Calamares a la romana crujientes

El truco para que los calamares nos queden crujientes y sin exceso de aceite es esperar a que este esté lo suficientemente caliente antes de echarlos, y posteriormente escurrirlos en un papel

Los calamares a la romana son un plato típico español. Se pueden comer como aperitivo o como un primer plato acompañado de una rica y fresca ensalada. Pero la clave para que te queden crujientes, está en el rebozado. También te vamos a dar la receta de unas deliciosas salsas para que acompañes tus calamares a la romana crujientes.

Receta de calamares a la romana crujientes

Una comida riquísima y muy fácil de hacer. Si no te gustan mucho los calamares, los vas a adorar. Esta receta es perfecta para los que no saben de qué manera consumirlos porque le dan algo de “impresión”.

Ingredientes:

  • 300 g de calamares
  • 100 g de harina
  • 140 ml de agua
  • La ralladura de ½ limón
  • 8 gramos de levadura o polvo de hornear
  • Sal
  • Aceite

Utensilios:

  • Escurridor
  • Cuchillo
  • Recipiente
  • Cuchara
  • Rallador
  • Sartén
  • Papel de cocina

Preparación:

calamares rellenos

  • Lava bien los calamares para quitar la suciedad. Córtalos en aros delgados y pon a escurrir unos minutos. Coloca en un paño de cocina y aprieta un poco para que suelten toda el agua (de esta manera no salpicarán al freír). Reserva.
  • Para el rebozado, pon en el recipiente la harina. Vierte poco a poco el agua mientras remueves, así te queda una masa pegajosa pero sin grumos. Cuando esté todo ligado, añade la ralladura de limón y el polvo de hornear o levadura. Sala al gusto e integra todo. La idea es que te quede una crema mitad espesa mitad líquida.
  • Coloca los calamares ya secos en el recipiente de la masa y con una cuchara haz que se impregnen y se maceren bien. Pon abundante aceite en una sartén y cuando esté lo suficientemente caliente, fríe los calamares. Pueden ser varios a la vez según el tamaño disponible. Una vez que se doren de un lado, voltéalos y haz lo mismo del otro lado. Retira y pon en una bandeja con papel de cocina para absorber el exceso de aceite. Cómelos lo más calientes posible.

Datos de interés

  • Nivel de dificultad: Fácil
  • Tiempo de preparación: 40 minutos
  • Consejos: Acompaña con una ensalada fresca. Puedes verter un poco de zumo de limón antes de comer y untar con todo tipo de salsas (por ejemplo mayonesa, ranch, césar, queso crema, etc).

¿Cómo acompañar los calamares a la romana?

Como hemos explicado con anterioridad, tienes la posibilidad de untar estos calamares rebozados con una gran cantidad de salsas. Un platillo típico de Asturias, Cantabria y País Vasco, que ha “sufrido” diversas variantes a lo largo de todo el mundo sin duda tiene infinidad de opciones.

Crema Sant Josep

Un toque agridulce para los calamares a la romana. ¡Pruébalo!

Ingredientes:

  • 4 yemas de huevo
  • ½ litro de leche
  • 125 g de azúcar
  • 20 g de harina o fécula
  • La cáscara de un limón
  • Canela molida al gusto

Utensilios:

  • Cazo
  • Recipiente
  • Varillas eléctricas
  • Cuchara de madera

Preparación:

salsas

  • Pon ¾ partes de la leche en un cazo con la canela y el limón. Calienta hasta que rompa a hervir. Bate las yemas, la harina y el resto de leche y agrega a la mezcla anterior.
  • Pon a fuego lento y remueve con cuchara de madera para que espese. Deja enfriar antes de servir.

Datos de interés

  • Nivel de dificultad: Fácil
  • Tiempo de preparación: 25 minutos
  • Consejos: Puedes condimentar como más te guste o usar azúcar quemado para espolvorear.

Crema de alcaparras

Perfecto para los que aman la comida de calidad.

Ingredientes:

  • 2 cucharadas de alcaparras
  • 1 cebolleta
  • 2 yemas de huevo
  • 100 ml de aceite
  • 1 cucharada de mostaza
  • 2 cucharadas de nata
  • Sal
  • Tabasco al gusto

Utensilios:

  • Varillas eléctricas
  • Recipiente
  • Cuchillo

Preparación:

  • Bate las yemas con la mostaza. Echa poco a poco el aceite sin dejar de remover. Añade la nata y sala. Pica la cebolleta y las alcaparras e incorpora. Vierte el tabasco y enfría un rato en la nevera.

Datos de interés

  • Nivel de dificultad: Fácil
  • Tiempo de preparación: 30 minutos + tiempo en la nevera
  • Consejos: La consistencia debe ser como una mayonesa.