Buscapina: qué es y cuáles son sus efectos secundarios

La buscapina, fármaco utilizado como antiespasmódico, no se recomienda en pernas que sufran algún tipo de cardiopatía. Descubre por qué.

El medicamento o principio activo de la buscapina es incluido dentro de los alcaloides semisintéticos de la belladona. También son conocidos como compuestos de amonio cuaternario en los ámbitos más profesionales.

¿Para qué se utiliza la buscapina?

Esta clase de compuestos poseen efectos comunes con esta planta que presenta una alta toxicidad. Así, su principal función es la acción antiespasmódica, es decir, reducen las contracciones agudas, involuntarias y continuas en ciertas regiones corporales. Normalmente estas áreas se encuentran en el tracto gastrointestinal, en el biliar y en el genitourinario.

También es utilizado como analgésico (otra propiedad de la belladona) en las regiones corporales mencionadas. De esta forma se alivia el dolor en determinadas situaciones clínicas como en la menstruación, en los cuadros diarreicos, durante una situación de estrés o ansiedad, etc.

Fármacos para el síndrome del corazón roto.

¿Cómo se debe tomar la buscapina?

En los adultos la dosis aconsejada de este medicamento es de 1 ó 2 comprimidos 3 veces al día. Sin embargo, en ningún caso debemos tomar más de 6 píldoras diarias. Por norma general los comprimidos se deben tomar enteros y sin masticar acompañados de una cantidad adecuada de líquido para tragarlos cómodamente.

Por otra parte, la buscapina también puede aparecer en forma de supositorios. En tal caso su uso será de 3 ó 4 veces al día. En ningún caso se deberá aumentar esta cifra por encima de los 4 supositorios por día. Es posible que el equipo médico deba ajustar la dosis para evitar futuras complicaciones.

Duración del tratamiento

Normalmente la utilización de este medicamento o fármaco no sobrepasa los tres días a no ser que el equipo médico prescriba un tratamiento de mayor duración. Es conveniente destacar que cuanto menor sea la duración del tratamiento, menos riesgo de desarrollar efectos secundarios habrá.

¿Cuáles son sus efectos secundarios?

Este medicamento no suele producir alteraciones o efectos adversos. Sin embargo, si se está experimentando una sobredosis o no se ha seguido las recomendaciones de los especialistas es posible que los pacientes sientan nuevos trastornos. Por ejemplo, entre los efectos secundarios más comunes podemos destacar:

  • Náuseas y vómitos.
  • Fiebre que puede variar en cuanto a intensidad.
  • Distensión o hinchazón del abdomen.
  • Disminución de la presión arterial.
  • Sensación de mareos que pueden derivar en desmayos.
  • Deposiciones anormales y presencia de sangre en las heces.
  • Molestia o dolor severo que se localiza en la región abdominal y puede empeorar en cuanto a gravedad.
  • Enrojecimiento, picor y presencia de erupciones en la piel de la zona facial.
  • Taquicardia o aumento del ritmo cardíaco.
  • Sensación de sequedad en la cavidad bucal que puede aparecer de manera espontánea.
  • Sudoración que se desarrolla de forma anormal en diversos momentos al día.
  • Problemas asociados al sistema respiratorio que se manifiestan con dificultades para respirar.
  • Retención de líquido por la dificultad o incapacidad para orinar de forma normal.
Mujer agarrándose el corazón representando síntomas de un infarto

¿Cuáles son sus contraindicaciones?

En algunos casos es posible que el equipo médico no recomiende el uso de este fármaco por los posibles efectos secundarios que pueda ocasionar. Así, el uso de la buscapina no está aconsejado si el paciente ha desarrollado:

  • Dificultades para orinar con normalidad por alguna patología relacionada con el tracto genitourinario.
  • Problemas cardíacos, en especial, taquicardia.
  • Intolerancia a la fructosa debido a que el medicamento la contiene en su composición.
  • Aumento de la presión ocular que deriva en glaucoma (sobre todo el de ángulo estrecho). Asimismo, este medicamento no se recomienda si el paciente posee ciertos tipos de problemas visuales.
  • Alteraciones estomacales o intestinales.
  • Embarazo. La persona se está planeando estarlo o se encuentra durante la fase de la lactancia.
  • Por otra parte, no se recomienda su uso si el paciente es menor de diez años o se sitúa en la tercera edad.

Es fundamental realizar un control médico exhaustivo en los pacientes que presenten alguna cardiopatía. En general, suele monitorizarse para analizar los niveles del fármaco en sangre dado que tiende a agravar los problemas estructurales (como la hiperactivación cardíaca o taquiarritmia). En la taquicardia se produce un aumento de la frecuencia cardíaca, esto supone un menor tiempo de diástole (llenado de las cámaras cardíacas) y riesgo de insuficiencia cardíaca.

Te puede gustar