¿Cómo tener un cabello más saludable utilizando aloe vera?

Podemos aprovechar los nutrientes del aloe vera y otros ingredientes naturales para proporcionarle a nuestro cabello un extra de fuerza y vitalidad, sin tener que recurrir a productos químicos.

Para tener un cabello más saludable, es conveniente utilizar más a menudo, productos naturales como el gel de aloe vera, cuyos compuestos activos han probado ser de gran utilidad en diversos ámbitos.

Por algo, dentro de la industria cosmética, esta planta es uno de los ingredientes que más se utiliza en la elaboración de muchos tratamientos de belleza, para la piel, el cabello e, incluso, las uñas.

Sin embargo, en el proceso de elaboración, muchas veces se pierden las propiedades de este valioso producto. Por ello, te invitamos a aprovecharlo al natural para lucir una melena espectacular.

A continuación, te presentamos algunas formas en las que puedes aprovechar el gel de aloe vera, en combinación con otros productos naturales, para que incorpores la que más te agrade a tu rutina de belleza.

Aloe vera, leche de coco y limón

Aloe vera, leche de coco y limón

El poder hidratante y regenerador del gel de aloe vera se potencia con los nutrientes de la leche de coco y los antioxidantes vitamina C del limón. Así, este viene a ser un tratamiento natural muy completo para revitalizar el cabello maltratado.

La acción conjunta de estos tres ingredientes ayuda a combatir o bien, prevenir la caspa, al mismo tiempo que repara las hebras y protege el cuero cabelludo.

Para elaborar este tratamiento casero, te recomendamos utilizar muy poco zumo de limón, para no irritar el cuero cabelludo.

Ahora bien, las cantidades de los ingredientes señaladas a continuación están pensadas para cabellos con un largo medio. En caso de que se tenga el cabello más corto, se deberán ajustar las medidas para no desperdiciar producto.

Ingredientes

  • 2 tazas de gel de aloe vera (200 g).
  • 1/2 vaso de leche de coco (125 ml).
  • Zumo de limón (solo algunas gotas).
  • Opcional: 1 cucharada de aceite de coco (10 g).

Elaboración

  • Cortamos dos o tres pencas de aloe vera y introducimos una hora en el congelador.
  • Sacamos las pencas de aloe del congelador y les hacemos un corte longitudinal para extraer el gel.
  • Colocamos todos los ingredientes en la licuadora junto con la leche de coco y procesamos hasta homogeneizar.

Modo de aplicación

  • Humedece ligeramente el cabello con un poco de agua.
  • Aplica la mezcla anterior desde la raíz hasta las puntas.
  • Deja actuar durante 20-25 minutos y luego, enjuaga como de costumbre.
  • Repite este tratamiento por lo menos, 3 veces a la semana para tener un cabello más saludable.

Aloe vera y aceite de oliva

Otra forma de tener un cabello más saludable es realizar este tratamiento natural que vamos a comentarte. A diferencia del anterior, no lleva tantos ingredientes y no necesitas congelar el gel de aloe.

Cabe destacar que el aceite de oliva te brinda un excelente aporte excepcional en cuanto a nutrición e hidratación se refiere.

Así que, si tu cabello tiende a resecarse con facilidad, puedes recurrir a este ingrediente en cantidad abundante. En caso contrario, no excedas la cucharada y media.

Ingredientes

  • 1 taza de gel de aloe vera (100 g).
  • 3 cucharadas de aceite de oliva (30 g).

Elaboración

  • En un recipiente, mezcla el gel de aloe con el aceite de oliva. Puedes hacerlo con una cuchara o bien, con un procesador pequeño.

Modo de aplicación

  • Aplica el producto sobre el cabello seco. No hace falta peinar.
  • Deja que actúe 30 minutos y enjuga como de costumbre.
  • Repite su uso 2 o 3 veces a la semana si tienes el cabello muy reseco.

Aloe vera y miel de abejas

aloe-vera-miel-remedio

El tratamiento capilar de aloe vera y miel de abejas es una receta apta para todos los tipos de cabello, incluso para quienes tienen cuero cabelludo sensible.

Ayuda a hidratar el cabello y, gracias a sus enzimas y antioxidantes, detiene la caída y promueve el crecimiento de nuevas hebras sanas.

Ingredientes

  • 1 taza de gel de aloe vera (100 g).
  • 7 cucharadas y media de miel de abejas (75 g).
  • Opcional: 1/2 taza de agua (50 ml).

Elaboración

  • En un recipiente, incorpora todos los ingredientes y mézclalos bien con ayuda de una cuchara.

Modo de aplicación

  • Separa el cabello en varios mechones, y aplica el producto, mechón por mechón, desde la raíz hasta las puntas.
  • Masajea el cuero cabelludo suavemente con la yema de los dedos.
  • Deja actuar 30 minutos y enjuaga como de costumbre.
  • Repite este tratamiento 3 veces por semana para tener un cabello más saludable.

Te puede interesar: Champús caseros para cada tipo de cabello

Aloe vera y huevo

aloe vera

Por su alto contenido de aminoácidos esenciales, antioxidantes y compuestos hidratantes, este tratamiento con aloe vera y huevo está recomendado para frenar la caída excesiva del cabello.

La asimilación de sus nutrientes sobre el cuero cabelludo ayuda a fortalecer las hebras débiles y, de paso, regula el exceso de producción de grasa.

Ingredientes

  • 9 cucharadas de gel de aloe vera (90 g).
  • 1 huevo mediano (60 g).

Elaboración

  • Casca el huevo y bátelo con un tenedor para incorporar la clara con la yema.
  • En un recipiente, mezcla el aloe vera con el huevo.

Modo de aplicación

  • Humedece el cabello con un poco de agua y sepáralo por mechones.
  • Primero, aplica el producto en el cuero cabelludo y masajea suavemente con la yema de los dedos para estimular la circulación.
  • Extiende la mezcla desde la raíz hasta las puntas.
  • Colócate un gorro o bolsa plástica sobre el cabello y deja actuar la mascarilla durante 30- 40 minutos.
  • Enjuaga como de costumbre.
  • Para obtener óptimos resultados, repite este tratamiento por lo menos, 3 veces a la semana.

Otros consejos para tener un cabello más saludable

Para tener un cabello más saludable es necesario evaluar los hábitos de cuidado personal y, si hace falta, corregirlos.

Por ejemplo, a menudo, tenemos la costumbre de desenredarnos el cabello cuando está muy húmedo, sin saber que esto favorece la caída. Es mejor secarlo suavemente con una toalla y esperar un poco mientras se ‘airea’, antes de pasar el peine.

Por otra parte, el tipo de alimentación también puede influir significativamente en la salud capilar. Muchas veces, cuando el cabello parece sin vida, falto de brillo y comienza a caerse, hay una deficiencia nutricional detrás.

Los tratamientos naturales que te hemos propuesto, si bien son una gran ayuda, no son una solución definitiva. Por lo que conviene poner en práctica varias estrategias para obtener los resultados deseados.