Candidiasis genital: ¿Puede afectar mi vida sexual?

Virginia Martínez · 11 mayo, 2019
Este artículo ha sido verificado y aprobado por el farmacéutico Sergio Alonso Castrillejo el 10 mayo, 2019
Aunque no es una ETS, la candidiasis puede contagiarse. Además, debido a que provoca irritación y dolor en la zona vaginal, puede hacer que la relación sexual resulte realmente molesta.

La candidiasis genital es un tipo de infección muy común. De hecho, estadísticamente, la mayoría de las mujeres la presentará en algún momento de sus vidas. No obstante, surge una pregunta, ¿afecta a la vida sexual? Veámoslo en este artículo.

La candidiasis genital

La candidiasis en una infección provocada por un hongo denominado Candida albicans. Este puede afectar no sólo a los órganos genitales, sino también a otras partes del cuerpo provocando candidiasis en la piel, muguet (candidiasis oral), etc.

Cuando afecta a la zona genital, la candidiasis es una de las afecciones ginecológicas más comunes, especialmente entre mujeres. No obstante, no es exclusiva del sexo femenino, sino que también puede afectar a los hombres.

En general, la cándida es un hongo que habita junto a otros microorganismos en el interior de la vagina. Allí, coexisten en pleno equilibro conformando la microbiota vaginal. Sin embargo, en determinadas ocasiones, el hongo de la cándida puede crecer, llevando a un desequilibrio de la flora vaginal y provocando la candidiasis.

Mujer con las manos en el abdomen
La cándida es uno de los microorganismos que habitan normalmente la flora vaginal, hasta que se reproduce y produce la infección.

Aunque no es una peligrosa, en muchos casos puede llegar a ser una infección recurrente. Por eso, es importante que consultemos al ginecólogo.

Por otra parte, como hemos indicado, la candidiasis también puede afectar a los hombres. En efecto, puede que las mujeres sean más propensas a padecerla, pero los varones no están libres de sufrir este tipo de infección.

De este modo, cuando el hongo de la cándida afecta al pene, provoca balanitis, es decir, inflamación del prepucio y del glande. Además, puede aparecer enrojecimiento, sensación de ardor y comezón e incluso una capa blanquecina. Así, como en el caso de las mujeres, puede llegar a provocar molestias y dolor durante el acto sexual.

Te recomendamos leer: Cómo prevenir la candidiasis vaginal

Causas

Algunas de las causas de la aparición de candidiasis pueden ser:

  • Alteraciones de la flora vaginal (consumo prolongado de antibióticos)
  • Diabetes, obesidad
  • Ingesta excesiva de alcohol
  • Debilitamiento del sistema inmune (VIH, trasplantes, quimioterapia, etc.)
  • Uso de ropa interior sintética
  • Cambios hormonales (en el embarazo)
  • Higiene excesiva con jabones y sustancias agresivas
Mujer tomando antibióticos
El consumo de antibióticos elimina las bacterias beneficiosas de la microbiota, lo que favorece el crecimiento de la cándida.

Los síntomas más característicos de una infección genital por cándida son:

  • Picor, ardor
  • Irritación
  • Enrojecimiento e inflamación
  • Dolor al orinar
  • Secreción vaginal espesa de color blanco
  • En los varones, balanitis o inflamación del prepucio y del glande

Tratamiento

Puesto que la candidiasis está originada por un hongo, lo normal es que el ginecólogo recete un tratamiento antifúngico. En efecto, habitualmente se aplicará un ungüento o crema según la dosis recomendada y la infección remitirá en pocos días. No obstante, debemos acudir al ginecólogo teniendo en cuenta que:

  • Sólo el especialista podrá determinar que la infección es realmente por cándida. Por tanto, podrá recetar el tratamiento adecuado, descartando otro tipo de afecciones.
  • Por otra parte, las cremas antifúngicas se pueden obtener sin receta. No obstante, es importante no automedicarse y atender a las indicaciones de nuestro médico.

Te recomendamos leer: El tratamiento antibiótico para la candidiasis genital

¿Afecta la candidiasis genital a la vida sexual?

Pareja con un preservativo
El uso de métodos anticonceptivos de barrera impiden el contagio de la cándida a las parejas sexuales.

La respuesta es sí. En efecto, la candidiasis puede afectar la vida sexual. Por ello, debemos tomar precauciones si vamos a mantener relaciones sexuales mientras tenemos candidiasis. ¿Las razones?

  • La candidiasis puede producir dolor, ardor e irritación. Por eso, puede provocar que el acto sexual resulte realmente molesto. Así, se recomienda no mantener relaciones sexuales hasta que la infección desaparezca por completo.
  • Asimismo, aunque no es una ETS, existe la posibilidad de contagio a la otra persona. En efecto, puede provocarle balanitis, quemazón y enrojecimiento en la zona genital después del contacto sexual, si es un hombre.
  • En este sentido, si se mantienen relaciones, es imprescindible el uso de preservativo.
  • Por otra parte, puesto que el acto sexual puede provocar que la irritación aumente, puede entorpecer la recuperación. De este modo, aunque no son un riesgo para el tratamiento, sí que es recomendable abstenerse hasta que la infección desaparezca.

Conclusión

La candidiasis es una infección, pero no especialmente peligrosa. Además, con el tratamiento adecuado, puede desaparecer en cuestión de días.

No obstante, mantener relaciones sexuales mientras se padece puede conllevar determinados problemas como es contagiar a la otra persona. Asimismo, puede provocar retraso en la curación. Además, puesto que la candidiasis implica síntomas como la irritación, el acto sexual puede no resultar agradable.

Por todas estas razones, los especialistas aconsejan abstenerse de mantener relaciones sexuales hasta que la infección desaparezca por completo.

No obstante, si se mantienen, es recomendable el uso de preservativo para evitar el contagio. En efecto, tras el acto sexual, la otra persona puede presentar síntomas, tales como enrojecimiento o irritación. Así, nuestra pareja necesitará también tratamiento.

  • Frank C. Odds (1987) Candida Infections: An Overview, CRC Critical Reviews in Microbiology, 15:1, 1-5, DOI: 10.3109/10408418709104444
  •  Nwokolo N C, Boag F C (mayo de 2000). «Chronic vaginal candidiasis. Management in the postmenopausal patient». Drugs Aging' 16 (5): 335-339.
  • David LM, Walzman M, Rajamanoharan S (octubre de 1997). «Genital colonisation and infection with candida in heterosexual and homosexual males». Genitourin Med' 73 (5): 394-6.