Cáncer: qué es, cómo se extiende y cómo se trata

Existen multitud de tipos de cáncer en función del tejido en el que las células comiencen a dividirse sin control.

El término cáncer comprende a un amplio grupo de enfermedades. Por norma general en ellas las células de un determinado tejido comienzan a crecer sin control, sobrepasando a las normales. Asimismo, no poseen una muerte programada por lo que son células “inmortales” si no son atacadas.

Esta alteración tiene su origen en una mutación o modificación en el material genético o ADN de las células. Todavía no existe una causa concreta que produzca cáncer pero sí se han determinado los factores de riesgo más usuales. Como por ejemplo, el consumo de alcohol, tabaco y sustancias químicas. También influye el estado físico del paciente y su exposición a radiación y/o ciertas enfermedades.

Por tanto esta patología puede afectar a casi cualquier célula de nuestro organismo. Por ejemplo, los pulmones, la lengua, la sangre, los huesos, etc.

También podemos encontrar diferencias entre los distintos subtipos de cáncer. Existen diferencias en cuanto su evolución, reacción ante los tratamientos etc. que varían en cada paciente. Actualmente se ha desarrollado un sistema que permite clasificar cada subtipo de cáncer en función de la etapa o estadio que presente.

Durante el diagnóstico el equipo médico suele buscar tumores en los tejidos afectados. Los tumores son prominencias que se forman debido al crecimiento excesivo de las células de la zona. Podemos podemos diferenciar entre dos tipos de tumores: malignos (si son cancerosos) o benignos (no se asocian al cáncer).

Cómo se extiende el cáncer

Características del cáncer avanzado

Sin embargo, a pesar de que el cáncer se origina en una determinada región las células cancerosas pueden desplazarse a otras zonas. Así, se propaga el trastorno, agravándose. A este proceso se le denomina metástasis.

En primer lugar, las células del tumor original se separan de esta agrupación y se desplazan por los tejidos cercanos. Si alcanza el aparato circulatorio puede afectar a sus células y/o viajar hasta cualquier otra parte del cuerpo. El aparato circulatorio incluye tanto la sangre como la linfa.

Sin embargo, las células del nuevo tumor no presentan diferencias con las del tumor original. Es decir, existe el mismo tipo de células en ambas categorías de cáncer.

Ver también: Aprende a detectar los primeros síntomas del cáncer de mama

Tratamientos para el cáncer

Efectos de la quimioterapia en el organismo

Hasta el momento se han conseguido elaborar distintos tipos de tratamientos para esta enfermedad. Sin embargo, varían en la respuesta de cada subtipo y las características que el cáncer presente en el paciente.

Por otra parte, el objetivo final del tratamiento será aliviar los síntomas o señales que muestre el individuo. Asimismo, se recomendarán ciertos procedimientos para reducir la extensión del cáncer e intentar destruir las células cancerosas. Pueden utilizarse varias técnicas a la vez si son compatibles y beneficiosas para el sujeto. Los más comunes son:

  • Cirugía. En estas intervenciones quirúrgicas se suele extirpar la zona alterada (tumor) y parte del tejido próximo. Por norma general, se lleva a cabo en los pacientes que presentan un cáncer muy localizado o con poca extensión (primario).
  • Radioterapia. Se aplica un cantidad controlada de radiación sobre las células cancerosas (localizadas) para tratar de destruirlas progresivamente.
  • Quimioterapia. Se le recetan al sujeto ciertos medicamentos que contienen una gran cantidad de sustancias que atacan a las células cancerosas. Así, como estos compuestos utilizan el aparato circular, pueden tratar cualquier tipo de cáncer. Pueden administrarse tanto de forma oral como intravenosa.
  • Terapia biológica o inmunoterapia. Fomentan al sistema inmunológico a atacar a las células alteradas, reducir los efectos secundarios de otras terapias, reparar las células normales, etc.
  • Terapias dirigidas. Incluyen un tipo distinto de medicamentos que atacan a cambios o modificaciones genéticas. Por ejemplo, las que presentan los tumores cancerosos.
  • Ensayos clínicos.

Te recomendamos leer: Efectos de la quimioterapia en el organismo

Efectos secundarios de los tratamientos

Quimioterapia l

Asimismo, el paciente puede experimentar una serie de efectos adversos durante la utilización de estas pautas. Los efectos secundarios más comunes son:

  • Náuseas y vómitos.
  • Debilidad, fatiga o cansancio.
  • Pérdida de cabello y alteraciones en la piel.
  • Aumento de riesgo a padecer infecciones.

Ante la sospecha de cáncer o la presencia de cualquier síntoma relacionado se recomienda acudir a su equipo médico para consultarlo lo antes posible.