Calzone de pollo y parmesano: 2 deliciosas recetas

Yamila Papa Pintor · 2 julio, 2015
El calzone de pollo y parmesano es un plato muy rico que se puede combinar con diferentes ingredientes. No te cansarás de comerlo, de eso no hay duda.

El calzone de pollo y parmesano es un plato delicioso. Lo puedes preparar cuando te ha quedado pollo de la cena o bien si estás algo aburrido de siempre comer esta carne de la misma manera.

También lo puedes combinar con variados ingredientes y ofrecer a tu familia un platillo diferente según la ocasión. No se cansarán de comerlo, de eso no hay duda. A continuación te mostramos dos formas de prepararlo, ambas deliciosas.

Calzone de pollo y parmesano con tomate

Calzone de pollo y parmesano

En esta receta de calzone de pollo y parmesano conviene que los ingredientes estén previamente cocinados. Así,  tardamos menos en preparar el plato. Además, si los añades crudos, el agua que expiden ablandará la masa.

Ingredientes

Para la masa

  • 2 tazas de harina (250 g)
  • 1 cucharada de levadura instantánea (7 g)
  • 1/2 taza de agua caliente (125 ml)
  • 1 cucharada de aceite de oliva (15 ml)
  • 1 cucharadita de sal (5 g)

Para el relleno

  • 4 cucharadas de salsa de tomate (60 g)
  • ½ cebolla
  • Queso parmesano rallado al gusto
  • 1 tomate
  • 150 gramos de pollo asado

Preparación

Masa

  • Primero prepara la masa, para ello, en un recipiente coloca la harina tamizada.
  • Luego, disuelve la levadura con el agua y échala también. Pon el aceite, la sal y mezcla bien hasta que no se te quede pegada en los dedos.
  • Después, tapa con un paño o con papel film y deja reposar para que doble su tamaño.
  • Estira con un rodillo y dale el grosor que quieras (mejor si te queda fina).

Relleno

  • Para el relleno, integra en un plato la salsa de tomate, la cebolla cortada en juliana (cruda), el pollo asado troceado y el tomate cortado en cubitos.

Calzone

  • Corta la masa como un círculo, ayudándote con algo como la tapa de alguna cazuela. Ponla en una fuente engrasada.
  • Desde la mitad hacia uno de los bordes de la masa, esparce el relleno de tomate, cebolla y pollo.
  • Enciende el horno a 210°C y cierra el calzone por la mitad para que te quede un semicírculo. No te olvides de presionar los bordes con un tenedor para que no se abra en medio de la cocción.
  • Espolvorea el queso rallado por encima del calzone y hornea unos 12 minutos.
  • Cuando la masa esté dorada por ambos lados, retira del horno y deja enfriar un poco antes de comer.

Calzone de pollo y parmesano con mozarella

Parmesano rallado para calzone de pollo y parmesano con mozarella

El calzone es un platillo de origen italiano deriva de la pizza y de la focaccia. Puedes rellenarlo como gustes, pero en esta oportunidad te explicamos cómo preparar un calzone de pollo y parmesano, con cebolla de verdeo y mozarella. Es una receta ideal para compartir con amigos un viernes por la noche.

Ingredientes

Para la masa

  • 8 tazas de harina (1 kg)
  • 1 cucharadita de sal (5 g)
  • de levadura fresca (50 g)
  • ½ taza de aceite (100 g)
  • 1 cucharadita de azúcar (5 g)
  • 1 cucharada de curry (8 g)
  • 2 tazas de agua (500 ml)

Para el relleno

  • 2 pechugas de pollo
  • Sal y pimienta al gusto
  • Aceite cantidad necesaria
  • 2 cebollas de verdeo
  • 200 gramos de queso mozzarella
  • 200 gramos de queso parmesano
  • 2 huevos

Preparación

Masa

  • Primero, echa la harina en un recipiente y espolvorea con la sal.
  • Luego, forma un hueco en el medio y pon la levadura desgranada, el azúcar, el aceite y el agua tibia.
  • Después, integra bien todo hasta formar una masa elástica y lisa.
  • Divide en 2 bollos y estira con un rodillo, corta cada masa en forma de círculo.

Relleno

  • Comienza cortando las pechugas de pollo en cubitos y sofríe en una cazuela con un poco de aceite y salpimenta al gusto.
  • Incorpora las cebollas de verdeo troceadas finamente.
  • Después, cocina los huevos con agua para que queden duros.
  • Ralla el queso mozzarella y mezcla en un recipiente con el queso parmesano rallado.
  • Por último, echa el pollo salteado.

Calzone

  • Esparce la mezcla anterior en las dos masas (que ya han de estar en un molde engrasado), la mitad en cada una, desde el centro hasta el borde y luego pon los huevos duros cortados en rebanadas.
  • Luego, cierra los calzones y sella los bordes con un tenedor. Un secreto es que le pongas agua alrededor para que se pegue la masa y no se abra.
  • A continuación, lleva al horno a fuego moderado a fuerte y cocina hasta que se dore bien la masa (unos 20 minutos).
  • Retira y deja que se enfríe bien antes de cortar en porciones.

Otra versión si no quieres usar pollo es el solomillo de cerdo. El calzone se puede comer como entrante o como platillo principal. Mejor si está tibio, aunque hay personas que lo prefieren frío. Todo dependerá de los gustos de los comensales y de la ocasión.

Seguramente, una vez que pruebes una de estas recetas, quedarás tan encantado que querrás probar la otra. ¿Qué esperas para preparar calzone de pollo y parmesano y sorprender a tu familia e invitados? ¡Atrévete!