Calzado diseñado para reducir el dolor por artrosis en la rodilla

30 Julio, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por el médico Leonardo Biolatto
El calzado es clave en el tratamiento no farmacológico de la artrosis de rodilla. También se puede combinar con el uso de plantillas adecuadas para cada situación. Te lo contamos aquí.
 

El dolor por artrosis en la rodilla puede ser muy incapacitante. Además, se estima que esta patología afecta casi a 275 millones de personas en todo el mundo. El problema es que muchos desconocen la importancia del calzado en esta situación.

La artrosis de rodilla consiste el desgaste del cartílago de la articulación de manera progresiva. Así, los huesos que forman parte de la coyuntura (fémur, tibia y peroné) pierden la separación entre sí, y por ende se pierde la capacidad de amortiguar el movimiento.

El dolor de esta patología acaba condicionando la vida de quien la sufre. Cada vez se hace más difícil caminar o realizar cualquier ejercicio, incluso estar de pie. Suele aparecer en personas mayores de 50 años, pero puede ocurrir a cualquier edad.

Cada vez existen más tratamientos que permiten mejorar la calidad de vida de estos pacientes. En este artículo te explicamos el calzado más recomendado para reducir el dolor por artrosis en la rodilla.

¿Qué calzado se recomienda para la artrosis en la rodilla?

La artrosis en la rodilla suele aparecer en personas ancianas, constituyendo ellos el grupo de riesgo más evidente. Es una patología que, además de producir dolor, limita el movimiento y provoca inestabilidad al caminar, con el consiguiente riesgo de caídas y fracturas.

Esta inestabilidad es un riesgo muy importante para los ancianos, ya que cualquier caída puede suponer un daño mayor. Por eso, una de las principales cuestiones a tener en cuenta para el calzado es que sujete correctamente el pie.

 

Es esencial que los zapatos sean cómodos, puesto que los llevaremos con nosotros gran parte del día. Una opción típica son las zapatillas de running. Son calzados que se fabrican para adaptarse bien a la forma del pie. Al llevar cordones, se pueden atar con fuerza.

El calzado debe tener una suela gruesa y una ligera elevación en la punta, lo que facilita la posición fisiológica y normal de la extremidad. De esta manera, también se absorbe parte del choque que se produce con las pisadas. En el caso de las mujeres, se desaconseja utilizar tacones mayores de 3 centímetros.

tacones y artrosis
Las mujeres con artrosis deberían evitar el uso de tacones muy elevados

Podría gustarte: 15 recomendaciones para un paciente con artrosis

Uso de plantillas para la artrosis de rodilla

Muchos casos de artrosis de rodilla se acompañan de una desviación del ángulo de la pierna. Por eso, el uso de plantillas ortopédicas puede equilibrar la presión en la articulación, estabilizando el eje corporal. Lo ideal es que las plantillas estén diseñadas específicamente para cada persona.

Estos productos deben incrementar aún más el efecto de amortiguación del calzado. Una buena forma de saber si las plantillas son necesarias, es observar el tacón de unos zapatos muy usados. Si uno de ellos es más alto que otro, indica que se tiende a pisar más fuerte con esa pierna.

 

Revisiones sistemáticas respecto a las plantillas y su influencia en la artrosis de rodilla, evidencian que combinarlas con educación del paciente y ejercicio reporta una mejora notable en la percepción del dolor. Es decir, los pacientes se sienten menos doloridos cuando aplican todas las medidas preventivas.

plantillas artrosis de rodilla
El uso de plantillas es un adyuvante importante para mejorar la pisada de los pacientes con artrosis de rodilla

Quizá te interese: Diagnóstico y tratamiento de la artrosis de columna

Últimas investigaciones sobre el calzado

La ciencia y la industria trabajan en un calzado específico que permita reducir el dolor de la artrosis de rodilla. Se trata de productos biomecánicos que se calibran para cada caso particular.

Esto supone un gran avance en el tratamiento de la artrosis. Además, podría ayudar a mejorar otras patologías, como el dolor de espalda o de cadera. Sin embargo, aún no hay evidencia suficiente de que este calzado funcione de manera masiva en toda la población.

La artrosis de rodilla necesita un abordaje completo

Lo que debemos recordar es que cualquier persona con artrosis de rodilla debe tener en cuenta el calzado. Ya no solo por el dolor, sino porque puede estar relacionado con otras complicaciones, como las caídas y las fracturas.

 

Si bien es cierto que aún no existe un calzado ideal para la patología, es esencial consultar siempre con un especialista. Es posible que se encuentre una forma de aliviar los síntomas o, al menos, reducir el impacto en la articulación. Ante la duda, un profesional traumatólogo será quien haga las mediciones correspondientes para recomendar un zapato o una plantilla.

  • Roux, C-H. "Tratamiento médico de la artrosis." EMC-Aparato Locomotor 50.2 (2017): 1-13.
  • Taranilla Mantilla, Miriam. "Tratamiento no farmacológico de la artrosis." (2016).
  • Baker, Kristin, et al. "A randomized crossover trial of a wedged insole for treatment of knee osteoarthritis." Arthritis & Rheumatism 56.4 (2007): 1198-1203.
  • Jiménez Leira, Salvador. "Revisión sistemática: Terapias de ejercicios en personas con artrosis de rodilla." (2018).
  • Moller, Francesca, Luis Ortiz-Muñoz, and Sebastián Irarrázaval. "Uso de bastones contralaterales en artrosis de rodilla." Medwave 20.01 (2020).
  • Baker, Kristin, et al. "A randomized crossover trial of a wedged insole for treatment of knee osteoarthritis." Arthritis & Rheumatism 56.4 (2007): 1198-1203.