Cómo calmar la ansiedad del tabaco con 5 infusiones de plantas

Además de eliminar las ganas de fumar estos remedios también nos ayudan a desintoxicar el organismo de las sustancias del cigarrillo y a minimizar el síndrome de abstinencia

Las personas que tienen adicción por el tabaco experimentan una fuerte sensación de ansiedad cuando toman la decisión de dejar de fumar.

Estas manifestaciones pueden, de algún modo, ser el obstáculo para abandonar ese mal hábito que, con el tiempo, conduce a muchas enfermedades crónicas.

Sin embargo, con el simple hecho de tomar la decisión de dejarlo se está dando un paso muy importante para tener una mejor calidad de vida.

Por este motivo, para que el síndrome de abstinencia no gane la batalla, los fumadores pueden apoyarse con algunas infusiones de plantas que ayudan a controlarlo.

De hecho, muchas de estas tienen propiedades depurativas que ayudan a eliminar un gran número de toxinas que deja el tabaco en la sangre.

A continuación queremos compartir 5 buenas opciones para que no dudes en prepararlas cuando reaparezca esa fuerte necesidad de fumar.

¡Apunta!

1. Infusión de valeriana

valerian-tea

Conocida por sus propiedades sedantes, la valeriana es una gran aliada contra la irritabilidad y la ansiedad que sufre el fumador al dejar el tabaco.

Sin embargo, dado que puede inducir al sueño, solo se aconseja su consumo en horas de la noche.

Lee también: 4 bebidas que debes tomar en ayunas para perder peso

Ingredientes

  • 1 cucharadita de raíz de valeriana (5 g)
  • 1 taza de agua (250 ml)

Preparación

  • añade la raíz de valeriana en una taza de agua hirviendo y tapa la bebida.
  • Deja que repose durante 10 minutos y cuélala.

Modo de consumo

  • Ingiere la infusión antes de acostarte, o bien, cuando puedas permanecer en reposo.

2. Infusión de pimienta de cayena

La pimienta de cayena tiene compuestos antioxidantes que ayudan a eliminar las toxinas que se acumulan en las vías respiratorias debido al tabaco.

Su acción sedante frena la ansiedad por consumir cigarrillo y ayuda a estabilizar la actividad del sistema nervioso.

Ingredientes

  • ¼ de cucharadita de pimienta de cayena (1 g)
  • El zumo de ½ limón
  • 1 taza de agua (250 ml)

Preparación

  • Añade la pimienta de cayena y el zumo de limón en una taza de agua hirviendo.
  • Deja reposar la bebida y consúmela tibia.

Modo de consumo

  • Bebe la infusión en ayunas o cuando sientas deseos de fumar.

3. Infusión de manzanilla

te-y-flores-de-manzanilla

En algunos casos, las ansias por fumar se acompañan con malestar digestivo, vómitos y nerviosismo.

Si este es el caso, la prodigiosa infusión de manzanilla es una de las mejores alternativas para sobrellevarlo.

Ingredientes

  • 1 cucharada de flores de manzanilla (15 g)
  • 1 taza de agua (250 ml)
  • 1 cucharada de miel (25 g)

Preparación

  • Añade las flores de manzanilla en una taza de agua hirviendo.
  • Deja reposar la bebida y, cuando esté tibia, endúlzala con miel.

Modo de consumo

  • Ingiere una taza de infusión a media mañana y, si la ansiedad reaparece, tómala 2 o 3 veces al día.

4. Infusión de cola de caballo

El consumo regular de infusión de cola de caballo ayuda a drenar más rápido la nicotina retenida en el organismo y, gracias a esto, permite sobrellevar muchos de los síntomas del síndrome de abstinencia.

Sus compuestos diuréticos ayudan a eliminar los líquidos retenidos y mejoran el funcionamiento de los riñones para purificar la sangre.

Ingredientes

  • 1 cucharadita de cola de caballo (5 g)
  • 1 taza de agua (250 ml)

Preparación

  • Vierte la cola de caballo en una taza de agua hirviendo.
  • Tapa la bebida y espera que repose 10 minutos.

Modo de consumo

  • Filtra la infusión y consúmela en ayunas.
  • Si es necesario, repite la toma a media tarde o cuanto sientas ansiedad por el tabaco.

Ver también: Prepara una loción antiinflamatoria y calma el dolor de tus músculos y articulaciones

5. Infusión de orégano

oregano

El orégano contiene compuestos como el carvacrol y ácido rosmarínico que, tras ser asimilados en el organismo, ayudan a desintoxicar los pulmones de las toxinas que deja el tabaco.

Sus propiedades descongestionantes mejoran el paso del aire a través de los conductos respiratorios y generan una agradable sensación de bienestar.

Además, gracias a su efecto calmante, es idóneo contra las ansias que pueden impedir dejar el cigarrillo.

Ingredientes

  • 1 cucharadita de orégano (5 g)
  • 1 taza de agua (250 ml)

Preparación

  • Lava el orégano y viértelo en una taza de agua caliente.
  • Tapa la bebida y espera que repose de 5 a 10 minutos.
  • Cuando esté tibia, fíltrala con un colador.

Modo de consumo

  • Bebe una taza de infusión a media mañana, cuando aparezca el deseo de fumar.
  • Si lo consideras necesario, tómala 2 veces al día.

¿Has tomado la decisión de dejar de fumar? ¡Enhorabuena! En poco tiempo comenzarás a sentir el bienestar de abandonar el cigarrillo.

Mentalízate de tu objetivo, apóyate con estos remedios naturales y derriba por completo este mal hábito.