emocional puede llegar a ser muy perjudicial si no sabemos reconocerlo a tiempo, ya que puede hundir la moral de la persona acosada y llevar a extremos peligrosos

El bullying es un tema que ha tomado gran relevancia en los últimos años, especialmente en el ámbito escolar. Sin embargo, no solo los niños practican bullying emocional, también lo hacen algunos adultos.

Asimismo, existe la idea de que el bullying solo se da forma física. Sin embargo, esto es falso. Este acoso puede ser emocional, el cual resulta más complicado de ver y aceptar, aunque sus repercusiones son igual de negativas.

A continuación te diremos cómo reconocerlo, y más importante, cómo lidiar con la situación. Si notas que estás sufriendo este tipo de violencia, es importante que actúes.

Toma en cuenta que, si lo dejas pasar, puedes experimentar efectos negativos a largo plazo.

¿Cómo reconocer que eres víctima de bullying emocional?

¿Crees que estás siendo víctima de bullying pero no estás seguro? Presta atención a las siguientes señales. Aceptar que vives esa situación es lo básico para recuperar la confianza en ti.

1. Una persona o grupo de personas habla mal de ti a tus espaldas pero es agradable contigo

Recuerda que el problema radica en ellos

Las personas que practican bullying emocional, por lo regular, no son capaces de decirte las cosas negativas de frente. El motivo es que, si lo hacen, te dan la oportunidad de defenderte.

En lugar de ello, pretenderán ser las personas más agradables del mundo contigo, pero seguramente sientas esa hostilidad.

  • La mejor manera de combatir la situación es confrontándolos de forma directa. Date tiempo de explicar lo que sabes, cómo te hace sentir eso y de pedir una explicación sobre su actitud.

Realmente no tendrán una explicación justificable pero al menos habrás dado el paso para retomar el control de la situación.

Lee también: ¿Cómo saber si mi hijo hace bullying?

2. Buscan controlarte mediante el miedo o represalias

Otra característica del bullying emocional es que te sentirás fuera de control. Es posible que sientas que, al reaccionar o pedir explicaciones, esa persona actuará de forma agresiva contigo.

  • Cuando esta situación se presenta en tu grupo social, podrías sentir que si pides explicaciones o exiges respeto, tendrás que soportar burlasserás excluido.

Aunque es difícil, lo ideal es no caer en el juego.

3. Eres víctima de acciones que te dañen seriamente

Eres víctima de acciones que te dañen seriamente

Las personas que practican el bullying emocional suelen pasar por alto el remordimiento y la culpa.

  • Por ello, se sienten tentados a contar los secretos que conocen sobre ti o dirán mentiras sin importar las consecuenciasLo harán solo porque les causa cierta satisfacción.
  • Cuando te enfrentas a una situación así y decides plantarles cara, podrías experimentar más de estos actos negativos.

En la mayoría de los casos podrías entrar en un círculo vicioso donde todo el tiempo estás recibiendo ataques sin tregua.

¿Cómo lidiar con una situación de bullying emocional?

Si al final resulta que sí estás siendo víctima del bullying, es momento de actuar. Cada uno reacciona y está dispuesto a comportarse de distintas maneras.

Aquí tienes las mejores opciones, prueba todas o solo la que vaya mejor con tu personalidad.

1. Recuerda que el problema radica en ellos

Recuerda que el problema radica

El motivo por el que el bullying emocional causa tanto daño es que terminas creyendo que realmente el fallo lo estás cometiendo tú.

Sin embargo, debes saber que el motivo por el que el bully o agresor se comporta así es porque no se acepta a sí mismo.

En este caso podrías tratar de hacerle sentir mejor pero posiblemente no lo logres. La mejor estrategia es, simplemente, alejarte.

2. Recuerda que lo que hacen o dicen es reflejo de sí mismos

Los agresores de este tipo no son objetivos. Por eso, cuando ven en otra persona aquello que no les gusta de sí mismos o que les gustaría tener, tratan de usarlo en contra.

La siguiente vez que un agresor te trate de hacer sentir mal, solo recuerda que está reflejando algo de sí mismo.

Cuando él o ella descubran que sus palabras o actos en realidad no te hacen daño y que les tienes cierta compasión, tal vez se molesten, pero también se alejarán.

Ver también: Cómo detectar si a tu hijo le hacen bullying en la escuela

3. Ignóralo

Ignóralo

Si eres una persona a la que no le gusta confrontar a otros, simplemente, pasa de ello. Los agresores suelen amar el drama y, si les das la oportunidad, tal vez terminen llorando y actuando en exceso.

A través de sus actitudes, ellos buscan hacerte sentir mal. Para evitar darles el gusto, niégales ese poder y al cabo de un tiempo se alejarán.

4. Sé amable

¿Te suena raro y sin sentido ser amable con un bully? Pues esto funciona, como puedes ver en este video. Lo que ocurre es que esa persona está preparada para la confrontación y para discutir, pero se confunde ante la amabilidad.

¿Alguna vez has sido víctima de bullying emocional? ¿Cómo reaccionaste? Sabemos que este es un tema serio porque los efectos pueden alterar el comportamiento de quien lo padece a lo largo de su vida.

Recuerda que, si lo estás experimentando y no sabes lidiar con él, deberías buscar ayuda profesional.