Cacerola de hash brown con verduras y queso

Irene Peláez Díaz-Laviada 26 abril, 2015
Al rallar las patatas soltarán gran cantidad de líquido, por lo que es importante retirar el exceso y secarlas con un papel absorbente antes de freír para evitar que salten

El hash brown es una receta simple de patata hecho con sobras de puré de patatas y frito. Normalmente se toman como desayuno en los diners estadounidenses. O sea, es como una tortilla de patatas, pero sin huevo. Por supuesto, pueden añadirse toda clase de guarniciones y acompañamientos. Aquí te enseñamos cómo hacer una cacerola de hash brown con verduras y queso.

Opción 1: Cacerola de hash brown y queso

Ingredientes

  • ½ kg de patatas
  • 3 cucharadas de mantequilla
  • Sal
  • Pimienta
  • Queso rallado
  • ½ taza de mantequilla
  • 1 cebolla mediana picada
  • 2 latas de crema condensada de champiñones de 300 g cada una.

Procedimiento:

flan de patatas

  • Lavar bien las patatas, pelarlas y tirar las cáscaras.
  • Rallar las patatas con un rallador de queso o una trituradora y colocar en una tabla de madera formando una capa fina.
  • Secar las patatas con papel absorbente.
  • Calentar una sartén a fuego medio. Derretir la mantequilla y remover suavemente hasta que el fondo esté completamente cubierto.
  • Colocar las patatas en la sartén distribuyéndolas de manera uniforme sobre el fondo. Salpimentar.
  • Reducir el fuego y dejar que las patatas se cocinen hasta que la parte de abajo se dore, lo que puede tardar entre 5 y 15 minutos dependiendo de la potencia de la cocina y del tipo de sartén.
  • Dale la vuelta a las patatas con una espátula, asegurándose de que la parte de las patatas que no esté cocinada esté siempre para abajo.
  • Esperar a que se doren por el otro lado y apagar el fuego.
  • Precalentar el horno a 180ºC.
  • Engrasar una fuente de horno con aceite.
  • Aparte, mezclar el queso rallado, la crema de champiñones, la mantequilla y la cebolla en un recipiente grande.
  • Coloca la mezcla de hash browns en la fuente de horno y echa la mezcla de crema por encima.
  • Hornear durante 45 minutos hasta que la parte superior se dore.

Opción 2: cacerola de hash brown y vegetales

Ingredientes:

  • ½ kg de patatas
  • 3 cucharadas de mantequilla
  • Sal
  • Pimienta
  • 1 cucharada de mantequilla
  • ½ cebolla cortada finamente
  • 2 dientes de ajo cortados
  • 1 cucharada de harina
  • 1 taza de crema dulce
  • 1 bolsa de vegetales mixtos congelados
  • ½ taza de queso crema
  • 1 taza de queso cheddar rallado
  • Aceite para freír

Procedimiento:

patatas gratinadas

  • Lavar bien las patatas, pelarlas y descartar las cáscaras.
  • Rallar las patatas con un rallador de queso o una trituradora y colocar en una tabla de madera formando una capa fina.
  • Secar las patatas con papel absorbente.
  • Calentar una sartén a fuego medio. Derretir la mantequilla y remover suavemente hasta que el fondo esté completamente cubierto.
  • Colocar las patatas en la sartén distribuyéndolas de manera uniforme sobre el fondo. Salpimentar.
  • Reducir el fuego y dejar que las patatas se cocinen hasta que la parte de abajo se dore, lo que puede tardar entre 5 y 15 minutos dependiendo de la potencia de la cocina y del tipo de sartén.
  • Darle vueltas a las patatas, asegurándote de que la parte de las patatas que no esté cocinada esté siempre para abajo.
  • Esperar a que se doren y apagar el fuego.
  • Precalentar el horno a 200ºC.
  • En una olla a fuego medio, derretir la mantequilla y saltear la cebolla y los ajos. Agregar la harina y mezclar.
  • Añadir la crema dulce, los vegetales y el queso crema. Cocinar y mezclar hasta que se espese el relleno. Sazonar con sal y pimienta al gusto.
  • Colocar la mitad de las patatas en una fuente para horno previamente engrasada y cubrir con el relleno de vegetales. Tapar con las patatas que sobran y cubrir con el queso cheddar.
  • Hornear a 200ºC hasta que se dore el queso.
Te puede gustar