Buñuelos de calabaza

Yamila Papa Pintor · 16 junio, 2015 · Última actualización: 4 enero, 2019 4 enero, 2019
Gracias a la versatilidad de la calabaza esta receta nos puede servir para preparar platos dulces y salados. Todo dependerá del relleno que queramos incluir.

Estos buñuelos de calabaza son perfectos para los veganos o vegetarianos, para los que quieren comer más sano, para aquellos que desean añadir más vegetales a su dieta diaria y para los que buscan opciones saludables y fáciles a la hora de la cena.

¿Te identificas con alguno de estos grupos?. Entonces no te pierdas las recetas de buñuelos de calabaza que te ofrecemos en este artículo.

Opción 1 de buñuelos de calabaza

Esponjosos, suaves, deliciosos… ¿qué más se puede pedir?, y si además tienen pocos ingredientes y son sencillos de elaborar mejor. Aquí tienes la receta:

Necesitas (para 20 buñuelos):

  • Calabaza (500 g).
  • Harina (200 g).
  • Levadura en polvo (15 g).
  • Sal.

Puede que te interese: 8 aceites aromáticos para dormir mejor

  • Azúcar.
  • Aceite.

Preparación:

Calabaza

 

  1. Precalienta el horno a 180°C.
  2. Pela la calabaza y quita las semillas.
  3. Corta en rebanadas pequeñas y coloca en una fuente.
  4. Hornea unos 45 minutos aproximadamente.
  5. En un recipiente, tamiza la harina con la levadura, la sal y el azúcar.
  6. Retira la calabaza del horno cuando ya esté tierna y al enfriarse realiza un puré. Echa en la mezcla anterior.
  7. Remueve bien para que te quede una masa algo pegajosa y deja reposar una hora.
  8. Coloca en una manga de pastelería.
  9. En una sartén calienta el aceite y dispón los buñuelos según el tamaño y la forma que desees.
  10. Dora por ambos lados hasta que te queden bien crujientes.
  11. Quita el exceso de grasa con papel de cocina absorbente.

Come cuando aún estén calientes. Se pueden acompañar con salsas, quesos, aderezos, o lo que más te guste.

Opción 2

Esta receta es muy común en la Comunidad de Valencia. Se hacen en forma de donut y se consumen en cualquier época del año.

Ingredientes:

  • Calabaza (800 g).
  • Harina (900 g).
  • Levadura (50 g).
  • ½ litro de agua (de la cocción de la calabaza).
  • Gasificante.
  • Aceite (2 l).
  • Azúcar para espolvorear.

Pasos a seguir:

  1. Pela la calabaza y córtala en trozos.
  2. Cocina en un cazo con agua unos 20 minutos (hasta que quede bien tierna).
  3. Escurre y reserva ½ litro de esa agua.
  4. Pasa la calabaza por el pasapuré cuando esté tibia.
  5. Deshace la levadura en el agua de la cocción todavía caliente.
  6. En un recipiente, coloca la mitad de la harina y echa el agua con levadura.
  7. Incorpora el puré y sigue mezclando.
  8. Echa poco a poco el resto de la harina sin dejar de remover.
  9. Trabaja la masa durante 5 minutos para que quede espesa.
  10. Pon el gasificante, tapa con papel film y deja reposar 40 minutos.
  11. Llena una manga de pastelería con la masa y haz los buñuelos con un hueco en el medio como los donuts.
  12. Pon el aceite en un sartén y calienta.
  13. Fríe los buñuelos de calabaza hasta que se doren por completo y deja que se escurran en un papel absorbente.
  14. Espolvorea con el azúcar.

Ya están listos para disfrutar con una rica taza de café, té o chocolate caliente.

Opción 3

buñuelos

En este caso, prepararemos unos buñuelos de calabaza salados, ya que le añadiremos queso parmesano a la mezcla. ¿Te animas? Un aperitivo improvisado muy rico y sano.

Precisas (para 4 porciones):

Ver también: Aprende a hacer unas deliciosas rosquillas de queso

  • Calabaza (300 g).
  • Harina (160 g).
  • 3 huevos.
  • Pan rallado.
  • Polvo de hornear.
  • Queso parmesano rallado.
  • Aceite cantidad necesaria.
  • Sal, pimienta y nuez moscada a gusto.

¿Cómo se elabora?

  1. Pela la calabaza y corta en rebanadas quitando las semillas.
  2. Cocina con agua y una pizca de sal (o al vapor) unos 30 minutos, hasta que quede bien tierna.
  3. Cuando se haya enfriado un poco, coloca en la batidora junto a la harina y la levadura ya tamizadas, los huevos, el queso parmesano rallado y el pan rallado.
  4. Sazona bien y mezcla para que te quede una masa fina.
  5. Pon aceite en la sartén y cuando esté caliente, fríe a cucharadas para formar los buñuelos de calabaza y queso.
  6. Escurre sobre papel absorbente y todos a la mesa a disfrutar de este exquisito menú

Puede ser también un plato principal, acompañado de puré de patatas, carne, pollo, ensalada o arroz blanco.