Café o cerveza: ¿qué te ayuda a vivir más tiempo?

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Lourdes Martínez el 3 diciembre, 2018
Ekhiñe Graell · 3 diciembre, 2018
Siempre que se consuma de forma responsable la cerveza puede ayudarnos a prolongar nuestra esperanza de vida y fomentar nuestra creatividad

Sin lugar a dudas, el café y la cerveza son dos de las bebidas más populares en el mundo entero. Según estimaciones, cada persona consume en promedio 1,3 kilogramos de café y unos 30 litros de cerveza.

Los países productores de café más importantes del mundo son Brasil, Vietnam e Indonesia y de cerveza: China, Estados Unidos y Brasil.

Pero, ¿qué te ayuda a vivir más tiempo, café o cerveza?

La cerveza

Cerveza casera

Siempre y cuando se consuman con moderación, ambas bebidas aportan múltiples beneficios para la salud humana. Sin embargo, aún existen muchos mitos al respecto.

En términos generales, la cerveza contiene una gran cantidad de agua, por lo que nos mantiene hidratados. Es baja en sodio, elemento que evita la retención de líquidos. Por su alto contenido en potasio es un excelente diurético.

Además, su consumo moderado ayuda a las personas que padecen hipertensión y problemas cardiovasculares, principalmente porque no tiene colesterol. Es una buena fuente de energía, mantiene los huesos fuertes y una buena memoria, además de que tiene efectos antioxidantes.

El café

Cafe

Por su parte, el café es un elemento muy importante para mejorar el estado de ánimo y de alerta.

Fomenta los procesos metabólicos, lo que ayuda a adelgazar. Su consumo disminuye el riesgo de padecer diabetes, siempre que no se tome con azúcar. También puede prevenir algunas enfermedades degenerativas como el Parkinson y el Alzheimer. Por otro lado, protege al hígado contra la cirrosis y el cáncer.

Por si fuera poco, el café contiene muchos nutrientes, vitaminas y minerales como niacina, tiamina, potasio, magnesio, altas cantidades de antioxidantes, así como vitaminas del complejo B.

¿Cómo afectan al cerebro estas bebidas?

Asimismo, algunos estudios sugieren que la cerveza y el café afectan de distinta manera a nuestro cerebro.

La cerveza puede actuar directamente sobre la corteza cerebral, la cual es la responsable de la imaginación, la percepción, el juicio y la decisión. Por lo tanto, cuando se toma una cantidad mínima de esta bebida nuestro cerebro puede prescindir de lo que ocurre alrededor.

Es decir, beber dos cervezas nos puede ayudar a impulsar nuestro cerebro y, de esta manera, ser más creativos y generar nuevas ideas.

Por el contrario, la cafeína se une a los receptores cerebrales, ocasionando que nuestro cuerpo eleve su cantidad de energía. Debido a la rapidez de su efecto, poco tiempo de haber bebido una taza de café tendremos más energía y habilidad para concentrarnos.

En conclusión, el café es muy bueno para desarrollar o poner en marcha ideas que ya habíamos pensado con anterioridad. A pesar de todo ello, debemos de tener cuidado. Tomar mucho café puede provocar que nuestro cuerpo se vuelva resistente a la cafeína, por lo que necesitará de mayor cantidad para producir el mismo efecto.

La cerveza puede prolongar la esperanza de vida

Cerveza

Aunque el consumo mesurado de café y cerveza es benéfico para la salud, todo parece indicar que esta última nos ayuda a vivir más tiempo.

El Departamento de Microbiología Molecular y Biología de la Universidad de Tel Aviv, en Israel, descubrió que la cerveza puede prolongar la esperanza de vida, mientras que el café la acorta. Mediante el análisis de una levadura que comparte importantes similitudes genéticas con los humanos, los investigadores llegaron a la conclusión de que la cafeína acorta la longitud total de los telómeros. La cerveza, por el contrario, los alarga.

Por supuesto, esto no quiere decir que los investigadores sugieran que los humanos debemos tomar una mayor cantidad de cerveza y disminuir la del café. Aun así, no debemos olvidar los beneficios que este último tiene.

Por lo tanto, aunque este estudio inclina la balanza en favor de la cerveza, aún hacen falta más estudios que nos den más información. Pero por el momento podemos asegurar que la cerveza parece ayudarnos a vivir por más tiempo.

  • de Gaetano, G., Costanzo, S., Di Castelnuovo, A., Badimon, L., Bejko, D., Alkerwi, A., … Iacoviello, L. (2016). Effects of moderate beer consumption on health and disease: A consensus document. Nutrition, Metabolism and Cardiovascular Diseases. https://doi.org/10.1016/j.numecd.2016.03.007
  • Jiménez-Pavón, D., Cervantes-Borunda, M. S., Díaz, L. E., Marcos, A., & Castillo, M. J. (2015). Effects of a moderate intake of beer on markers of hydration after exercise in the heat: A crossover study. Journal of the International Society of Sports Nutrition. https://doi.org/10.1186/s12970-015-0088-5
  • Ross, G. W., Abbott, R. D., Petrovitch, H., Morens, D. M., Grandinetti, A., Tung, K. H., … White, L. R. (2000). Association of coffee and caffeine intake with the risk of Parkinson disease. Journal of the American Medical Association. https://doi.org/10.1001/jama.283.20.2674
  • Larsson, S. C., & Wolk, A. (2007). Coffee Consumption and Risk of Liver Cancer: A Meta-Analysis. Gastroenterology. https://doi.org/10.1053/j.gastro.2007.03.044
  • Bechara, A. (2000). Emotion, Decision Making and the Orbitofrontal Cortex. Cerebral Cortex. https://doi.org/10.1093/cercor/10.3.295
  • Tucker, L. A. (2017). Caffeine consumption and telomere length in men and women of the National Health and Nutrition Examination Survey (NHANES). Nutrition and Metabolism. https://doi.org/10.1186/s12986-017-0162-x
  • Kupiec, M. (2014). Biology of telomeres: Lessons from budding yeast. FEMS Microbiology Reviews. https://doi.org/10.1111/1574-6976.12054