Cómo calmar la irritación de la garganta con 6 ingredientes naturales

Daniela Castro 26 septiembre, 2017
Además de suavizar la garganta y aliviar el dolor, la miel de abejas crea una barrera para frenar el ataque de los microorganismos y reduce la inflamación

La irritación de la garganta es un molesto síntoma que nos aqueja cuando contraemos una infección en las amígdalas o las vías respiratorias.

Se trata de una incómoda sensación de ardor que, por lo general, viene acompañada con inflamación y dificultades para deglutir los alimentos con normalidad.

Si bien no es un problema grave de salud, es importante brindarle un tratamiento oportuno para evitar que genere otras complicaciones en el sistema.

Por fortuna, hay ingredientes hidratantes y antiinflamatorios que, tras ser ingeridos, ayudan a suavizarla para detener las molestias.

En esta ocasión queremos compartir en detalle los 6 mejores para que no dudes en probarlos cuando percibas este problema.

¡Toma nota!

1. Menta

te-de-menta

La menta tiene propiedades antimicrobianas y antiinflamatorias que ayudan a detener el crecimiento bacteriano y viral en caso de infecciones en la garganta.

Su ingesta, preferiblemente en infusión, fortalece la salud inmunitaria y alivia la congestión de las vías respiratorias.

Ingredientes

  • 1 taza de agua (250 ml)
  • 1 cucharada de hojas de menta (10 g)

Preparación

  • Pon a hervir la taza de agua y, cuando esté bien caliente, agrégale las hojas de menta.
  • Deja que la infusión repose 10 minutos y cuélala.

Modo de consumo

  • Toma la infusión a sorbos, 2 o 3 veces al día.
  • Si gustas, agrégale un poco de zumo de limón y realiza gárgaras.

Ver también: La caléndula y sus beneficios para la salud

2. Miel de abejas

La miel de abejas es uno de los antibióticos naturales más potentes y, por lo tanto, es un gran remedio para disminuir la irritación de la garganta causada por infecciones.

Sus azúcares y enzimas naturales suavizan los tejidos inflamados y crean una barrera contra el ataque de microorganismos.

Ingredientes

  • 2 cucharadas de miel de abejas (50 g)
  • 1 taza de agua (250 ml)

Preparación

  • Diluye las cucharadas de miel de abejas en agua tibia.

Modo de consumo

  • Toma la bebida 2 veces al día, hasta aliviar el dolor.

3. Jengibre

infusion-jengibre

El gingerol, el principio activo del jengibre, tiene propiedades antiinflamatorias y antimicrobianas que ayudan a tratar las afecciones que generan dolores e irritación en la garganta.

Este produce una agradable sensación de calor en la zona afectada, controlando la congestión y reduciendo el exceso de moco.

Ingredientes

  • 1 cucharadita de jengibre rallado (5 g)
  • 1 taza de agua (250 ml)

Preparación

  • Incorpora el jengibre rallado en una taza de agua hirviendo y tápalo.
  • Una vez repose 10 minutos, cuélalo e ingiérelo.

Modo de consumo

  • Toma la infusión ante el primer síntoma de irritación.
  • Repite su consumo 2 o 3 veces al día si lo consideras necesario.

4. Leche de cúrcuma

La leche de cúrcuma es un antiguo remedio antiinflamatorio que, por su alto contenido de nutrientes, ayuda a controlar las afecciones que afectan las vías respiratorias y la garganta.

Su activo principal, la curcumina, alivia la sensación de picor y crea una capa protectora contra los gérmenes y partículas alérgenas.  

Ingredientes

  • 1 cucharadita de cúrcuma en polvo (5 g)
  • 1 taza de leche (250 ml)
  • 1 cucharada de miel (25 g)

Preparación

  • Diluye la cúrcuma en polvo en una taza de leche tibia, y endúlzala con miel.

Modo de consumo

  • Toma la bebida una vez al día, hasta conseguir sensación de alivio.

Te recomendamos leer: 8 beneficios de la cúrcuma que te gustará conocer

5. Salvia

Infusión de salvia

El poder astringente y expectorante de las hojas de salvia es un buen complemento para promover el alivio de la picazón de la garganta.

Tiene compuestos antibacterianos que combaten las infecciones y, además, sus antiinflamatorios ayudan a restablecer la salud de los tejidos afectados.

Ingredientes

  • 1 cucharada de salvia (10 g)
  • 1 taza de agua (250 ml)

Preparación

  • Agrega la salvia en una taza de agua hirviendo y déjala reposar 10 minutos.

Modo de consumo

  • Toma varios tragos de la bebida y realiza gárgaras durante 30 segundos. No lo tragues.
  • Expulsa el líquido y repite el tratamiento 3 veces al día.

6. Vinagre de manzana

Los ácidos orgánicos que contiene el vinagre de manzana ayudan a neutralizar el pH de la garganta para controlar el ardor y la irritación.

Este tiene propiedades expectorantes y antimicrobianas que, entre otras cosas, relajan las vías respiratorias en casos de infección.

Ingredientes

  • 1 cucharada de vinagre de manzana orgánico (10 ml)
  • 1 taza de agua (250 ml)
  • 1 cucharada de miel (25 g)

Preparación

  • Diluye el vinagre de manzana en una taza de agua tibia y agrégale la cucharada de miel.

Modo de consumo

  • Ingiérelo en ayunas y, si es necesario, tómala 2 veces al día.

¿Sientes molestias en la garganta? ¿Tienes problemas para comer o hablar? Si percibes este síntoma, elige alguno de los remedios mencionados y bríndale un tratamiento natural para promover su alivio en poco tiempo.

 

Te puede gustar