Calabacines rellenos

Los calabacines rellenos de atún y anchoas son una alternativa deliciosa a los típicos rellenos de carne picada. Si queremos innovar aún más, podemos probar con el salmón ahumado

Los calabacines rellenos forman parte de los platos regionales, que se derivan de la tradición de nuestro país y es de uso común en nuestros hogares. Esta receta a menudo es  imitada y variada, ya que cada familia pone su toque personal, variando los gustos. Para el relleno de calabacín, a veces se opta por diversos tipos de queso o de atún y anchoas picadas en lugar de carne, e incluso especias o hierbas son a menudo cambiadas de diferentes maneras, dependiendo de la disponibilidad.

Vamos a darte en esta ocasión una receta sorprendente y original, lejos de la típica carne picada: calabacines rellenos de atún y anchoas.

Calabacines rellenos de atún y anchoas

Ingredientes

  • 8 calabacines de tamaño medio
  • 2 cebollas
  • 2 huevos
  • 100 g de pan duro
  • 2 cucharadas de Alcaparras en sal
  • 20 g de piñones
  • 50 g  de queso parmesano rallado
  • 1 cucharada de mejorana
  • Aceite de oliva virgen extra al gusto
  • Pimienta al gusto
  • 4 filetes en aceite de anchoas
  • 3 cucharadas de leche
  • 150 g de atún en lata escurrido
  • Sal al gusto

Preparación

Calabacines

Preparar los calabacines

Para preparar el calabacín relleno, comenzamos lavando los calabacines y los hervirlos en agua con sal durante unos 10 minutos. Escurrir el calabacín y dejar enfriar. Eliminamos entonces los extremos, luego se corta por la mitad a lo largo, y vaciamos con una cuchara. Reservar el relleno en un bol y guardar las bases.

Preparamos el relleno

Mientras tanto, cortar el pan en cuadrados y dejar que se ablande en un bol con la leche.

Pela y pica finamente la cebolla y fríe en dos cucharadas de aceite, junto con las anchoas picadas, dejando cocer durante unos minutos y mientras tanto picar juntos (si lo deseas, puedes usar el mezclador) el pan, el atún escurrido, los piñones y las alcaparras  previamente desaladas.

Precalienta el horno a 180 °C.

En un bol, mezclar el picado obtenido, con el calabacín picado frito con cebolla y anchoas, el queso parmesano, los huevos, y la mejorana. Mezclar bien, luego sazonar con sal y pimienta.

Rellenar

Llena ahora los calabacines con la mezcla y luego se coloca en un molde para hornear engrasado. Por último, añadir un poco de aceite y cocinar en el horno durante unos 20-30 minutos, hasta que tengan una corteza dorada. Cuando se saquen del horno, dejar reposar los calabacines rellenos durante 5 minutos antes de servir.

Conservación

Se recomienda consumir los calabacines rellenos enseguida, pero si lo deseas, puedes guardarlos en la nevera bien cerrados, un par de días a lo sumo.

Consejo

Para vaciar el calabacín, como alternativa a la cuchara, se puede utilizar si lo tienes, un descorazonador de melón o manzanas; así como una cuchara para hacer bolas de helados. Ten cuidado de no exagerar demasiado y traspasar y romper la piel. El calabacín hecho no debe ser demasiado delgado.

Si quieres evitar la grasa de la sartén con aceite, se puede cubrir con papel de hornear. 

Otra alternativa de cocinar y presentar los calabacines rellenos son en forma de rollos, a modo de sushi.

También con trozos pequeños de calabacín, a modo de rodajas gruesas.

Veamos un ejemplo delicioso:

Salmon y limon

Calabacines rellenos de salmón

Ingredientes:

  • 4 calabacines redondos
  • 1 paquete de salmón ahumado
  • 1 cebolla blanca
  • 50 g de pan duro
  • 25 g de queso Grana Padano (queso en polvo)
  • 2 anchoas
  • 20 gr de alcaparras
  • Mejorana
  • Leche
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal, pimienta y pan rallado al gusto

Preparación:

  • Lavar el calabacín y escaldar en agua salada caliente de 5 a 10 minutos.
  • Cortar el pan en trozos pequeños y poner en remojo en leche caliente.
  • Corta las cebollas y cocinar a fuego lento durante 5-6 minutos en una sartén, con 1 cucharada de aceite y 1 de agua.
  • Coloca anchoas y ablanda la cebolla.
  • Añade el salmón en trozos y cocina unos minutos.
  • Vacía el calabacín y corta los extremos.
  • Pon el interior de los calabacines, junto con las anchoas y condimentar la mezcla.
  • Vacía el pan de la leche, escúrelo y ponlo en un bol con las alcaparras, el huevo y el queso Grana Padano.
  • Añade a la mezcla el salmón con la anchoa.
  • Perfuma la mezcla con la mejorana picada, sal y pimienta.
  • Llena el calabacín con la mezcla, espolvorea con pan rallado y rocía con aceite de oliva.
  • Cocina los calabacines rellenos de salmón en el horno a 180ºC durante 20-30 minutos hasta que estén gratinados.

Recuerda variar tu relleno favorito, como carne picada o una selección de verduras. ¡Tú pones tu toque personal!