Cambios a nivel cerebral por sedentarismo

21 Abril, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la enfermera Maria Marin Garcia
En la sociedad actual, con el aumento de comodidades en el hogar, transporte, tecnología o las largas jornadas laborales en el trabajo, cada vez más personas llevan un estilo de vida sedentario que puede resultar nocivo para la salud.

Para saber si existen cambios a nivel cerebral por sedentarismo, antes debemos conocer qué es el sedentarismo. El sedentarismo es un modo de vida de las personas que apenas hacen ejercicio físico.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la inactividad física y el sedentarismo son importantes factores de riesgo de mortalidad a nivel mundial. Aumentan el riesgo de padecer enfermedades no transmisibles, como son enfermedades cardiovasculares, diabetes o cáncer.

Se ha estimado que uno de cada cuatro adultos en el mundo no tiene un nivel suficiente de actividad física. Así mismo, al menos el 60 % de la población no realiza actividad física para obtener beneficios para su salud.

Son varios los estudios que afirman que realizar ejercicio físico produce cambios positivos a nivel cerebral a corto y largo plazo. Pero, por el contrario, ¿puede la inactividad física provocar cambios a nivel cerebral? Todas las respuestas a tus preguntas las encontrarás en este espacio.

¿Qué cambios se producen a nivel cerebral por sedentarismo?

Hasta hace dos décadas, numerosos científicos creían que la estructura del cerebro se moldeaba al llegar a la edad adulta y que no era posible crear nuevas células cerebrales ni alterar la estructura de las que ya existían. Ahora, se ha demostrado que el ejercicio puede moldear el cerebro estimulando la creación de nuevas células.

El ejercicio es uno de los factores que más cambian el cerebro. La falta de actividad también puede ocasionar cambios, pero, en este caso, a la inversa. Estar sentados durante muchas horas provoca un adelgazamiento del lóbulo medio temporal, un área de nuestro cerebro relacionada con la formación de la memoria.

Nuestro cerebro tiene múltiples conexiones para controlar todas las funciones vitales del organismo. Estas son, por ejemplo, la respiración, la presión arterial, la memoria, la función cardíaca y muchas otras actividades que se realizan de manera inconsciente.

Si desarrollamos un estilo de vida sedentario, pueden producirse cambios en las estructuras neuronales que forman parte de estas conexiones. Por ese motivo, la inactividad física tiene una influencia negativa para nuestra salud.

enfermedades crónicas
El sedentarismo es uno de los factores de riesgo más relevantes en nuestra época

Quizá te interese: Riesgos del sedentarismo

El ejemplo que hizo que comprendiéramos los cambios a nivel cerebral por sedentarismo

Esto se ha comprobado recientemente en un estudio llevado a cabo por la Escuela de Psicología de la Universidad Estatal de Wayne, que realizó observaciones de actividad cerebral sobre ratas sedentarias y ratas activas físicamente.

Después de 3 meses, las ratas sedentarias presentaron más ramificaciones de lo habitual en neuronas que controlan la respiración, la presión arterial y muchas más funciones que realizamos inconscientemente. Esta parte del cerebro está íntimamente relacionada con el desarrollo de enfermedades del corazón y la hipertensión.

Para que se entienda mejor, en el cerebro de las personas sedentarias hay una hiperactividad de la zona que controla las funciones vitales en comparación con las personas que hacen ejercicio, que mantienen la misma cantidad de ramificaciones en dicha zona.

Por esta razón, en el cerebro de las personas sedentarias, la zona relacionada con el desarrollo de enfermedades del corazón y la hipertensión está más activada. Por tanto, tienen más riesgo de padecer estas enfermedades.

Será interesante: 9 hábitos que matan las neuronas y afectan la salud cerebral

Entonces, ¿qué implica el sedentarismo para nuestra salud cerebral?

cambios cerebrales

A largo plazo, también puede derivar en múltiples problemas de deterioro cognitivo, como son las demencias. Esto es debido a que muchas de las conexiones neuronales se producen en la sustancia blanca cerebral.

La sustancia blanca se encarga de realizar la comunicación entre distintas partes de nuestro sistema nervioso. Si se aumenta su carga de trabajo, llegará el momento que nuestras células se saturen y pierdan actividad o mueran.

El caso mencionado de las ratas puede ser aplicado a todas las células de nuestro organismo. La inactividad de unas células hace que otras células de nuestro cuerpo deban trabajar más, hasta, incluso, agotarse.

Debe existir un punto intermedio, en el que todo nuestro organismo colabore en el funcionamiento correcto de las funciones vitales que nos permiten estar sanos y vivos.

Por último, como hemos mencionado anteriormente, un estilo de vida sedentario puede relacionarse con un deterioro de las fibras nerviosas cerebrales. Esto es debido a que nuestro cuerpo no gasta la energía de manera externa y aumento de la carga de trabajo de las células de nuestro cerebro.

Así, esto puede provocar que, a corto plazo, podamos sufrir problemas como:

  • Depresión.
  • Estrés.
  • Ansiedad.
  • Dolor de cabeza.
  • Cansancio generalizado.
  • Problemas de concentración.
  • Disminución del rendimiento.
  • Baja autoestima.

En conclusión

Es importante mantener hábitos de ejercicio físico diario para mejorar nuestra salud, tanto física como psicológica. De esta manera, conseguiremos mantenernos saludables en todos los aspectos de nuestra vida.

  • Gallego JG. Editorial 74 Arch Med Deporte 2013;30(2):74-75.
  • Actividad física [Internet]. [citado 15 de abril de 2020]. Disponible en: https://www.who.int/es/news-room/fact-sheets/detail/physical-activity
  • Estilos de vida saludable - ¿Qué es el sedentarismo? . [citado 15 de abril de 2020]. Disponible en: http://www.estilosdevidasaludable.mscbs.gob.es/actividadFisica/sedentarismo/queEs/home.htm
  • Salinas Martínez F, Cocca A, Mohamed Jesús Viciana Ramírez K. Actividad Física y sedentarismo: Repercusiones sobre la salud y calidad de vida de las personas mayores Physical activity and sedentary lifestyle: Impact on health and quality of life of older people. 2010 [citado 15 de abril de 2020];17:126–9. Disponible en: www.retos.org
  • Mischel NA, Llewellyn-Smith IJ, Mueller PJ. Physical (in)activity-dependent structural plasticity in bulbospinal catecholaminergic neurons of rat rostral ventrolateral medulla. J Comp Neurol [Internet]. 15 de febrero de 2014 [citado 15 de abril de 2020];522(3):499–513. Disponible en: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/24114875