Cómo el cambio de alimentación ayuda a quedarte embarazada

Un programa de alimentación balanceada es la base fundamental para una buena salud, incluyendo la salud reproductiva. De hecho, la posibilidad de concebir o no, está directamente ligada a la nutrición diaria.

El cambio de alimentación ayuda a quedarte embarazada. De hecho, tanto la dieta como el estilo de vida influyen en el proceso de engendrar un hijo; desde la producción de óvulos, hormonas, hasta las reservas de nutrientes necesarios para el embarazo.

Si se lleva una alimentación sana y balanceada, no solo mejorará su condición física, también la salud reproductiva se verá beneficiada.

Salud reproductiva y la alimentación

De acuerdo con un estudio, entre el 15 y 20% de parejas en edad reproductiva tienen problemas de infertilidad. En realidad, es una tendencia que va en aumento. Algunas causas de este fenómeno son los factores nutricionales, fisiológicos y ambientales, entre otros.

Aunque actualmente no existen investigaciones profundas con respecto a cómo afecta la alimentación en el potencial reproductivo de la pareja, sí se conoce que una mala alimentación puede incidir en la fertilidad.

Buena alimentación.

De acuerdo con el artículo “Antes del comienzo: nutrición y estilo de vida en el periodo preconcepcional y su importancia para la salud futura”, se indica que “una mujer saludable en el momento de la concepción tiene más probabilidades de tener un embarazo exitoso y un niño sano”. Por esa razón, es preciso que la pareja en conjunto cuide su alimentación.

Por qué el cambio en la alimentación ayuda a quedarte embarazada

Una buena alimentación participa en la reparación y regeneración del organismo. Justo esta reparación permite recuperar el equilibrio al interior y por lo tanto en las causas que podrían incidir en la infertilidad.

Asimismo, una página especializada en el tema de la infertilidad y esterilidad indica de manera específica cómo un cambio en la alimentación ayuda a quedarte embarazada.

  • Proporciona sustancias que permiten proteger al ADN, óvulos y esperma de la oxidación por los radicales libres.
  • Mantiene la producción hormonal en equilibrio, así como una función saludable.
  • Se construyen reservas de nutrientes para el embarazo.
  • Ayuda a tener más energía y vitalidad.
  • El estado de salud será óptimo.
  • Reduce las posibilidades de aborto involuntario originado por la resistencia a la insulina.

Conoce: Cómo mejorar la dieta para tener más energía

Qué alimentos debes consumir

Entre los hábitos alimenticios para tener una buena salud reproductiva se encuentra el consumir alimentos de todos los grupos: cereales, legumbres, proteínas, etc.

También es importante comer productos bajos en grasa con vitaminas y minerales esenciales para una función reproductiva óptima. Esto incluye la producción y equilibrio hormonal, salud del óvulo, el sistema circulatorio y el desarrollo fetal.

Las dosis excesivas de vitaminas y minerales pueden disminuir los niveles de fertilidad, al igual que las dietas bajas en calorías, deficiencia de nutrientes, o el sobrepeso. Es por eso que los especialistas insisten en que la alimentación debe ser equilibrada.

Verduras y frutas orgánicas

La principal razón de consumir este tipo de productos se debe a que están libres de sustancias nocivas que generalmente se encuentran en frutas y verduras que adquieres en el supermercado, como los pesticidas y fertilizantes.

Verduras frescas.

Consume pescado de agua fría

Además de ser una buena fuente de proteína y vitaminas, el pescado aporta importantes cantidades de Omega 3, ácidos grasos esenciales que inciden en la producción de hormonas y en la regulación del ciclo menstrual.

Se recomienda ser cuidadoso con el consumo de este tipo de carne y consumir salmón, bacalao, fletán, trucha arcoíris, entre otros. ¿Por qué razón? El principal factor es la concentración de mercurio en algunos peces, como es el caso del atún de aleta amarilla o el pez espada.

Fibra

Una de las causas por las que una pareja no puede concebir es debido a las consecuencias del Síndrome de Ovario Poliquístico. Para mantener un estilo de vida saludable en mujeres con este desbalance hormonal se recomienda consumir alimentos ricos en fibra.

Entre los alimentos mayormente recomendados se encuentran los cereales integrales, avena, lentejas, frijoles, almendras, ciruelas pasas; verduras de hoja verde, el amaranto, dátiles, etc.

Sigue leyendo: Consumir agua: la clave de una vida sana

Mantente hidratada con agua pura

Beber agua es importante. Sin embargo, se debe poner atención en la calidad del agua. Lo mejor será tomar agua purificada o filtrada evitando aquella que viene embotellada en plástico o bien, del grifo. ¿Por qué razón?

El agua que se encuentra en botellas de plástico podría contener ciertas partículas que alteran el equilibrio hormonal. Por otra parte, en el caso del agua de grifo, esta podría contener químicos o pesticidas provenientes de ambientes agrícolas. Evita consumir agua de este tipo.

Agua mineral embotellada.

Otro punto a destacar, es no excederse con el consumo de agua. Si lo haces, los niveles de sodio en el cuerpo podrían descender dando paso a la intoxicación por agua. Recuerda, mantener el equilibrio es la clave para tener una alimentación que ayude a quedarte embarazada.

Conclusiones

Adoptar una alimentación nutritiva y balanceada es la base para quedarte embarazada, pero no solo eso. Tu cuerpo se encontrará en un estado ideal para pasar por los procesos que conducen hacia la gestación y lactancia. Como resultado, disminuirá el riesgo de la prematuridad y morbilidad en los bebés no nacidos.

Gracias al cambio de alimentación, tendrás la seguridad de contar con una excelente salud reproductiva y física. La clave radica en comer con moderación y basarse en una dieta de frutas, verduras y cantidades adecuadas de proteínas.

Ten en mente: una mujer que desea quedarse embarazada debe cuidar de sí misma. Si ella está bien de salud, entonces podrá ofrecerle una mayor cantidad de nutrientes necesarios para el desarrollo del bebé. ¿Por qué no consideras cambiar tus hábitos alimenticios desde ahora? Tu organismo lo agradecerá.