Cacerola de patatas y queso

Irene Peláez Díaz-Laviada · 3 abril, 2015
Gracias a sus ingredientes la cacerola de patatas y queso es un plato completo y apto tanto para ovolactovegetarianos como para aquellos que quieran reducir el consumo de carne.

En ciertas épocas puede que queramos restringir el consumo de carne, ya sea por la cuaresma, por cuestiones religiosas, ideológicas o simplemente porque nos apetezca. Por ello, esta vez te ofreceremos una receta de patatas y queso deliciosa.

Pero aparte de la tortilla de patatas, el huevo en todas sus formas y la pizza de queso, ¿qué se puede hacer para alimentarse en estos días?.

Una idea es la cacerola de patatas y queso, una receta muy sencilla y fácil de hacer. Como siempre, te presentamos varias formas de preparación.

La cacerola de patatas y queso es un plato fácil de hacer, sobre todo cuando no se tiene mucho tiempo, porque requiere poca preparación y proporciona una comida completa.

Opción 1: Cazuela de patatas y queso

Ingredientes (para 8 personas):

  • Patatas fritas congeladas
  • Crema de champiñones.
  • Crema agria.
  • Queso cheddar rallado.
  • Cebollas verdes picadas.
  • Sal.
  • Pimienta.
  • Copos de maíz triturados.
  • Mantequilla sin sal, derretida.

Procedimiento:

patatas gratinadas

  1. Sacar la bolsa de patatas congeladas del congelador y colocarla sin abrir en un cuenco grande para mezclar. Dejar que se descongele durante unos 30 minutos.
  2. Precalentar el horno a 350ºC.
  3. Engrasar una bandeja para horno con aceite.
  4. Vaciar las patatas en el cuenco para mezclar. Agregar la crema de champiñones, la crema agria, una taza de queso cheddar y las cebollas verdes picadas.
  5. Sazonar la mezcla con sal y pimienta y remover bien. Corregir la sazón al gusto.
  6. Verter la mezcla de patatas con queso en la bandeja para horno.
  7. Cubrir con la otra taza de queso cheddar, los copos de maíz y la mantequilla derretida.
  8. Hornear durante 45 minutos a 350ºC o hasta que las patatas estén doradas y burbujeantes.
  9. Retirar del horno y dejar enfriar antes de servir.

Puede interesarte: Albóndigas de queso cheddar

Opción 2: Cazuela de patatas gratinadas

Ingredientes (para 6 personas):

  • 1 kilo de patatas.
  • Mantequilla.
  • Cebolla.
  • Leche evaporada.
  • Nata.
  • Un ajo picado.
  • Queso cheddar rallado.
  • Sal y pimienta al gusto.

Procedimiento:

  1. Cocer las patatas con cáscara y todo en una cacerola grande con agua con sal. Una vez cocidas, retirarles la piel y cortarlas en rodajas.
  2. Precalentar el horno a 160ºC.
  3. Aparte, poner la mantequilla en la sartén y freír la cebolla en rodajas y el ajo picado. Reservar.
  4. En otro recipiente, mezclar la leche evaporada, la nata, la pimienta y la sal en un bol. Remover bien.
  5. Engrasar una fuente para horno con mantequilla y colocar las patatas en el fondo, la cebolla encima, luego el queso y luego la crema.
  6. Hornear a 160ºC durante 40 minutos o hasta que las patatas estén doradas y el queso gratinado.
  7. Servir bien caliente.

Opción 3: Cazuela de patatas y queso

flan de patatas

Ingredientes:

  • Patatas para hornear, grandes y peladas.
  • Queso crema.
  • Crema agria.
  • Sal de cebolla.
  • Sal de ajo.
  • Pimienta.
  • Queso cheddar rallado.
  • Tomate pequeño picado en rodajas finas.
  • Cebollino fresco picado.

Descubre: Recetas de sopa de tomate casera

Procedimiento:

  1. Cortar las patatas en trozos gordos.
  2. Colocarlas en una cacerola mediana y agregar agua hasta que las cubra.
  3. Cocinar a fuego medio durante 15 minutos o hasta que las patatas estén tiernas.
  4. Precalentar el horno a 180ºC.
  5. Escurrir bien las patatas y volverlas a meter en la cacerola.
  6. Añadir el queso crema y la crema agria. Batir con un batidor de alambre hasta que quede una mezcla homogénea.
  7. Añadir la sal de cebolla, la sal de ajo y la pimienta.
  8. Colocar la mezcla en una fuente de horno y espolvorear con queso cheddar.
  9. Hornear durante 20 minutos.
  10. Pasado este tiempo, colocar las rodajas de tomate por encima de las patatas y espolvorear con el cebollino. Hornear durante 5 minutos más.

 

Como has visto, puede resultar muy fácil y sabroso hacer un plato sin carne distinto. Anímate a probar cosas nuevas.