Calabacines para combatir la retención de líquidos

Yamila Papa 5 noviembre, 2016
Además de ser una verdura deliciosa, los calabacines tienen propiedades diuréticas, por lo que pueden sernos de gran ayuda a la hora de combatir edemas y para perder peso

Cuando los líquidos se acumulan en los tejidos puede ser el signo de diferentes problemas cardíacos, renales o digestivos.

La retención de líquidos se manifiesta en todo el cuerpo pero sobre todo en los tobillos, las muñecas y los brazos.

En este artículo te contaremos sobre las propiedades de los calabacines contra la hidropesía o edema.

Qué saber sobre la retención de líquidos

Qué saber sobre la retención de líquidos

Un problema más que habitual en el embarazo o para las personas con sobrepeso, también es una señal que nos da el cuerpo cuando hay enfermedades en los riñones, corazón o estómago.

Es decir, que cuando las funciones digestivas o excretoras no funcionan como corresponde, el cuerpo comienza a acumular líquidos.

Cuando esta retención se produce en el vientre puede estar causada por:

  • Tuberculosis
  • Tumores intestinales
  • Tumores genitales (en mujeres)
  • Alteraciones funcionales renales, hepáticas o cardíacas

En el caso de que la acumulación se produzca en las piernas o los pies (sobre todo en los tobillos), además de verse inflamada la zona, podemos constatar que se trata de edema al presionar sobre la piel con el dedo.

Quedará durante algunos minutos una marca blanca.

Las causas de este problema son:

  • Trastornos circulatorios
  • Enfermedades en hígado, riñones o corazón
  • Mal funcionamiento de las tiroides
  • Deficiencias de vitaminas
  • Sedentarismo
  • Sobrepeso

Lee también: Cómo eliminar toxinas y combatir el sobrepeso

Las propiedades de los calabacines para evitar la retención de líquidos

retención de líquidos

También llamados zapallitos, son unas hortalizas alargadas de color verde que pertenecen a la misma familia que los pepinos, las sandías y las calabazas.

Si bien no se conocen sus orígenes (pueden ser asiáticos o americanos) en la actualidad su cultivo se ha extendido a todo el mundo.

Más del 90% de esta verdura es agua y por ello se recomienda consumir en verano para mantener la hidratación.

Además casi no contiene calorías por lo que es perfecta para incluir en dietas adelgazantes o para controlar el peso.

Las propiedades diuréticas de los calabacines sirven para eliminar los líquidos que se acumulan en el cuerpo y, además, para purificar la sangre.

Están especialmente recomendados en personas que sufren edemas, cálculos renales, gota e hipertensión.

No obstante, las bondades de esta rica verdura no terminan allí: aporta muchas vitaminas (A, B y C) que cuidan el sistema inmunitario y permiten el funcionamiento del sistema nervioso.

Los minerales que ofrece (sobre todo el potasio) también son buenos para las funciones nerviosas y para los músculos.

Los mucílagos del calabacín desinflaman las mucosas digestivas, favorecen la absorción de nutrientes y son benéficos si se padece enfermedad de Crohn o colitis ulcerosa.

¿Cómo consumir calabacines para la retención de líquidos?

Existen miles de recetas para hacer con calabacines, una verdura que se adapta a todos los gustos.

Además de usarse como relleno de tartas te recomendamos que los añadas en tus comidas semanales.

Algunas opciones ricas y sanas para disfrutar sus propiedades y su sabor:

Ensalada de calabacín con migas

Ensalada de calabacín con migas

Una receta rica, liviana y muy refrescante. Perfecta para el verano y sencilla de preparar. Los calabacines van crudos.

Ingredientes

  • 2 calabacines
  • 5 cucharadas de pan del día anterior o rallado (50 g)
  • 2 lonchas de jamón serrano
  • 2 dientes de ajo
  • Sal y pimienta
  • Aceite de oliva

Preparación

  • Pela los dientes de ajo y lamina. Corta el jamón en cubitos.
  • Ralla el pan si es necesario.
  • Lava los calabacines y pélalos (no tires la piel). Te recomendamos que los cortes con una mandolina para formar tiras delgadas.
  • Pon los calabacines en un platos y adereza con aceite de oliva.
  • Dora los ajos con aceite y añade el pan rallado junto con un poco de la piel de calabacín.
  • Incorpora el jamón en la sartén y vierte la mezcla por encima de los calabacines.

Lentejas con albahaca y calabacín

Las legumbres no pueden faltar en nuestra dieta, así como tampoco verduras tan ricas y nutritivas como el calabacín.

Esta receta es sencilla y sabrosa y se puede consumir en cualquier época del año.

Ingredientes

  • 2 tazas de lentejas cocidas (400 g)
  • 2 calabacines
  • 1 taza de tomates cherry (200 g)
  • 8 hojas de albahaca
  • Aceite de oliva
  • 1 cucharada de jugo de limón (10 ml)
  • 2 cucharadas de mostaza (30 g)
  • Sal y pimienta

Preparación

  • Cocina las lentejas en caso de que no las hayas comprado ya cocidas.
  • Lava los calabacines y córtalos en cubitos, al igual que los tomates. Pica la albahaca. Mezcla todo.
  • A continuación prepara la vinagreta. Mezcla el jugo de limón, la mostaza y el aceite de oliva. Salpimenta.
  • Cuela las lentejas y pon en un recipiente. Pon en el centro la guarnición de calabacines con tomate y albahaca.
  • Esparce la vinagreta y lleva a la nevera media hora antes de comer.

Visita este artículo: Lentejas, fuente de proteínas y antioxidantes

Ensalada de calabacines y parmesano

Ensalada de calabacines y parmesano

Otra idea fantástica para cuando no tenemos mucho tiempo para preparar la cena. Un entrante rico y nutritivo que puede acompañarse con carne, pollo o pescado.

Ingredientes

  • 2 calabacines
  • 3 cucharadas de queso parmesano (40 g)
  • Aceite de oliva
  • Sal
  • 1 puñado de hojas de albahaca

Preparación

  • Pela los calabacines y corta en finas láminas.
  • Dispón en una bandeja y esparce el queso parmesano rallado.
  • Adereza con aceite de oliva y sal.
  • Reparte unas hojas de albahaca picadas y listo. Ya puedes disfrutar de esta fácil comida.

 

Te puede gustar