Cómo calmar el nerviosismo con 5 remedios herbales

Además de reducir el estrés y el nerviosismo algunos de estos remedios también pueden ser efectivos para combatir las molestias relacionadas, como los trastornos del sueño

El nerviosismo es un estado interior de agitación que suele producirse como reacción ante una situación desconocida o poco frecuente.

Se caracteriza por la pérdida de la calma natural, manifestándose con síntomas como temblores en las manos, sudoración excesiva, taquicardia y sensación de miedo.

También se puede presentar con cambios en el lenguaje corporal, tono de voz elevado o dificultades para mantener una conversación coherente.

Además, la persona nerviosa se siente constantemente bajo presión y, debido a esto, atraviesa continuos episodios de ansiedad e irritabilidad.

Por suerte, hay varias soluciones de origen natural que, por sus propiedades, facilitan el control de estos síntomas para inducir a un estado de calma.

En esta ocasión queremos compartir 5 remedios herbales que resultan útiles para su tratamiento.

¡No dudes en probarlos!

1. Infusión de lavanda

infusion-lavanda

Gracias a su poder aromático y tranquilizante, la infusión de lavanda es una de las mejores alternativas para controlar el nerviosismo y la ansiedad.

Su olor produce una sensación de alivio sobre el sistema nervioso y, en casos de insomnio, induce al sueño.

Ingredientes

  • 1 taza de agua (250 ml)
  • 2 cucharaditas de lavanda seca (10 g)
  • 1 cucharada de miel (25 g)

Preparación

  • Pon a hervir una taza de agua y, cuando llegue a ebullición, agrégale la lavanda seca.
  • Tapa la bebida y déjala reposar 10 minutos a temperatura ambiente.
  • Pasado este tiempo, cuélala y endúlzala con una cucharada de miel.

Modo de consumo

  • Ingiere una taza de infusión cuando sientas síntomas de nerviosismo.
  • Repite su consumo hasta 2 veces al día.

Nota: Esta bebida puede causar somnolencia.

Ver también: 9 hábitos que te causan ansiedad

2. Infusión de pasiflora

La pasiflora es una planta con efectos sedantes que ayudan a regular la actividad del sistema nervioso en casos de irritabilidad, ansiedad y nervios.

Sus compuestos reducen la producción de hormonas del estrés y, por si fuera poco, aumentan el bienestar emocional.

Ingredientes

  • 1 cucharada de hojas de pasiflora (10 g)
  • 1 taza de agua (250 ml)

Preparación

  • Hierve una taza de agua, agrégale la pasiflora y tápala.
  • Deja que repose durante 5 o 10 minutos y cuélala.

Modo de consumo

  • Ingiere 2 tazas de infusión de pasiflora al día.

3. Té de hojas de lechuga

té-de-lechuga

El té de hojas de lechuga es una bebida desintoxicante y antiinflamatoria que puede ayudar a eliminar las toxinas del organismo.

Sumado a esto, cuenta con propiedades tranquilizantes que reducen el estrés, el nerviosismo y los trastornos de sueño.

Ingredientes

  • 2 hojas de lechuga
  • 1 taza de agua (250 ml)

Preparación

  • Pica las hojas de lechuga y ponlas a hervir en una taza de agua.
  • Una vez llegue a ebullición, retira la bebida del fuego y déjala reposar 10 minutos.

Modo de consumo

  • Ingiere el té de lechuga cuando tengas síntomas de nerviosismo.

4. Infusión de orégano

Además de ser un antibiótico y analgésico natural, el orégano también está indicado como tranquilizante para los nervios, el insomnio y la ansiedad.

Sus compuestos activos regulan la actividad del sistema nervioso y ayudan a controlar los temblores, la irritabilidad y el miedo.

Ingredientes

  • 1 cucharadita de orégano (5 g)
  • 1 taza de agua (250 ml)

Preparación

  • Pon a hervir una taza de agua y, cuando alcance su punto de ebullición, agrégale el orégano.
  • Tapa la bebida y déjala reposar, 5 o 10 minutos, a temperatura ambiente.

Modo de consumo

  • Ingiere una taza de infusión a media mañana y, si lo consideras necesario, repite la toma antes de acostarte.

Te recomendamos leer: 8 usos medicinales que le puedes dar al aceite de orégano

5. Infusión de melisa

melisa-infusion

La infusión de melisa es un remedio tranquilizante que se ha valorado por su capacidad para controlar los desequilibrios nerviosos, el estrés y las dificultades para dormir.

De hecho, por su ligero efecto analgésico, es ideal para disminuir los dolores de cabeza que suelen aparecer junto a estas molestias.

Ingredientes

  • 1 cucharadita de melisa (5 g)
  • 1 taza de agua (250 ml)

Preparación

  • Vierte una taza de agua en una olla y ponla a hervir.
  • Cuando alcance su punto de ebullición, agrégale la melisa y reduce el fuego.
  • Déjalo cocinar durante 2 o 3 minutos y apaga.
  • Tapa la bebida y espera que repose 10 minutos más.
  • Luego, fíltrala con un colador y consúmela.

Modo de consumo

  • Toma la taza de infusión a sorbos, ante el primer síntoma de nervios.
  • Si las molestias persisten, repite su consumo 2 o 3 veces al día.

Como puedes notar, puedes emplear varios remedios herbales para hacerle frente a los síntomas causados por el nerviosismo.

Elige la alternativa que más te guste y tómala cuando atravieses por este tipo de problemas.

 

 

Categorías: Remedios naturales Etiquetas:
Te puede gustar