Calabacines rellenos de salmón

Aunque según la modalidad de la receta deberemos utilizar salmón fresco o ahumado, lo cierto es que podemos adaptarlo a nuestros gustos y a la disponibilidad de estos ingredientes

Los calabacines son una verdura que no tiene ningún contenido calórico debido a que están compuestos de un 95% de agua. Sin embargo, sí que contienen un alto aporte de minerales, entre los que se cuentan el fósforo, el potasio, el magnesio y el calcio.

Esto hace que sean altamente beneficiosos para el cuerpo humano, aunque no hay muchas maneras de cocinarlos y que queden realmente ricos para todos los miembros de la familia.

Una de ellas son los calabacines rellenos de salmón, que aúna los minerales del calabacín con el fósforo del pescado y de esta forma se consigue un plato muy nutritivo que no necesita guarnición ni aderezos.

Receta de calabacines rellenos de salmón

Ingredientes:

  • 2 calabacines grandes
  • 100 g de salmón
  • 1 cebolla
  • 2 o 3 dientes de ajo
  • 300 g de carne picada
  • 150 g de jamón
  • Aceite de oliva
  • Sal
  • Pimienta
  • Queso rallado

Utensilios:

  • 1 cuchillo
  • 1 tabla para cortar
  • 1 cucharilla
  • 1 sartén
  • 1 espumadera
  • 1 fuente de horno

Preparación:

calabacines rellenos

  • Lavar muy bien  los calabacines y cortarlos por la mitad.
  • Con ayuda de una cuchara, retirar la carne del calabacín y trocearla sobre una tabla.
  • Pelar la cebolla y el ajo y cortarlos en trocitos.
  • Poner a calentar un chorrito de aceite en una sartén.
  • Añadir la cebolla y el ajo y sofreírlos hasta que adquieran un tono transparente.
  • Colocar en la misma sartén la carne del calabacín, la carne picada, el salmón troceado y el jamón en trocitos.
  • Salpimentar al gusto y rehogar durante unos 15 minutos, hasta que el sofrito tome color.
  • Precalentar el horno a 180 ºC.
  • Colocar las carcasas de los calabacines sobre la bandeja de horno y rellenarlas con el sofrito.
  • Espolvorear queso rallado por encima y hornearlos a 180 ºC durante unos 30 minutos.
  • Una vez hechos, servir calientes.

Datos de interés:

  • Dificultad: media
  • Tiempo de preparación: 45 minutos
  • Tiempo de cocción: 30 minutos
  • Una vez servidos, los calabacines pueden consumirse con cáscara y todo, si bien hay quien prefiere usar la carcasa del calabacín como un recipiente y no tomarla.

Receta de calabacines rellenos de salmón y queso azul

Ingredientes:

  • 3 calabacines medianos
  • 400 ml de nata líquida
  • 4 cebollas medianas
  • 1 rodaja de salmón
  • 200 g de salmón ahumado
  • Eneldo
  • Sal
  • Pimienta
  • Queso azul al gusto

Utensilios:

  • 1 cuchillo o un descorazonador de manzanas
  • 1 tabla de cortar
  • 1 bol
  • 1 plancha
  • 1 sartén
  • 1 fuente de horno
  • 1 batidora

Preparación:

calabacines rellenos de carne

  • Limpiar muy los calabacines y cortarlos por la mitad.
  • Vaciarlos con ayuda de una cuchara. Reservar la pulpa por un lado y colocar las carcasas en una fuente de horno.
  • Pelar las cebollas y vaciar el interior.
  • Picar la carne del calabacín y la cebolla y sofreírlos en una sartén con una pizca de sal y pimienta al gusto.
  • Marcar el salmón en la plancha con un poco de sal. No hay que hacerlo por completo, porque terminará de cocinarse en el horno.
  • Cortar el salmón en trozos pequeños y añadirlos al sofrito de cebollas y calabacín.
  • Añadir el queso azul hasta que se derrita.
  • Agregar la nata y dejar reducir durante 5 minutos.
  • Precalentar el horno a 180 ºC.
  • Rellenar los calabacines y las cebollas con la mezcla de queso azul.
  • Hornearlos hasta que tomen color.
  • Aparte, con ayuda de una batidora, batir el salmón ahumado con un chorrito de nata, eneldo y una pizca de sal.
  • Reducir la mezcla ligeramente en un cazo a fuego lento.
  • Emplatar poniendo primero la salsa de salmón ahumado y encima los calabacines.

Datos de interés:

  • Dificultad: media
  • Tiempo de preparación: 60 minutos
  • Tiempo de cocción: 25 minutos
  • Nº de personas: 4
  • Si en lugar de meter los calabacines y las cebollas en el horno para que se doren se meten en el microondas, quedarán más blanditos.