¿Cuánta cafeína contiene el té blanco?

14 Octubre, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la nutricionista Florencia Villafañe
¿Te has preguntado sobre el contenido de cafeína que tienen otros alimentos además del café? ¿Qué cantidad aporta el té blanco? En este artículo te lo detallamos.
¿Sabías que además del café encontramos cafeína en el té blanco? Aunque el contenido de la misma es inferior al aporte que tienen otras bebidas, es un aspecto a considerar si necesitas disminuir el consumo de la misma.

En concreto, todos los tipos de té que existen contienen cafeína en grado variable. Además, aportan diferentes sustancias antioxidantes y provienen de una planta llamada Camellia sinensis. Así pues, el té blanco es una de las variedades que se puede obtener a partir de ella.

¿Qué es el té blanco?

Existe cierta controversia sobre la definición exacta del té blanco. En general, se denomina así a aquellas variedades que no pasan por ninguna técnica de elaboración, más allá del secado. Además, este nombre también se asocia a que este tipo se produce con brotes que están cubiertos de una pelusa blanca llamada Pekoe o Tricoma, la que tiene por misión proteger la planta de los insectos.

A diferencia de otras variedades, el proceso para obtener té blanco es sencillo; no necesita lavado, enrollado o filtrado. De hecho, la técnica consiste en exponer al sol los brotes y las primeras hojas que se cosechan hasta que el punto que se marchiten.

Este paso se hace al aire libre, pero en ocasiones se realiza en cobertizos con ventilación apropiada para evitar problemas asociados al viento, la humedad o la lluvia. Mediante el secado, los brotes y las hojas pierden agua. Con ello surgen, entonces, los aromas y sabores característicos que posee esta infusión.

Contrario a los tés negros y verdes, que aportan sabores intensos y con efecto de sequedad, este sufre una oxidación mínima (también conocida como fermentación) que da como resultado un aroma y un sabor ligero y delicado. El té blanco es originario de China, pero hoy en día también se produce en otros países como Taiwán, India, el norte de Tailandia y el este de Nepal.

Taza de té.
El té blanco tiene un aroma suave y ligero, a diferencia de otras variedades.

Ver también: ¿Conoces el té rojo, pu-erh?

Contenido de cafeína del té blanco

Según el estudio “Propiedades saludables de los tés verdes y blancos: una actualización”, este tipo de té contiene un 15 % menos de cafeína que el té verde tradicional. En general, este valor puede variar entre los 6 a 55 miligramos por taza (250 mililitros) y ello depende de diferentes factores.

Variedad de té

Por ejemplo, la variedad Silver Needle (Bai Hao Yin Zhen), una de las más aclamadas, contiene la menor cantidad de cafeína. A diferencia de otras, solo se elabora con brotes de té y no con las hojas.

Debido a que la pelusa blanca que los recubre dificulta la extracción de la cafeína, el contenido del producto final es limitado.

Procesamiento y recolección que se utiliza

En general, las marcas que se comercializan emplean técnicas de procesamiento diferentes. Por ejemplo, algunas empresas usan más tiempo de secado y otras recolectan los brotes y hojas en diferentes épocas. Todo ello termina influyendo en el contenido final de cafeína.

Talla o triturado

A medida que el té es más triturado (con un aspecto similar al polvo), mayor será el aporte de cafeína que contiene. De modo contrario, estudios científicos señalan que aquellos que se venden en hojas contienen menor cantidad.

Forma de elaboración

La forma en que se prepara la infusión también influye. De hecho, si se utiliza agua caliente (que supere los 90 grados) y si se deja reposar un tiempo mayor a lo habitual (entre 7 a 10 minutos), el contenido de cafeína aumentará.

Por este motivo, los expertos sugieren que no demores más de 5 minutos en su preparación si es que buscas evitar el exceso de esta sustancia. De lo contrario, estarás estimulando el paso de la misma a la infusión.

¿Hay alternativas sin cafeína?

Si desear beber té blanco que no contenga cafeína puedes optar por el descafeinado, aunque esta opción suele tener precios más elevados que otros. De todos modos, puede que aún contenga cantidades ínfimas de este elemento.

Lo aconsejable, en todo caso, sería que pruebes infusiones diferentes que no provengan de la planta Camellia sinensis, sino que se elaboren con otras hierbas, especias o incluso con frutos secos. Esta es la recomendación más firme para evitar la cafeína.

Té blanco servido en taza.
Existen opciones descafeinadas de té blanco, aunque siempre queda un resto de la sustancia.

Descubre más: Infusión de jengibre con limón: propiedades y beneficios

¿Qué beneficios para la salud puede tener el té blanco?

Como se mencionó, el té blanco también aporta sustancias antioxidantes que son capaces de generar efectos benéficos en el cuerpo humano. En relación a este tema, estudios apuntan que, gracias a estos componentes, la ingesta regular de la infusión tiene un papel destacable en la prevención de enfermedades.

Se ha registrado su acción preventiva y reguladora en la diabetes tipo 2 y  en la enfermedad neurodegenerativa. Del mismo modo, el sistema inmune se ve fortalecido por la acción del té blanco.

La cafeína en el té blanco es mínima, pero está allí

Si bien esta bebida tiene un aporte de cafeína, el contenido de la misma resulta insignificante en comparación al que tienen otras variedades como el té negro o el verde. Por supuesto que, si tu médico te recomienda evitarla por alguna situación en particular, puedes ir a lo seguro y comprar la opción que sea descafeinada o consumir una infusión que se elabore con otras hierbas.

En todo caso, considera que tomar sólo una taza al día no sería contraproducente para tu salud, sino que podrías notar incluso diferentes beneficios corporales. Así que no desesperes al respecto y evalúa qué es lo más conveniente.

  • Pérez-Burillo, S., Giménez, R., Rufián-Henares, J. A., & Pastoriza, S. (2018). Effect of brewing time and temperature on antioxidant capacity and phenols of white tea: Relationship with sensory properties. Food Chemistry248, 111-118.
  • Astill, C., Birch, M. R., Dacombe, C., Humphrey, P. G., & Martin, P. T. (2001). Factors affecting the caffeine and polyphenol contents of black and green tea infusions. Journal of agricultural and food chemistry49(11), 5340-5347.
  • Lin, Y. S., Tsai, Y. J., Tsay, J. S., & Lin, J. K. (2003). Factors affecting the levels of tea polyphenols and caffeine in tea leaves. Journal of agricultural and food chemistry51(7), 1864-1873.
  • Pastoriza, S., Mesías, M., Cabrera, C., & Rufián-Henares, J. A. (2017). Healthy properties of green and white teas: an update. Food & function8(8), 2650-2662.
  • Unachukwu, U. J., Ahmed, S., Kavalier, A., Lyles, J. T., & Kennelly, E. J. (2010). White and green teas (Camellia sinensis var. sinensis): variation in phenolic, methylxanthine, and antioxidant profiles. Journal of food science75(6), C541-C548.
  • Heckman, M. A., Weil, J., & De Mejia, E. G. (2010). Caffeine (1, 3, 7‐trimethylxanthine) in foods: a comprehensive review on consumption, functionality, safety, and regulatory matters. Journal of food science75(3), R77-R87.
  • Sanlier, Nevin, İlker Atik, and Azize Atik. "A minireview of effects of white tea consumption on diseases." Trends in Food Science & Technology 82 (2018): 82-88.