¿Cómo calmar una torcedura de tobillo con 5 remedios caseros?

La torcedura de tobillo puede ser de menor o mayor gravedad en función del alcance de la lesión y deberemos guardar reposo para favorecer la recuperación.

Las torceduras de tobillo son una patología que impide poder caminar bien y pueden afectar a cualquier persona, sin distinción de edad, sexo o estatura. Normalmente, son causadas por una caída u otro mal movimiento.

Aquí te explicaremos todo lo relacionado con las torceduras o esguinces de tobillo, qué son, sus consecuencias, y lo más importante, cinco remedios caseros que te pueden ayudar a aliviar su dolor y curarlo. Pero lo más importante es que si te tuerces el tobillo, debes acudir inmediatamente a tu médico para que te de el tratamiento y las indicaciones que necesitas para que sane correctamente.

¿Qué es y qué consecuencias tiene una torcedura de tobillo?

En nuestro cuerpo, tenemos unas pequeñas estructuras llamadas ligamentos que se encuentran entre cada articulación y cada hueso. Su función es mantener los huesos conectados entre sí y permitir su movilidad.

El esguince o torcedura de tobillo es lo que sucede cuando uno o más ligamentos de esa zona se desgarran.

Tipos de luxación de tobillo.

La magnitud de las consecuencias dependerá de la cantidad de ligamentos desgarrados. Por ejemplo, puede suceder que los ligamentos no se hayan desgarrado, sino estirado más de lo debido. En ese caso, el esguince o torcedura será leve.

Por otro lado, cuando los ligamentos se desgarran por completo, la articulación se hincha y puede generar:

  • Dolor.
  • Sensibilidad al tacto.
  • Aparición de rosetones.
  • Rigidez en el tobillo.
  • Imposibilidad para caminar o apoyar el peso del cuerpo en esa articulación.

Lee también: 5 problemas de salud de los que te advierten los tobillos hinchados

5 remedios caseros para curar un esguince de tobillo

El dolor de las torceduras de tobillo puede llegar a aliviarse con remedios caseros que pueden funcionar como un complemento al tratamiento indicado por tu médico, aunque también se recomienda la asistencia a un profesional de la salud para brindar fisioterapia. Dependiendo de la gravedad de la torcedura,  podría necesitarse un aparato ortopédico para ayudar a restablecer la unión del ligamento con la articulación.

1. Remedio de arcilla con vino tinto

arcilla para los esguinces.

La principal función de este remedio es absorber la inflamación del esguince y disminuir los moretones. A esta mascarilla pueden agregarse otras plantas medicinales, como la sábila, árnica o cola de caballo.

Ingredientes

  • ½ taza de arcilla roja (100 g)
  • 1 taza de vinagre de vino tinto (250 ml)

¿Qué debes hacer?

  • En un recipiente coloca la arcilla roja y el vinagre de vino tinto.
  • Mezcla bien hasta conseguir una pasta espesa y homogénea.
  • Si se le quiere agregar alguna de las plantas medicinales mencionadas anteriormente, es recomendable triturarla en un contenedor aparte y luego unirla a la mezcla.
  • Para aliviar el dolor del esguince, unta la mascarilla por todo el tobillo y cubre con una venda.

2. Aceite de ricino

Aceite de ricino para los esguinces.

Con este masaje de aceite de ricino la intención es aliviar el dolor y mejorar la circulación de la sangre. El aceite de ricino se produce a partir del ricino o castor, una planta de mediana altura de semillas tóxicas, pero que se pueden consumir a través del aceite.

Ingredientes

  • ½ taza de aceite de ricino (125 ml).
  • 1 paño pequeño.

¿Qué debes hacer?

  • Solo debes esparcir el aceite de ricino por todo el paño.
  • Luego, coloca sobre el tobillo cubriendo toda la torcedura y deja actuar por treinta minutos, aproximadamente.

3. Cúrcuma

cúrcuma para los esguinces

La cúrcuma es una especia con muchos beneficios. Destaca por sus propiedades analgésicas y antiinflamatorias. Al mismo tiempo, es un antiespasmódico y contribuye a relajar todos los músculos.

Ingredientes:

  • 2 cucharadas de cúrcuma en polvo (30 g).
  • 1 cucharada de jugo de limón (15 ml).
  • Agua tibia (la necesaria).

¿Qué debes hacer?

  • Agrega en un recipiente o envase la cúrcuma y el jugo de limón y mezcla hasta formar una pasta homogénea y consistente.
  • De ser necesario, añade agua hasta la lograr la consistencia deseada.
  • Aplica la mezcla por todo el tobillo y véndalo durante diez horas.
  • Es recomendable realizar este remedio por una semana entera, siempre cambiando el vendaje cada cierto tiempo.

4. Ajo y aceite de coco

ajo y aceite de coco para los esguinces

El ajo destaca por sus propiedades antiinflamatorias. Cuando se junta con el aceite de coco, obtenemos un potente remedio para acelerar el proceso de alivio de la torcedura de tobillo, especialmente disminuyendo la hinchazón.

Quizá te interese: Alivia los dolores musculares con esta pomada antinflamatoria de aceite de coco.

Ingredientes

  • 1 cucharada de jugo de ajo (15 ml)
  • 2 cucharadas de aceite de coco (30 g)

¿Qué debes hacer?

  • Combina ambos ingredientes hasta obtener una mezcla homogénea. Para ello, el aceite deberá estar un poco tibio.
  • Luego, frota circularmente en la zona afectada. Déjala actuar por treinta minutos y repite la aplicación de tres a cuatro veces por día.

5. Cebolla

Cebolla para los esguinces.

Aunque muchas personas no lo sepan, la cebolla tiene propiedades para eliminar las toxinas y gracias a eso, ayuda a mejorar la inflamación proveniente de la torcedura de tobillo.

Puedes utilizarla en conjunto con una venda o compresa, para que sus nutrientes penetren en la zona y proporcionen alivio.

Ingredientes

  • 1 cucharada de sal (15 g)
  • 1 rodaja de cebolla
  • Tela de algodón

¿Qué debes hacer?

  • Añade una cucharada de sal a una o varias rodajas de cebolla.
  • Luego colócala en una tela fina, preferiblemente de algodón,  y envuelve el tobillo afectado durante unas tres horas. Si te preocupa el olor, recuerda que puede eliminarlo fácilmente con agua y jabón.

Estos remedios pueden ayudarte y servir como complemento para calmar tu dolor de manera natural, pero lo más importante es que acudas al médico y que sigas todas sus indicaciones.

  • Sanchez, F. (2012). Esguince De Tobillo. In Ns .Argo.Es. https://doi.org/10.1016/j.micromeso.2012.07.046.

  • Barrois, B., Ribinik, P., & Davenne, B. (2002). Esguinces de tobillo. EMC - Kinesiterapia - Medicina Física. https://doi.org/10.1016/S1293-2965(02)71938-5.

  • Comité de Educación Pública de la American College of Foot and Ankle, & Surgeons. (2005). Esguince de tobillo. American College of Foot and Ankle Suugeons.