Cálculos en la vesícula: cómo evitarlos

Para prevenir la formación de cálculos es fundamental seguir una dieta sana y equilibrada, practicar actividad física de forma regular y mantener un peso saludable

Al igual que sucede con los riñones, en la vesícula también se pueden formar cálculos o piedras que pueden ser bastante dolorosos. La buena noticia es que se pueden evitar o prevenir.

Si los has sufrido antes o no quieres pasar por esa situación, en este artículo te damos algunos consejos para evitar la formación de cálculos en tu vesícula.

Primer paso: comprender la función de la vesícula

No solemos darle mucha importancia a este órgano hasta que empieza a molestarnos. Vale la pena entonces aprender un poco más sobre las funciones de la vesícula. Para ello debemos comenzar por otro viejo conocido: el hígado.

Este es el encargado de producir bilis, un líquido repleto de lecitina y ácidos que tiene la función de disolver la grasa de los alimentos antes de llegar al intestino.

El problema aparece cuando la bilis está demasiado diluida y no puede encargarse de su trabajo.Es entonces cuando entra en acción la vesícula que también disuelve el colesterol.

No olvides leer: ¡Cuidado con tu hígado! Estos 6 alimentos pueden hacerle daño

Es un órgano que concentra el líquido y aumenta sus capacidades para facilitar la digestión de la comida. La vesícula puede sufrir muchas enfermedades entre las que encontramos infecciones, cálculos y hasta cáncer.

La litiasis vesicular (piedras) es más frecuente en las mujeres adultas que en los hombres. Cerca del 20% de la población femenina mayor de 35 años la sufren.

¿Se pueden prevenir los cálculos biliares?

Los cálculos en la vesícula suelen ser bastante molestos y convertirse en un problema médico severo si no se tratan a tiempo o de forma adecuada, por lo que vale la pena hacer lo posible para evitar que se desarrollen.

Si bien no hay métodos directos de prevención podemos llevar una vida más saludable y disminuir así el riesgo de padecer piedras en la vesícula.

Algunos consejos eficaces:

Hacer ejercicio

Hacer ejercicio

La cantidad adecuada es de 2 o 3 veces a la semana como mínimo. No hace falta apuntarse en una academia o gimnasio. También se puede salir a caminar, andar en bicicleta o pasear al perro.

Si eres de usar el coche o el transporte público para ir a cualquier sitio, ¿por qué no lo aparcas más lejos o te bajas una estación antes? La actividad física moderada es muy importante.

Bajar de peso

Los médicos indican que la mejor manera para prevenir la formación de cálculos biliares es bajar algunos kilos o mantener el peso ideal.

No obstante, no es recomendable adelgazar muy rápido porque eso también puede causar la formación de piedras. La reducción debe ser lenta y constante (hasta 1 kg por semana).

Comer de forma saludable

Comer de forma saludable

  • En tu dieta no pueden faltar las frutas y las verduras, así como tampoco los granos enteros, las carnes magras y los lácteos desnatados.
  • En lo posible 3 piezas de hortalizas al día, un puñado de frutos secos como los cacahuetes, almendras y nueces y una taza de leche o yogur.
  • En el caso de la carne: rojas una vez a la semana, de pollo 2 veces a la semana y 3 de pescado.
  • Las únicas grasas permitidas son:
    • Las monoinsaturadas que se encuentran disponibles en el aceite de oliva y en el de colza.
    • Los ácidos grasos Omega 3 presentes en el aguacate, el salmón y la linaza.
  • Los cereales integrales contienen una buena dosis de fibra que permite perder peso y prevenir la litiasis vesicular.
  • Prueba diferentes jugos de frutas y verduras crudas preparados con zanahoria, manzana y col.

Evitar alimentos nocivos

No solo por los cálculos, sino también para sentirte mucho mejor de salud. Por ejemplo, la comida con mucha grasa de origen animal (carnes, mantequilla, huevos, etc.), ya que aumentan los niveles de colesterol.

Los alimentos procesados o azucarados y las frituras también deberían quedar fuera de tu dieta diaria. Todos ellos tienen mucha grasa e ingredientes perjudiciales para órganos tan importantes como la vesícula.

Consumir café y alcohol moderadamente

Taza de cafe

Hay varios estudios que revelan que ambas bebidas ingeridas en pocas cantidades y no todos los días pueden prevenir la aparición de cálculos. Una taza pequeña de café y una copa de vino tinto en la cena es lo máximo aceptado.

También se cree que comer todos los días un puñado de maní sin sal proporciona un efecto preventivo para esta enfermedad.

Limpiar la vesícula

Existen diferentes tratamientos médicos o alternativos que pueden ayudar a que la salud biliar y hepática esté en buenas condiciones. Es preciso que consultes con un especialista debido a que la mala praxis puede ocasionar desde diarreas hasta calambres.

En todo caso, se aconseja hacer la limpieza el fin de semana o cuando nos quedemos en casa por dos días.

Se consumen básicamente zumos de cítricos, jengibre y aceite de oliva en cantidad específicas en diferentes momentos del día. Se complementa con agua y en algunos casos con caldos de verdura.

¿Quieres conocer más? Lee: Cómo combatir los calambres musculares rápidamente

Otros consejos

Otros consejos

En el caso de las mujeres que acaban de ser madres se recomienda que amamanten a sus bebés lo más que puedan. Varias investigaciones indican que la lactancia materna previene el desarrollo de piedras en la vesícula.

Por otra parte, considera hacer un tratamiento con acupuntura. Esta técnica milenaria se ha usado desde hace cientos de años para prevenir la litiasis vesicular. No olvides ir a un centro especializado.