Un caldo dorado para combatir la inflamación y el dolor

Elena Martínez 27 diciembre, 2016
Si bien en casos crónicos de inflamación será necesario optar por una dieta alcalina, para trastornos puntuales este caldo dorado puede ser muy efectivo y ayudarnos también a combatir el dolor

Las personas que sufren a diario dolor e inflamación de manera crónica suelen recurrir a todo tipo de medicamentos y terapias para paliar estas molestias que empeoran su calidad de vida y les afectan al estado de ánimo.

En este artículo te proponemos una deliciosa receta curativa para superar la inflamación y el dolor: un caldo dorado a base de cebolla, col y cúrcuma. ¡Pruébalo!

El origen de la inflamación

El origen de la inflamación

Desde la perspectiva de la medicina natural, que tiene en cuenta todos los factores que pueden influir en la salud (alimentación, emociones, estilo de vida, etc.), la inflamación se da cuando hay un exceso de acidez en el organismo. 

En este sentido, si queremos superar inflamaciones y dolores crónicos, deberemos tener en cuenta la alimentación con el objetivo de alcalinizarnos, es decir, de reducir la acidez.

Para lograrlo deberemos seguir una dieta rica en ensaladas, batidos verdes, legumbres y cereales integrales, y baja en carnes y embutidos, fritos, azúcares y alimentos procesados.

Las personas que sufren estos trastornos de manera crónica son las que más deben analizar su alimentación.

No obstante, quienes los padezcan de manera puntual, podrán solucionarlos con este caldo dorado o con suplementos naturales.

Ver también: Acaba con la acidez gástrica en 15 días

Alimentos antiinflamatorios

¿Existen alimentos que nos ayudan a reducir esas inflamaciones que nos causan molestias y dolores? Sí, y además es posible que algunos de ellos los consumas de manera habitual sin saberlo.

A continuación destacamos tres ingredientes con increíbles propiedades medicinales para tu salud.

La cebolla

La cebolla es muy habitual en nuestra alimentación, ya que es excelente en todo tipo de recetas a las que queremos dar más sabor.

Lo que tal vez no sabíamos de ella es que destaca por sus propiedades antibióticas, circulatorias y diuréticas. 

Su capacidad para ayudarnos a eliminar líquidos del organismo es la que facilita la reducción de las inflamaciones, que se caracterizan por un abultamiento de la zona afectada.

Su contenido en quercetina es el responsable de su alto poder antiinflamatorio, que es mayoritario en las cebollas de color morado. 

La col

La col no es una de las verduras más populares a la hora de servirla como parte del menú. No obstante, es un ingrediente ideal para potenciar el sabor de muchas sopas y caldos.

A nivel medicinal, la col destaca por sus beneficios antiinflamatorios y diuréticos que ayudan a calmar los dolores de tipo artrítico o muscular.

De hecho, también se pueden aplicar de manera tópica sobre la piel, después de haberlas machacado o hervido unos segundos.

La cúrcuma

La cúrcuma

La cúrcuma es la reina de las especias, ya que destaca por sus poderosas virtudes antiinflamatorias, analgésicas y antioxidantes.

Además, es un remedio muy efectivo para prevenir el cáncer, por lo que recomendamos consumirla de manera habitual.

Podemos añadirla a todo tipo de guisos, pastas, arroces, sopas y caldos, e incluso a postres dulces como bizcochos, flanes, natillas o batidos.

Su sabor no es demasiado fuerte y además actúa como un colorante amarillo natural, similar al azafrán.

Podemos usar la cúrcuma fresca rallada o bien en polvo, tanto en este caldo dorado como en remedios de aplicación tópica.

Te recomendamos leer: Limonada de cúrcuma para prevenir el cáncer

Receta de caldo dorado

Ventajas del caldo depurativo

Ingredientes

Para preparar el caldo dorado necesitaremos los siguientes ingredientes:

  • 2 cebollas medianas, a poder ser de color morado
  • ½ col pequeña
  • 1 cucharadita de cúrcuma en polvo (5 g)
  • 1 litro de agua

Recomendamos no añadir sal a esta receta para no anular sus propiedades diuréticas. No obstante, si deseamos condimentarla, optaremos por un poco de sal marina, sal del Himalaya o bien de agua de mar.

Elaboración

Para preparar el caldo dorado seguiremos estos pasos:

  • Cortaremos las cebollas y la col a trozos pequeños y las pondremos a cocer junto con la cúrcuma.
  • Dejaremos que hierva durante 20 minutos y esperaremos a que repose otros 10 con la cazuela tapada.
  • Pasado el tiempo indicado colaremos el caldo dorado, que ya estará listo para tomar.

¿Cómo lo tomamos?

Cuando estemos en una crisis causada por inflamación y dolor, tomaremos este caldo a lo largo del día, en especial en ayunas y fuera de las comidas para potenciar sus virtudes curativas.

Intentaremos seguir una alimentación alcalina y podemos complementar esta dieta con algún remedio natural como, por ejemplo, la aplicación de arcilla, cremas de árnica u hojas de col sobre la zona inflamada.

Te puede gustar