Cómo preparar cacerola al horno de jamón y brócoli

Jesús Bordones · 27 marzo, 2018
El brócoli es una fuente maravillosa de antioxidantes y vitaminas para el organismo; mientras que el jamón es una fuente de proteínas que nos brinda energía. La combinación de estos dos es, sin duda, beneficiosa y exquisita.

Muy bien. Al momento de hacer comidas que realmente sean sanas, fáciles de preparar y que además contengan mucho sabor y valor nutricional, ¿Qué tal te suena preparar una cacerola al horno de jamón y brócoli? ¿Delicioso, cierto?

Las recetas que llevan algo de tiempo suelen tomarse como una molestia o un trabajo innecesario. Sobre todo porque cada día hay menos tiempo, o quizás, más impaciencia porque estamos acostumbrados a la inmediatez que nos brinda la tecnología.

Por ello, muchas personas caen en la compra de comidas ya preparadas, y no se animan a disfrutar del placer de cocinar y de disfrutar de un alimento fresco, sin conservantes.

Preparar tus propios alimentos es clave para obtener una nutrición equilibrada y acorde a tu contextura, actividades diarias y estilo de vida en general. También es fundamental para descubrir nuevas combinaciones y sabores.

¿Es necesario que seas un cocinero con mucha experiencia para preparar esta receta de cacerola al horno de jamón y brócoli? La respuesta es un rotundo ¡No! Solo debes prestar atención a la información que estás por leer y seguir todas las indicaciones. Te aseguramos que lograrás disfrutar de una excelente comida.

Cacerola al horno de jamón y brócoli

Cacerolada de brócoli con jamón.

Antes de presentarte con absoluto detalle todo el procedimiento, debes tener en cuenta qué obtienes, a nivel nutricional, con esta receta particular de hacer una cacerola.

Una de las muchas ventajas que seguro no sabías sobre preparar los alimentos al horno es que, al hacerlo de esta manera, la mayoría de los aportes de lo nutrientes se mantienen, por lo que el organismo los absorbe en mayor cantidad y mejor (que son dos cosas distintas).

Por otra parte, con esta receta de cacerola al horno de jamón y brócoli, podrás ayudar a dejar muy atrás un mito con el muchas personas crecen: “El brócoli sabe horrible”. Con la combinación de ingredientes que te proponemos, tus comensales quedarán satisfechos y liberados de los prejuicios.

Por último, pero no menos importante, ¿Qué nutriente específicamente ganas con esta receta? Un grupo muy importante: proteínas. Sí, hay muchas proteínas presentes en la carne del jamón, en la composición del brócoli y el complemento de algunos de los otros ingredientes.

Ingredientes

  • 4 tazas de brócoli troceado (400 g).
  • 2 tazas de agua (220 mL).
  • 1 cucharada de sal (25 g).
  • 2 tazas de jamón (200 g).
  • 2 dientes de ajo sin piel (8 g).
  • 1 cucharada de nuez moscada (25 g).
  • 3 tazas de yogur (330 mL).
  • 1/2 taza de crema ácida (75 mL).
  • 1 taza de pan molido (100 g).
  • 2 cucharadas de pimienta negra molida (40 g).

Preparación

Sarén y brócoli listo para coninar.

  • Lo primero que debes hacer antes de iniciar con todos los procedimientos es lavar muy bien los trozos de brócoli.
  • Es recomendado, sumergirlos por al menos 10 minutos en una combinación de vinagre con agua y un poco de limón. Esto para eliminar bacterias debido a la manipulación.
  • Un vez que hayas cumplido este sencillo paso, podrás proceder con los pasos que verás a continuación.
  • Asegúrate de ajustar la temperatura del horno en exactamente 180º C. Esta medida es ideal para la cocción del brócoli y la conservación de las proteínas.
  • Con la ayuda de un bol resistente al calor, coloca el brócoli con el agua y un poco de sal.
  • Después, cubre muy bien con plástico antiadherente y cocina en microondas por 5 minutos o hasta que esté cocido.
  • Paralelamente, encárgate de trocear el jamón en compañía del ajo, la nuez moscada, el yogur, la crema ácida.
  • Una vez te hayas cerciorado de cumplir con el paso anterior, no olvides revolver bien e ir probando si está bien de sal.
  • En caso que lo sientas algo simple, prueba añadiendo con tu mano pizcas de pimienta negra molida. Es más sano.
  • Finalmente, vierte todo el contenido en un molde que irá al horno y fija 15 minutos de cocción. Sirve caliente y disfruta.

Ahora bien, con respecto a la elaboración de esta receta, lo importante está en cuidar de la calidad de los ingredientes. No solo porque resulta más grato comer alimentos frescos sino porque la calidad también nos garantiza un mejor sabor.

Si además evitamos incluir aceites, excesos de sal grasas transaturadas en la cocción y optamos por usar el horno, estaremos llevando a cabo una preparación sumamente saludable y ligera. De esta forma podremos aprovechar los beneficios que nos brindan los nutrientes de los alimentos.