Calma el ardor en los pies con 6 remedios caseros

Daniela Castro · 24 enero, 2018
Gracias a las propiedades de determinados ingredientes podemos favorecer la circulación en los pies para así aliviar la sensación de ardor u hormigueo que suele aparecer al final del día

La sensación de ardor en los pies es un padecimiento que afecta a la mayoría de las personas, por lo menos, una vez en su vida. Es un incómodo síntoma que puede indicar alteraciones del sistema nervioso, lesiones o exceso de actividad física.

Suele venir acompañado con un ligero enrojecimiento de la piel, hormigueo, aumento de la sudoración y otra variedad de molestias que pueden afectar la capacidad para soportar el cuerpo a lo largo de la jornada.

Si bien no suele representar un problema grave, en ocasiones es primordial prestarle atención, porque aparece como efecto secundario de otras enfermedades de mayor cuidado.

Por fortuna, además de poder controlarlo con algunos medicamentos, hay varios remedios caseros que pueden favorecer su alivio sin causar efectos adversos.

En esta oportunidad queremos compartir 6 interesantes alternativas para que no dejes de prepararlas cuando te enfrentes a este problema.

¡Toma nota!

1. Aceite esencial de manzanilla

aceite-manzanilla

Reconocido por sus propiedades relajantes y sedantes, el aceite esencial de manzanilla es uno de los productos terapéuticos que pueden calmar el ardor en los pies.

Sus compuestos ayudan a mejorar la circulación en esta zona del cuerpo y favorecen el control de los procesos inflamatorios que producen este síntoma.

Ingredientes

  • 2 cucharadas de aceite esencial de manzanilla (30 g)
  • 1 cucharadita de aceite de oliva (5 g)

Preparación

  • Combina el aceite esencial de manzanilla con una cucharadita de aceite de oliva.

Modo de uso

  • Frota el tratamiento sobre los pies, masajeándolos durante 5 o 10 minutos.
  • Repite su uso 2 veces al día si lo consideras necesario.

Ver también: 6 propiedades medicinales de la manzanilla

2. Calabaza amarga

La calabaza amarga es un ingrediente que se ha valorado en la medicina ayurvédica. Se destaca por su poder antiinflamatorio y sedante, el cual puede favorecer el alivio de varios tipos de dolencias.

Ingredientes

  • 6 hojas de calabaza amarga
  • Agua (la necesaria)

Preparación

  • Tritura las hojas de calabaza amarga y humedécelas con un poco de agua hasta obtener una pasta suave.

Modo de uso

  • Frota la pasta sobre la zona afectada y déjala actuar 10 minutos.
  • Enjuaga con agua tibia y repite su uso 2 veces al día.

3. Espino blanco

espino-blanco

La infusión de espino blanco es un remedio tradicional para disminuir el ardor y enrojecimiento de los pies. Sus propiedades mejoran la circulación sanguínea y favorecen el control de molestias como el hormigueo.

Ingredientes

  • 1 cucharada de hojas de espino blanco (15 g)
  • 1 taza de agua (250 ml)

Preparación

  • Vierte una cucharada de hojas de espino blanco en una taza de agua hirviendo y tapa la bebida.
  • Espera que repose 10 minutos y cuélala.

Modo de consumo

  • Ingiere esta infusión 2 o 3 veces al día.
  • Tómala a diario hasta que dejes de sentir ardor en los pies.

4. Jengibre y aceite de coco

El preparado medicinal de jengibre y aceite de coco es un producto analgésico que puede calmar el ardor, dolor e inflamación en los pies.

Contiene compuestos hidratantes y revitalizantes que, al optimizar la circulación, disminuyen la sensación de pesadez y los cambios de textura de la piel.

Ingredientes

  • 1 cucharadita de jengibre en polvo (5 g)
  • 2 cucharadas de aceite de coco (30 g)

Preparación

  • Vierte el jengibre en polvo en un recipiente y mézclalo con el aceite de coco hasta obtener una pasta.

Modo de uso

  • Aplica el producto sobre los pies y ejecuta un ligero masaje durante 5 minutos.
  • Enjuaga los residuos y, si es necesario, repite su uso 2 veces al día.

Te recomendamos leer: Beneficios del aceite de coco en la estética

5. Agua de hamamelis

agua-de-hamamelis

La popular agua de hamamelis es un tónico natural que puede relajar los pies y las piernas para disminuir los problemas relacionados con el mal retorno venoso.

Sus principios activos activan el flujo sanguíneo y reducen molestias como la hinchazón, el ardor y la sensación de pesadez.

Ingredientes

  • 3 cucharadas de hamamelis (45 g)
  • 2 tazas de agua (500 ml)

Preparación

  • Agrega el hamamelis en las tazas de agua y ponlo a hervir, a fuego bajo, durante 5 minutos.
  • Tapa la bebida y deja que repose 15 o 20 minutos.

Modo de uso

  • Vierte el agua en un barreño y sumerge los pies durante 20 minutos.
  • Úsalo todos los días hasta calmar el ardor.

6. Vinagre de manzana

Este tónico natural tiene propiedades calmantes y antiinflamatorias que disminuyen las molestias que acompañan el ardor en los pies.

Su pH ácido frena el crecimiento de hongos y previene las infecciones y problemas cutáneos.

Ingredientes

  • 3 tazas de agua (750 ml)
  • ¼ de taza de vinagre de manzana (62 ml)

Preparación

  • Pon a calentar las tazas de agua y, sin dejarlas hervir, viértelas en un barreño.
  • Incorpora el vinagre de manzana y remuévelo para que se integre bien.

Modo de uso

  • Sumerge los pies durante 20 minutos y sécalos.
  • Si los síntomas persisten, repite su uso 2 veces al día.

¿Experimentas una sensación de ardor o calor en tus pies? Elige alguno de los remedios citados y dile adiós a estas molestias.